Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Toxoplasma gondii

¿Tiene esta prueba otros nombres?

Reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para detectar el ADN del Toxoplasma gondii.

¿Qué es esta prueba?

Esta prueba se usa para diagnosticar la infección por Toxoplasma gondii en el feto. El T. gondii es un parásito que puede infectar a los seres humanos, pero las infecciones, a menudo, no causan ningún síntoma. Las personas pueden infectarse por este parásito después de comer carne infectada poco cocida, especialmente carne de cerdo y cordero, o después de beber agua contaminada. Las personas también pueden estar expuestas al parásito al manipular heces de gato.

Esta enfermedad preocupa especialmente a mujeres embarazadas. Si una mujer contrae una infección por el parásito por primera vez mientras está embarazada, la infección puede llegar hasta el feto. Esto puede provocar defectos de nacimiento, como daño en el cerebro y problemas graves en los ojos. Es posible que los niños que no parezcan haber sido infectados al momento de nacer de todos modos desarrollen problemas en el futuro. Las mujeres que están infectadas antes de quedar embarazadas solo en raras ocasiones transmiten la enfermedad a su bebé por nacer.

Para la prueba, se inserta una aguja a través del abdomen o vientre de una mujer embarazada para llegar al útero, y se retira una cantidad pequeña del líquido que rodea al feto. Este líquido se denomina líquido amniótico. 

¿Por qué debo realizarme esta prueba?

Usted puede realizarse esta prueba si está embarazada y su proveedor de atención médica tiene fuertes sospechas de que usted tiene una infección reciente por T. gondii. Los resultados pueden ayudar a guiar tratamientos que podrían ayudar a evitar que su bebé tenga problemas médicos.

¿Qué otras pruebas podría hacerme junto con esta prueba? 

Es posible que su proveedor de atención médica quiera realizarle pruebas de detección de anticuerpos denominados IgM e IgG, que su sistema inmunitario produce para combatir este parásito. Estas pruebas pueden ayudar a averiguar si usted se ha infectado durante el embarazo. También es posible que le hagan un análisis de sangre para buscar esta infección.

Además, el proveedor tal vez quiera examinar al feto mediante una tomografía computarizada o una ecografía. 

¿Qué significan los resultados de mi prueba?

El resultado de una prueba de laboratorio puede verse afectado por muchos aspectos, incluido el método que usa el laboratorio para realizar la prueba. Aunque los resultados de sus pruebas sean diferentes del valor normal, es posible que usted no tenga ningún problema. Para saber qué significan sus resultados, hable con su proveedor de atención médica.

Si los resultados de su prueba son negativos, ni usted ni su feto tienen una infección. Un resultado positivo significa que usted y su feto tienen T. gondii. 

¿Cómo se realiza esta prueba?

Para esta prueba, es necesario tomar una muestra del líquido amniótico que rodea al feto haciendo una amniocentesis. Usando la ecografía como guía, su proveedor de atención médica introducirá una aguja larga en su abdomen y útero. 

¿Implica esta prueba algún riesgo?

Los riesgos del procedimiento de amniocentesis incluyen:

  • Cólicos o retortijones y molestias

  • Sangrado vaginal de la madre

  • Lesiones fetales

  • Filtración de líquido amniótico después del procedimiento

  • Aborto espontáneo, que ocurre en, aproximadamente, uno de cada 300 a 500 procedimientos

Además, si tiene hepatitis, VIH u otra infección crónica, esta podría infectar al feto. 

¿Qué aspectos podrían afectar los resultados de mi prueba?

La prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) no puede encontrar el ADN del T. gondii en el líquido amniótico si usted desarrolla anticuerpos contra el parásito durante el primer trimestre de su embarazo.

¿Cómo me preparo para esta prueba?

Consulte con su proveedor de atención médica para saber si debería tomar alguna medida en especial para prepararse para esta prueba.  

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.