Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Citomegalovirus (en líquido amniótico)

¿Tiene esta prueba otros nombres?

No.

¿Qué es esta prueba?

Esta prueba detecta la presencia del citomegalovirus (CMV), un virus que pertenece a la familia de virus del herpes, en un bebé en desarrollo. La familia del herpes incluye el herpes simple; la varicela zóster, que causa varicela y culebrilla; y la mononucleosis por el virus de Epstein-Barr. 

El citomegalovirus es común en los adultos e, incluso, los niños. Entre el 50% y el 80% de todos los adultos tendrán CMV para cuando tengan 40 años. Por lo general, no se detecta porque los síntomas reales son poco frecuentes. La mayoría de los síntomas que podría experimentar son relativamente leves y parecidos a los de la gripe.

Una vez que contrae el virus, siempre lo portará en un estado latente o no activo y producirá anticuerpos para mantener controlado el virus. El CMV puede “diseminarse” o permanecer en el medioambiente, incluso sin que usted tenga ningún síntoma.

El CMV se propaga de dos formas. Se puede contraer a través del contacto con los fluidos corporales de una persona infectada que está en etapa de diseminación del virus y puede transmitirse de una mujer a su bebé por nacer durante el embarazo o el parto, y a su hijo recién nacido al amamantarle. El mayor problema es cuando una mujer contrae el CMV por primera vez durante el embarazo. La infección se transmite al bebé en alrededor de un tercio a la mitad de las veces y puede implicar una amenaza de salud en hasta el 15% de estos bebés, incluso si no tienen síntomas al nacer. 

Más adelante, el CMV en un recién nacido puede provocar:

  • Pérdida de la audición

  • Pérdida de la visión

  • Discapacidades del aprendizaje

  • Leve agrandamiento del hígado y el bazo

  • Pequeñas manchas de color rojo en la piel

  • Problemas en los ojos

  • Convulsiones

Si ha tenido CMV antes de quedar embarazada y este vuelve a activarse, de todos modos podría infectar a su bebé por nacer, pero las probabilidades son mucho más bajas: solo alrededor del 1%. De esos bebés infectados, solo del 1% al 10% tendrán síntomas al nacer y hasta el 15% podrá desarrollar síntomas de la enfermedad por CMV más adelante.

Los médicos pueden detectar la presencia del citomegalovirus de varias formas. Para detectarlo en un bebé por nacer, la prueba se realiza en el líquido amniótico, el líquido del saco amniótico, donde se desarrolla el bebé. El procedimiento que se usa para obtener una muestra de líquido amniótico se denomina amniocentesis. La muestra de líquido amniótico se colocará en una cubeta especial con una sustancia que fomentará el crecimiento del virus, si está en la muestra.

¿Por qué debo realizarme esta prueba?

Usted podría necesitar esta prueba si está embarazada y tiene síntomas similares a los de la mononucleosis.

Los síntomas incluyen:

  • Fiebre prolongada

  • Dolor de garganta

  • Fatiga

  • Malestar

  • Ganglios hinchados

También le podrían realizar esta prueba si tiene muy poco líquido amniótico, un posible signo de CMV.

¿Qué otras pruebas podría hacerme junto con esta prueba? 

Es posible que su médico también le pida otras pruebas con su líquido amniótico. Con el líquido amniótico, se pueden realizar pruebas de detección de otras afecciones graves de salud, que incluyen anormalidades cromosómicas que podrían significar síndrome de Down, trastornos genéticos, como la fibrosis quística, y defectos del tubo neural, como la espina bífida. 

¿Qué significan los resultados de mi prueba?

Muchos aspectos pueden afectar los resultados de sus pruebas de laboratorio. Estos incluyen el método que usa cada laboratorio para realizar la prueba. Aunque los resultados de sus pruebas sean diferentes del valor normal, es posible que usted no tenga ningún problema. Para saber qué significan sus resultados, hable con su proveedor de atención médica.

Los resultados son normales cuando son negativos, lo que significa que no se encontró el CMV. Los resultados positivos significan que su bebé en desarrollo ha estado expuesto al CMV.

Si sus resultados son positivos, se le hará un hisopado de saliva o una prueba de cultivo en la orina a su recién nacido en el término de las primeras dos a tres semanas de vida. Si su recién nacido obtiene un resultado positivo de CMV, el proveedor de atención médica de su hijo observará de cerca el desarrollo de la audición, la visión y el cerebro del bebé. Quizás también quiera analizar la posibilidad de usar medicamentos antivirales para el bebé.

¿Cómo se realiza esta prueba?

Para esta prueba, se requiere una muestra de líquido amniótico. La muestra se recolecta durante un procedimiento denominado amniocentesis. Por lo general, se realiza en un consultorio médico.

Durante este procedimiento, usted se recuesta sobre una mesa de examinación, y un profesional de atención médica usa una máquina de ultrasonido para proyectar una imagen de su bebé por nacer en un monitor. Estas imágenes determinan de qué lugar extraer la muestra de líquido sin tocar al feto.

Un proveedor de atención médica le aplica anestesia local en su abdomen y, luego, le inyecta una aguja para extraer una pequeña muestra de líquido amniótico. Recolectar la muestra de líquido, por lo general, solo lleva alrededor de cinco minutos, pero es posible que usted esté en el centro durante 45 minutos o más. 

¿Implica esta prueba algún riesgo?

La amniocentesis se considera un procedimiento seguro, pero usted tiene una probabilidad de 1 en 300 a 500 de tener un aborto espontáneo. Los abortos espontáneos pueden producirse si usted desarrolla una infección en su útero, si rompe bolsa en forma prematura o si entra en trabajo de parto antes de tiempo.

Es muy poco frecuente que el bebé entre en contacto con la aguja. Los proveedores de atención médica observan el monitor muy atentamente.

Después del procedimiento, usted puede sentir cólicos o retortijones, perder un poco de líquido o sangre por su vagina, o sentir molestias alrededor del lugar de la punción. Si alguno de estos síntomas persiste o empeora, o si usted desarrolla fiebre, llame a su proveedor de atención médica de inmediato. Pregunte a su médico si debería evitar hacer determinadas actividades después del procedimiento.

¿Qué aspectos podrían afectar los resultados de mi prueba?

Tomar medicamentos antivirales o medicamentos que reprimen su sistema inmunitario afectará sus resultados. Por este motivo, si usted toma estos medicamentos, es posible que no pueda hacerse esta prueba.

¿Cómo me preparo para esta prueba?

Asegúrese de indicarle al proveedor de atención médica si está tomando medicamentos antivirales, incluso si es para tratar alguna afección común, como un herpes labial. Además, asegúrese de que su médico sepa todos los otros medicamentos, productos a base de hierbas, vitaminas y suplementos que usted está tomando. Esto incluye los medicamentos que no necesitan receta y cualquier droga ilícita que pueda usar. 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.