Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cómo reconocer el delirio: una lista de control para cuidadores

El delirio es un cambio repentino en el estado mental de una persona que sucede a lo largo de períodos de tiempo cortos. Puede hacer que la persona tenga dificultades para prestar atención o para seguir una conversación. El pensamiento y el habla de la persona pueden ser incoherentes, ilógicos, poco claros e impredecibles. El estado mental de una persona puede variar desde estar agitado y alerta a aletargado y adormecido.

El delirio puede, en ocasiones confundirse con demencia. Con frecuencia, ambas afecciones se presentan al mismo tiempo, pero el delirio se da en un período corto, que puede ser de horas o días), mientras que la demencia aparece más gradualmente, a lo largo de meses o años.

El delirio es una emergencia médica. Si el delirio no se diagnostica y se trata, puede ocasionar problemas permanentes e, incluso, la muerte.

Una lista de control para los signos de delirio

A continuación, se presenta una lista de control con los signos de delirio. Es importante que recuerde que los signos de delirio suceden rápidamente, en el transcurso de horas o días. Pueden aparecer y desaparecer, y puede que sean peores por la tarde/noche. También es posible que la persona cambie entre los signos.

Marque si la persona:

Se ve notoriamente más adormecida y silenciosa que de costumbre O BIEN más inquieta y perturbada que de costumbre

Se nota confundida o desorientada de repente

Actúa de manera violenta

Tiene dificultades para prestar atención y concentrarse en una conversación

Ve cosas que los demás no ven

Oye cosas que los demás no oyen

Cree en cosas que se sabe que no son verdaderas

Cree que la gente quiere hacerle daño

Cambia el tema de conversación con demasiada frecuencia al hablar

Habla de cosas que a los demás les resultan extrañas

Tiene ansiedad, se ve triste o llorosa, o tiene sentimientos intensos de alegría y entusiasmo (euforia) que cambian rápidamente

Tiene poco equilibrio al caminar que no se debe a un problema médico anterior

Tiene dificultades para concentrarse en tareas simples

Si marcó cualquiera de los signos antes mencionados, su ser querido podría tener delirio. Si cree que la persona presenta cualquiera de los signos antes mencionados, puede hacer dos pruebas simples para comprobar su estado mental. Una de estas pruebas es para comprobar su atención, y la otra para saber si está pensando con claridad.

Prueba de atención

Dígale a la persona: “Voy a leerte una serie de 10 letras. Cada vez que oigas la letra A, tienes que apretarme la mano”. Lea estas letras, haciendo una pausa de unos 3 segundos entre letra y letra: S A V E H A A R T. Cuente cuántas veces la persona no le apretó la mano al oír la letra A. Cuente cuántas veces le apretó la mano al oír una letra que no era una A. Si tuvo 3 errores o más, es posible que la persona tenga delirio.

Prueba de pensamiento

Haga las siguientes cuatro preguntas a la persona:

  1. ¿Flota una piedra en el agua? (Respuesta correcta: No)

  2. ¿Hay peces en el mar? (Respuesta correcta:)

  3. ¿Pesa una libra más que dos? (Respuesta correcta: No)

  4. ¿Puedes usar un martillo para clavar un clavo? (Respuesta correcta: )

Cuente las veces que la persona dio una respuesta incorrecta. Si tuvo 2 errores o más, y antes podía responder bien a estas preguntas, es posible que la persona tenga delirio.

Cuándo obtener ayuda médica

Si alguien está mostrando signos de delirio, llame de inmediato a su proveedor de atención médica. O llame al 911 o a su número local de emergencias. Explique al proveedor de atención médica o a los servicios de emergencia los signos de delirio que notó en la persona.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.