Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tomar aspirina para la aterosclerosis

La aspirina es un medicamento que suele recetarse para tratar la aterosclerosis—un trastorno que afecta a los vasos sanguíneos que transportan la sangre fuera del corazón (arterias). Tener aterosclerosis implica un mayor riesgo de ataque cardíaco o cerebral. La aspirina se receta para ayudarle a prevenir dichos ataques.  Corte transversal de una arteria con placa en la pared.

Por qué necesita tomar aspirina

La placa (una sustancia grasa) puede acumularse en las paredes de las arterias, estrechando el conducto a través del cual fluye la sangre. Puede formarse un coágulo de sangre en la placa; el coágulo puede obstruir la arteria y bloquear el flujo de sangre. Ciertas afecciones como la enfermedad arterial coronaria y la enfermedad arterial periférica podrían presentarse. La enfermedad arterial coronaria ocurre cuando la placa se acumula en las arterias coronarias. Estas arterias suministran al corazón sangre rica en oxígeno. La enfermedad arterial periférica ocurre cuando la placa se acumula en las arterias de las piernas. Los mismos factores que causan la enfermedad arterial coronaria y la enfermedad arterial periférica pueden causar la formación de placa en otras arterias del cuerpo, como las del corazón o el cerebro. Cuando se acumula placa en cualquiera de estas arterias, aumenta el riesgo de ataque cardíaco y cerebral.

Cómo actúa la aspirina

La aspirina es un antiagregante plaquetario (también llamado “diluyente de la sangre”) cuya función es disminuir la probabilidad de que se formen coágulos. Esto a su vez reduce el riesgo de bloqueos en las arterias. Las personas con alto riesgo de ataque cardíaco o cerebral pueden tomar aspirina todos los días. También se usa después de la colocación de un stent (un tubo muy pequeño de malla de alambre) en una arteria para ayudar a prevenir la formación de coágulos en el stent.

Cómo tomar aspirina sin peligro

Informe a su proveedor de atención médica acerca de todos los demás medicamentos que esté tomando. Informe también si tiene antecedentes de úlceras o de problemas hemorrágicos (sangrado). Pregúntele si debe dejar de tomar aspirina antes de que le hagan procedimientos quirúrgicos o dentales. Tome siempre los medicamentos según las indicaciones.

Consejos para tomar aspirina

  • Desarrolle una rutina. Por ejemplo, tome la aspirina con la misma comida todos los días.

  • No tome más cantidad que la indicada. Una dosis baja da los mismos beneficios que una alta, con menor riesgo de efectos secundarios.

  • No omita ninguna dosis. La aspirina debe tomarse todos los días para que surta efecto.

  • Lleve la cuenta de lo que toma. Un pastillero con los días de la semana puede ser útil, especialmente si toma varios medicamentos distintos. También puede usar una lista o una planilla para llevar la cuenta.

Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica

Los efectos secundarios de la aspirina no suelen ser graves. Si tiene problemas, es posible que un cambio de dosis le resulte útil. Llame a su proveedor de atención médica si tiene cualquiera de los siguientes:

  • Muchos hematomas (moretones). Una cantidad limitada de moretones es normal.

  • Hemorragia (sangrado) por la nariz o en las encías, u otro tipo de sangrado excesivo.

  • Trastornos estomacales o dolor de estómago.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.