Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo necesita una operación: El día de la operación

A su hijo lo van a operar. Esta experiencia puede causarles miedo tanto a usted como al niño. Saber lo que puede esperar puede ayudarles a ambos a sentirse mejor sobre la operación. Esta hoja contiene un resumen general de lo que sucederá el día de la operación y sugerencias sobre cómo ayudar a su hijo a recuperarse posteriormente.

En casa antes de la operación

Siga todas las instrucciones sobre alimentos, bebidas y medicamentos que le dé el proveedor de atención médica de su hijo; quizás esto signifique que el niño no puede comer ni beber absolutamente nada durante una cierta cantidad de tiempo antes de la operación.

Lo que debe traer consigo al hospital

A continuación verá una lista de artículos que quizás tenga que traer consigo al hospital:

  • Información de identificación para usted y su hijo (como una licencia de conductor o tarjeta del seguro social)

  • Tarjetas de seguro médico

  • Comprobante de tutela (si usted no es el padre o madre biológico del niño)

  • Expedientes clínicos de su hijo

  • Una lista de los medicamentos que su hijo toma

  • Un artículo reconfortante para su hijo, como por ejemplo un juguete o una manta

  • Ropa interior o pañales adicionales para su hijo

  • Ropa adicional para usted y su hijo si se prevé que el niño va a pasar una o varias noches en el hospital

  • Libros, juguetes o juegos para distraer a su hijo

Antes de la operación

  • Preséntese en el hospital 90 minutos antes de la operación de su hijo. Asegúrese de llegar puntualmente.

  • Quizás le pidan que acuda al departamento de admisiones para registrar a su hijo para la operación. A veces el registro puede efectuarse de antemano, ya sea durante una visita previa al hospital, por vía telefónica o por Internet.

  • Quizás haya un período de espera antes de que preparen a su hijo para la operación. Tenga listos varios juguetes o juegos para que su hijo se relaje mientras espera.

  • Usted y su hijo se reunirán con un enfermero.

  • Su hijo se pondrá una bata de hospital y recibirá una pulsera de identificación hospitalaria.

  • Su hijo puede quedarse con un objeto reconfortante, como por ejemplo su juguete o manta preferido.

  • El enfermero medirá los signos vitales (temperatura, presión arterial, frecuencia cardíaca y frecuencia respiratoria) de su hijo. Le harán preguntas sobre los antecedentes de salud de su hijo y si el niño ha comido o bebido algo. Es probable que otros miembros del personal también le hagan las mismas preguntas cuando los conozca más adelante.

  • El cirujano de su hijo podría reunirse con usted y el niño poco antes de la operación. No dude en hacer todas las preguntas que tenga.

  • También se reunirán con el anestesiólogo (médico capacitado para administrar anestesia). Aunque hay distintos tipos de anestesia, es probable que a su hijo le pongan anestesia general; este medicamento hace dormir a su hijo y le impide que sienta algún dolor durante la operación. 

  • Antes de recibir la anestesia, es posible que a su hijo le administren un sedante. Este medicamento ayuda a su hijo a relajarse y generalmente se toma por la boca.

  • La anestesia podría iniciarse en una sala de inducción o en el quirófano; puede administrarse en forma de gas que se inhala a través de una máscara, en forma líquida a través de una sonda intravenosa (IV), o de ambas maneras.

  • Quizás le permitan quedarse con su hijo hasta que se duerma; consulte sobre esto con el anestesiólogo del niño.

Durante la operación

  • El cirujano se encargará de realizar la operación, asistido posiblemente por otros cirujanos y enfermeros.

  • El anestesiólogo controlará la cantidad de anestesia que su hijo recibe; quizás le asista un enfermero anestesista, que también está capacitado para administrar la anestesia. Se usarán unos monitores especiales para vigilar los signos vitales de su hijo. La anestesia se deja de administrar una vez concluida la operación.

Después de la operación

  • Su hijo será trasladado a una unidad de cuidados postanestésicos (PACU por sus siglas en inglés) o una sala de recuperación.

  • Quizás le permitan acompañar a su hijo en la PACU o en la sala de recuperación. Cada niño reacciona de forma diferente a la anestesia; es posible que su hijo se despierte desorientado, angustiado o incluso llorando. Estas reacciones son normales y suelen pasar rápidamente.

  • Las incisiones podrían estar cubiertas con un apósito o vendaje.

  • Para que su hijo no sienta molestias, le administrarán analgésicos (calmantes del dolor) posiblemente a través de una sonda intravenosa (IV).

  • Su hijo tendrá conectados unos monitores que le miden los signos vitales.

  • Cuando esté listo, a su hijo le darán líquidos claros después de la operación; gradualmente irá recibiendo alimentos sólidos y volverá a una dieta normal.

  • El cirujano le dirá si su hijo necesita permanecer hospitalizado por más tiempo después de la operación; si se requiere que el niño pase la noche en el hospital, generalmente se lo informarán de antemano.

  • Siga todas las instrucciones de alta y cuidados en el hogar cuando su hijo salga del hospital.

 

Si su hijo se enferma antes de la operación

Si a su hijo le da fiebre o resfriado en los 7 días anteriores a la operación, avise al hospital o al consultorio del cirujano; quizás sea necesario posponer la operación.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.