Cómo ayudar a su hijo a adelgazar - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

 

Cómo ayudar a su hijo a adelgazar

Su adolescente, ¿tiene un peso mayor del adecuado? El exceso de peso puede causar problemas de salud ahora y en el futuro, además de dificultades emocionales. Quizás el proveedor de atención médica de su hijo le haya recomendado que el niño rebaje. Esta hoja ofrece consejos y sugerencias para ayudar a su hijo a cumplir ese objetivo.

¿Cuáles son las causas del aumento excesivo de peso?Pareja comiendo al aire libre con su hijo.

Aquí están las razones más frecuentes por las que los adolescentes aumentan más peso del que deberían:

  • Comen y beben demasiados alimentos con alto contenido de azúcar y grasa y pocos nutrientes, tales como refrescos, bebidas con sabor a frutas, papas fritas, caramelos, tortillas de maíz fritas y galletas.

  • Comen demasiado (a menudo por razones que no son hambre).

  • No hacen suficiente actividad física para quemar las calorías de la comida que ingieren.

Consejos para ayudar a su hijo a adelgazar

Modifique los hábitos alimentarios

  • Aliente a su hijo a que tome desayuno. Los niños que no desayunan suelen comer más en un día que los que sí toman desayuno. Si el desayuno debe ser rápido, ofrezca frutas, yogur o una barra de granola; evite las comidas rápidas.

  • Siéntese a comer con la familia todas las noches, o lo más a menudo posible. Desaconseje comer alimentos rápidos, “picar” en lugar de tomar a la hora de las comidas o comer frente al televisor.

  • Enseñe a su hijo a comer más lento. Pídale que baje el tenedor entre un bocado y el siguiente; esto lo ayudará a no seguir comiendo una vez que esté lleno. (La señal de “lleno” tarda 20 minutos en desplazarse desde el estómago al cerebro.)

  • Ofrezca porciones de comida más pequeñas, luego espere 20 minutos después de que se termine la primera porción antes de ofrecer una segunda porción.

  • Déle a su hijo comidas más pequeñas pero aliméntelo con más frecuencia. Esto impedirá que su hijo tenga mucha hambre entre comidas, cuando es probable que “pique” alimentos poco sanos.

  • Reduzca la cantidad de comida rápida, chips y otras botanas, refrescos gaseosos, bebidas para deportistas y otras bebidas dulces que su hijo consume. Evite tener estos alimentos y bebidas en la casa.

  • Ofrezca comidas nutritivas y sustanciosas como frutas, verduras y granos enteros.

Aumente la actividad física

  • Reduzca la cantidad de tiempo que su hijo pasa viendo televisión, jugando videojuegos o trabajando en la computadora. El límite recomendado es 2 horas al día.

  • Estimule la realización de pasatiempos activos como jugar al baloncesto, caminar, pasear, montar en bicicleta o jugar al aire libre con amigos. Si no es posible hacer actividades al aire libre, ir al gimnasio o centro de recreación puede ser una buena opción. Estimule la realización de pasatiempos activos como jugar al baloncesto, caminar, pasear, montar en bicicleta o jugar al aire libre con amigos. Si no es posible hacer actividades al aire libre, ir al gimnasio o centro de recreación puede ser una buena opción. Otra posibilidad es que juegue con videojuegos activos como “Dance Dance Revolution”.

  • Instale una cinta rodante (treadmill), una bicicleta o un simulador de escalera (stepper) en la sala con el televisor. Establezca la regla de que el niño debe hacer ejercicio mientras ve televisión.

Cómo empezar

Es probable que usted y su adolescente estén acostumbrados a sus rutinas. Si cambia demasiadas cosas al mismo tiempo, es probable que se tope con resistencia o rebeldía. Lo ideal es comenzar poco a poco.

  • Permita que su hijo decida un cambio inicial (por ejemplo, hacer ejercicios una vez al día, consumir porciones más pequeñas o reducir o eliminar bebidas azucaradas o comida rápida). Conforme el niño se vaya adaptando al cambio, agregue otra modificación.

  • Déle el buen ejemplo a su hijo comiendo alimentos sanos usted también. Reduzca su consumo de comidas rápidas, dulces y bebidas azucaradas. Tenga en la casa frutas, verduras y granos enteros.

  • Dependiendo de la cantidad que su hijo tenga que rebajar, es recomendable establecer el objetivo de perder 1-2 libras por semana. Pregúntele al médico de su hijo el objetivo de peso que el niño debería tener y con cuánta rapidez debe adelgazar.

Su colaboración con el proveedor de atención médica de su hijo

Su hijo debe ver a su proveedor de atención médica para hacerse chequeos generales. Durante estos chequeos, el proveedor puede monitorear los progresos y la salud de su hijo y ayudarle tanto a usted como al niño a establecer objetivos. Lleve a su hijo al proveedor con la frecuencia recomendada. Dependiendo de las necesidades de su hijo, quizás esto tenga que ocurrir cada 1-2 meses.

 

¿Qué es el BMI?

Los proveedores de atención médica usan un número llamado BMI (iniciales en inglés de índice de masa corporal) para calcular si su hijo se encuentra dentro del intervalo adecuado de peso. El número se basa en el peso y la estatura de su hijo. Si su hijo es de contextura muy muscular o atlética, esto también se tomará en cuenta.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.