Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo muestra señales de tener un trastorno de la alimentación

Los trastornos de la alimentación están en vías de aumento tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo. De todos los grupos de edades, los trastornos de la alimentación son más comunes en los adolescentes. Los trastornos de la alimentación pueden perjudicar seriamente la salud de su hijo y ocasionar otros problemas emocionales y físicos. Es probable que su hijo muestre señales de problemas con la comida antes de que se le desarrolle un trastorno de alimentación propiamente dicho. Esta hoja le ayudará a reconocer patrones de alimentación desordenada en su hijo. A su vez, esto le ayudará a obtener un tratamiento para su hijo lo antes posible, a fin de proteger su salud.

¿Qué es un trastorno de la alimentación?

Un trastorno de la alimentación es un interés exagerado en el peso, el aspecto y la imagen corporal que produce patrones alimentarios anormales y cambios en otros tipos de comportamientos. Los problemas alimentarios suelen incluir consumir cantidades muy grandes o muy pequeñas de comida, vomitar o purgarse de alguna otra forma después de comer, y hacer demasiado ejercicio.

Tipos de trastornos de la alimentación

Los trastornos de la alimentación más comunes son:

  • La anorexia nerviosa: Comer tan poco que el peso corporal está muy por debajo de la normalidad (suele incluir un exceso de ejercicio para mantener el bajo peso)

  • La bulimia nerviosa: Vomitar o purgarse de otra manera para evitar el aumento de peso (suele incluir un exceso de ejercicio para mantener el bajo peso)

Todavía es posible que un niño tenga un trastorno de la alimentación aunque su problema no cuadre con la definición de ninguno de estos dos diagnósticos. Ciertos problemas como estos reciben el nombre de “trastorno de la alimentación no especificado”. Por ejemplo, un niño puede comer una cantidad excesiva de comida sin purgarla posteriormente (esto se denomina trastorno por atracón). Ya que estos trastornos pueden ser muy graves, llame a un proveedor de atención médica inmediatamente si su hijo muestra alguna señal de tener problemas con la alimentación.

Los trastornos de la alimentación, ¿afectan tanto a los niños como a las niñas?

Los trastornos de la alimentación tienden a afectar mucho más a las niñas, pero los niños también pueden tenerlos. De hecho, el trastorno por atracón afecta casi por igual a los niños y las niñas.

¿Cuáles son las causas de los trastornos de la alimentación?

Nadie conoce exactamente las causas de los trastornos de la alimentación. Ciertos factores pueden aumentar la propensión de que su hijo desarrolle uno de estos trastornos, tales como:

  • Tener un padre o hermano con un trastorno de la alimentación

  • Estar en la adolescencia o tener poco más de 20 años

  • Participar en un deporte o actividad que requiera mantener un cierto peso o aspecto (como el modelaje, la lucha libre, la danza, la gimnasia, el buceo o las carreras de larga distancia)

  • Tener una personalidad perfeccionista

  • Tener otro problema emocional como depresión, ansiedad o el trastorno obsesivo-compulsivo

¿Cuáles son las señales de las que se debe estar pendiente?

Además de que tienden a tener problemas con la alimentación, la mayoría de los adolescentes tienen dificultades con su aspecto. Sin embargo, se puede estar pendiente de ciertas señales que advierten sobre un problema. Si nota cualquiera de estas señales, hable con el proveedor de atención médica de su hijo sobre la posibilidad de un tratamiento:

Señales relacionadas con la alimentación

  • Hacer dietas constantemente y probar las dietas de moda (como las líquidas); leer muchos libros sobre dietas

  • Rechazo total de ciertos alimentos; cambios repentinos de la dieta (por ejemplo, volverse vegetariano de la noche a la mañana)

  • Comer repentinamente mucho menos

  • Preparar alimentos pero no comerlos, o comer sólo porciones muy pequeñas

  • Negarse a comer con los familiares o amigos

  • Ir al baño a menudo después de las comidas

Otras señales

  • Engordar o adelgazar repentinamente

  • Hablar constantemente sobre el peso

  • Pesarse constantemente

  • Hablar negativamente sobre una parte específica del cuerpo

  • Temor a aumentar de peso

  • Hacer demasiado ejercicio

  • Dar la impresión de ducharse muchas veces (para ocultar los sonidos asociados al vómito)

  • Tomar píldoras de dieta o laxantes

  • Ausencia de menstruaciones

  • Cambio en la relación con los compañeros

  • Interés en sitios web que promueven los trastornos de la alimentación

Tratamiento de los problemas de la alimentación

Si sospecha que existe un problema, lo ideal es que actúe de inmediato. Es mejor hacer esto que esperar hasta que el problema empeore y se vuelva más difícil de tratar. El tratamiento temprano también puede prevenir daños de la salud de su hijo. Si su hijo muestra indicios de una alimentación desordenada, llévelo a ver a un proveedor de atención médica para que le hable y lo examine; después de esto pueden hablar de opciones de tratamiento. El tratamiento dependerá de la gravedad del trastorno de alimentación que su hijo tenga. Colabore estrechamente con los proveedores de atención médica de su hijo para seguir cualquier plan de tratamiento que le recomienden.

Consejos para los padres

Los siguientes consejos pueden disminuir la propensión a la alimentación desordenada y le ayudarán a detectarla más temprano:

  • Tenga comidas en familia lo más a menudo que pueda. Si su hijo se alimenta desordenadamente, siéntense a comer en familia todas las noches. Haga obligatoria la presencia de su hijo a la hora de las comidas.

  • Estimule actividades no relacionadas con la comida o el peso que le produzcan satisfacciones a su hijo; quizás esto implique aprender una nueva habilidad, desarrollar un hobby u ofrecerse como voluntario.

  • Dé el ejemplo de un buen comportamiento relacionado con la comida para su hijo. Evite comer por atracones o hacer dietas constantemente.

  • Evite hablar en forma crítica de su peso o aspecto o de los de su hijo, o del peso de otras personas. Elogie a su hijo por sus logros y comportamientos, en lugar de comentar sobre su aspecto.

  • Preste atención al comportamiento y el consumo de alimentos de su hijo; esté alerta a cualquier indicio de problemas.

Recursos

  • National Eating Disorders Association

    www.nationaleatingdisorders.org

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.