Si sospecha que su hijo consume alcohol o usa drogas - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si sospecha que su hijo está usando alcohol o drogas

Uno de los mayores miedos que tienen muchos padres es que su hijo vaya a usar alcohol o drogas. El alcohol o las drogas pueden dañar el cerebro en crecimiento de su hijo, y también pueden llevar a la adicción. Por lo tanto, es un tema serio. Si sospecha que su hijo está usando alcohol o drogas, actúe. Obtener ayuda y atención pronto permite lograr el mejor resultado. Primero, hable con su hijo. Luego, busque ayuda de profesionales. Aquí tiene algunos consejos a modo de guía.

Signos de advertencia de que posiblemente esté usando alcohol o drogas

Los siguientes pueden ser signos de que un adolescente está consumiendo alcohol o drogas:

  • Caída repentina o significativa en las calificaciones.

  • Más secretos en torno a sus pertenencias o sus actividades.

  • Cambios en sus amistades.

  • Cambios repentinos de humor o de personalidad.

  • Comportamiento irresponsable.

  • Mayor participación en discusiones e incumplimiento de las normas.

  • Uso de aromatizadores de ambiente y mentas o espray para el aliento.

  • Fumar cigarrillos.

  • Ojos enrojecidos o “vidriosos”; cambios en el tamaño de las pupilas.

  • Pareciera tener una “resaca”.

Hable con su hijo

Adolescente escuchando a su padre.

Suele ser difícil hablar con un adolescente, en especial cuando se trata de temas sensibles, como las drogas. Los siguientes consejos pueden serle útiles:

  • Siéntese con su hijo para mantener una charla cara a cara.

  • Dígale a su hijo lo que a usted le preocupa. Explíquele de manera específica qué es lo que usted ha notado del comportamiento de su hijo que le resulta preocupante.

  • Tenga en cuenta que, seguramente, su hijo negará usar alcohol o drogas. Evite discutir. Su objetivo es poner el tema sobre la mesa y dar lugar a la conversación.

  • Explíquele que, como padre o madre, su trabajo es protegerlo y que las drogas y el alcohol son peligrosos. Si existe alguna posibilidad de que su hijo esté consumiendo drogas o alcohol, usted debe actuar.

  • Mantenga su tono firme y amoroso, no acusador ni enojado. Tenga cuidado de no perder los estribos. El enojo probablemente hará que su hijo se aleje de usted y le resultará más difícil ayudarlo.

  • Si su hijo le pregunta si usted usó o usa drogas o alcohol, hable con honestidad. Pero no se centre en hablar sobre lo que usted consume y cómo lo hace. En cambio, concéntrese en los peligros potenciales que las drogas representan en su vida y la de otros adultos.

  • Tenga en cuenta que esta es una conversación que debe mantenerse abierta. Una sola charla nunca es suficiente.

Hable con el proveedor de atención médica de su hijo

Explíquele al proveedor de atención médica de su hijo cuáles son sus preocupaciones y qué cosas ha notado respecto de su hijo. El proveedor de atención médica de su hijo puede ayudarle:

  • Hablando con su hijo sobre los peligros del alcohol y las drogas.

  • Sugiriéndole otras medidas que usted puede tomar.

  • Remitiéndole a otros profesionales de la salud que pueden ayudarle con este tema.

  • Ayudándole a desarrollar un plan de tratamiento para su hijo.

Tenga en cuenta que el proveedor de atención médica de su hijo quizás tenga una conversación confidencial con su hijo sobre el uso de drogas y alcohol. Eso significa que no podrá decirle a usted lo que haya conversado con su hijo. El objetivo es promover la comunicación entre su hijo y el proveedor de atención médica. Hable con el proveedor de atención médica de su hijo para tener más información sobre este tema.

Sea la contención que su hijo necesita

Déjele muy en claro a su hijo que puede llamarle cuando esté ebrio o drogado y necesite ayuda para regresar a casa, o si se encuentra en cualquier otro tipo de problemas. Asegúrese de que su hijo entienda que, aunque usted no aprueba el uso de drogas o alcohol, hará lo que sea para proteger su seguridad.

Ayude a prevenir el uso y el abuso

  • Sea un modelo a seguir. Una de las mejores maneras de ayudar a prevenir el uso de drogas y alcohol es teniendo la conducta que usted quiere que su hijo vea. Los estudios han demostrado que si los padres fuman, beben o usan drogas, sus hijos tienen más probabilidades de hacer esas cosas también. No fume, no use drogas, beba con moderación y nunca beba y conduzca.

  • Comuníquese. Dígale a su hijo con frecuencia que usted no está de acuerdo con el uso de drogas o alcohol. Asegúrese de que su hijo conozca los peligros de consumirlos.

  • Aliente la participación en actividades. Aliente a su hijo a participar de actividades estructuradas que le darán un sentido de propósito y pertenencia. Por ejemplo, los deportes de equipo o individuales, las artes marciales, clases de música o plástica, grupos religiosos, grupos de jóvenes o programas voluntarios.

  • Esté siempre al tanto. Conozca a los amigos de su hijo y cuáles son sus horarios. Haga que su hijo le informe regularmente dónde está, con quién está y qué está haciendo.

Recursos

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.