Si su hijo tiene otitis externa - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene otitis externa

Si su hijo pasa mucho tiempo en el agua y le están doliendo los oídos, es posible que haya contraído otitis externa (llamada también “otitis del nadador”). Se trata de una infección de la piel que recubre el conducto auditivo externo, entre la abertura de la oreja y el tímpano. Cuando el conducto auditivo externo contiene demasiada humedad, las bacterias pueden multiplicarse y causar dolor, hinchazón y enrojecimiento de la zona.

¿Cuáles son las causas de la otitis externa?

Las causas más frecuentes de la otitis externa en los niños son:

  • Hacer natación o acostarse en una bañera o tina jacuzzi.

  • Frotarse excesivamente el interior del oído con palillos de algodón, lo cual puede producir pequeños cortes o rasguños que se infectan fácilmente.

  • Estrechez natural de los conductos auditivos externos.

  • Exceso de cera que atrapa líquido dentro del conducto auditivo externo.

¿Cuáles son los síntomas de la otitis externa?

Los síntomas más frecuentes de la otitis externa son:

  • Dolor de oídos, especialmente cuando se tira del pabellón de la oreja o al masticar

  • Comezón en el oído

  • Secreción purulenta (parecida al pus) o hediondez (mal olor) procedente del oído

  • Sensación de tener agua en el oído

  • Fiebre

  • Dificultades para oír

¿Cómo se diagnostica la otitis externa?

El proveedor de atención médica examinará a su hijo y hará preguntas para tratar de descartar otras causas de su dolor de oídos. Durante el examen, el proveedor de atención médica buscará si hay:

  • Enrojecimiento e hinchazón dentro del conducto auditivo externo

  • Secreción sanguinolenta (con sangre), transparente o purulenta (con pus) procedente del conducto auditivo externo

¿Cómo se trata la otitis externa?

Para tratar el oído de su hijo, el proveedor de atención médica podría recomendar lo siguiente:

  • Medicamentos como gotas antibióticas para los oídos o un anestésico tópico (que se aplica en el oído para aliviar el dolor). Es probable que su hijo no necesite tomar antibióticos por vía oral.

  • Analgésicos (calmantes del dolor) de venta libre como el acetaminofeno y el ibuprofeno. No le dé aspirina a su hijo para aliviarle la fiebre; el uso de aspirina para bajar la fiebre podría producir una afección grave llamada “síndrome de Reye”.

  • Remedios de venta libre para la otitis externa (para casos leves).

¿Cómo se previene la otitis externa?

Lo bueno es que no es necesario que usted impida que su hijo entre en contacto con el agua; ni siquiera es preciso que el niño use tapones para los oídos. Para ayudar a evitar la otitis externa:

  • Después de que su hijo haya estado en contacto con el agua, séquele los conductos auditivos externos con un secador de pelo. Seleccione los ajustes LOW AIR (baja corriente de aire) y COOL (baja temperatura), y sostenga el secador por lo menos a 12 pulgadas de distancia de la cabeza de su hijo. Agite lentamente el secador con un movimiento de vaivén; no lo deje en una misma posición. También puede tirar suavemente del pabellón de la oreja hacia abajo y ligeramente hacia atrás, para permitir que el aire llegue hasta el conducto auditivo externo.

  • Use un pañuelito de papel para absorber suavemente el agua fuera del oído. El proveedor de atención médica de su hijo puede mostrarle cómo debe hacerlo.

  • Si el proveedor de atención médica lo recomienda, use gotas de venta libre para los oídos; estas gotas ayudan a secar el interior del oído de su hijo. Si su hijo es un niño pequeño, quizás sea necesario que se acueste en un sofá o una cama por un breve tiempo para que las gotas se mantengan dentro del conducto auditivo externo.

  • No limpie el interior del conducto auditivo externo de su hijo con palillos de algodón.

Llame de inmediato al proveedor de atención médica de su hijo si el niño tiene alguno de estos síntomas:

  • Mayor dolor en el oído afectado

  • Dolor de oídos que persiste durante 3 días después del tratamiento

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.