Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene hemorragias nasales

A los niños les sale sangre por la nariz con frecuencia; generalmente, estas hemorragias nasales no son señal de que exista un problema grave. Usted puede tratar la mayoría de las hemorragias nasales en su casa y además, tomar medidas para ayudar a su hijo a prevenirlas.

¿Cuáles son las causas de las hemorragias nasales?

La piel que reviste el interior de la nariz de su hijo está repleta de diminutos vasos sanguíneos y es muy delicada. Por esta razón, incluso una pequeña lesión puede sangrar mucho. Las causas más frecuentes de las hemorragias nasales en los niños son:

  • Hurgarse la nariz

  • Sequedad en el interior de la nariz

  • Las alergias

  • Ciertos medicamentos (tales como los sprays nasales)

  • Una lesión en la nariz

  • El impétigo nasal (úlceras que se forman dentro de la nariz a causa de cierto tipo de infección)

¿Cómo se tratan las hemorragias nasales?

Es muy fácil tratar las hemorragias nasales en el hogar. Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las hemorragias nasales cesan en menos de 5 minutos. Tenga presente esta lista de las cosas que debe hacer y evitar:

Lo que debe hacer

  • Pida a su hijo que incline la cabeza ligeramente hacia delante (y NO hacia atrás). Esto impide que la sangre se comience a acumular en la parte posterior de la garganta, de donde podría tragarse.

  • Con un dedo o un pequeño fajo de pañuelitos de papel, haga presión firme contra los orificios nasales (o contra el orificio que está sangrando). Presione en las cercanías del orificio nasal y NO sobre el puente de la nariz. Aplique presión lo suficientemente firme como para cerrar el orificio nasal.

  • Deje que su hijo se siente si así lo desea, pero no permita que se acueste mientras le esté sangrando la nariz.

  • Después de tener una hemorragia nasal, quizás sea conveniente que su hijo se la tome con calma durante el resto del día.

Lo que debe evitar

  • No deje que su hijo se coloque la cabeza entre las rodillas, ya que esto no es necesario e incluso podría empeorar la hemorragia nasal.

  • No le dé un analgésico (calmante del dolor) a su hijo; si necesita tomarlo, llame primero a su proveedor de atención médica.

  • No le aplique hielo.

  • No deje que su hijo se acueste.

Si las hemorragias nasales son frecuentes

En la mayoría de los casos, las hemorragias nasales no representan una emergencia médica. Pero si su hijo sangra por la nariz a menudo, llévelo a ver a un proveedor de atención médica; es posible que el niño necesite un spray nasal de solución salina (agua salada especial) para humedecerle el interior de la nariz.

¿Cómo se previenen las hemorragias nasales?

Para ayudar a prevenir las hemorragias nasales de su hijo:

  • Antes de que su hijo se acueste a dormir, aplíquele vaselina en el interior de la nariz.

  • Baje la temperatura del termostato de la casa de modo que el aire no esté tan seco y caliente. Si es necesario, use un humidificador para agregar humedad al aire del dormitorio de su hijo.

  • Si es necesario, trate las alergias de su hijo.

Llame de inmediato al proveedor de atención médica de su hijo si el niño tiene alguno de estos síntomas:

  • Hemorragia nasal que no ha cesado al cabo de 15 minutos de aplicar los tratamientos mencionados más arriba

  • Hemorragias nasales diarias que continúan durante 3 días

  • Moretones en el abdomen, la parte posterior de los muslos o las nalgas (lugares carnosos en los que generalmente no aparecen moretones)

  • Aparición de pequeños puntos morados y planos (llamados petequias) en cualquier parte del cuerpo de su hijo

  • Palidez de la piel o debilidad en cualquier parte del cuerpo

  • Hemorragia de una segunda zona, tal como las encías

  • Aparición de sangre en las heces

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.