Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene fimosis

A su hijo se le ha diagnosticado la fimosis; se trata de una afección en la que el prepucio del niño no se desliza debidamente sobre la cabeza del pene (o glande). Si se deja sin tratar, la fimosis puede causarle problemas a su hijo a medida que va creciendo y madurando. El proveedor de atención médica de su hijo le hablará sobre la mejor manera de tratar la fimosis.

 

¿Qué es la fimosis?

En los niños no circuncidados, el prepucio cubre la cabeza del pene. El prepucio comienza a soltarse hacia los 3 años de edad, lo que le permite retraerse (retroceder) suavemente sobre la cabeza del pene. En algunos niños, la punta del prepucio (orificio prepucial) es muy estrecha y no logra retraerse con facilidad. A este problema se le denomina “fimosis”.

¿Cuál es la causa de la fimosis?

La causa de la fimosis no se conoce con exactitud. Este problema afecta con más frecuencia a niños entre los 4 y los 7 años de edad.   

¿Cómo se diagnostica la fimosis?

La fimosis se diagnostica fácilmente durante un examen. Para el examen, el proveedor de atención médica tendrá que mirar y tocar el pene de su hijo; usted puede ayudar al niño a sentirse más cómodo tranquilizándolo y asegurándole que está bien que lo haga.  

¿Cómo se trata la fimosis?

Para tratar la fimosis, el proveedor de atención médica podría recomendar lo siguiente:

  • Retracción lenta y suave del prepucio; le enseñarán cómo hacer esto en su casa.

  • Una crema de esteroides (de venta con receta) que facilita el aflojamiento de la piel. Su proveedor de atención médica le enseñará a aplicarla.

  • Circuncisión (corte del prepucio); podría recomendarse esta operación si su hijo tiene un caso grave de fimosis.

¿Cuáles son los asuntos que hay que abordar a largo plazo?

Si se deja sin tratar, la fimosis puede causar problemas a medida que su hijo crece. Por ejemplo, podría obstruirse el flujo de orina fuera del pene; si esto sucede, el niño podría ensuciarse o tener dificultades cada vez que orina, y exponerse a un mayor riesgo de infección a causa de la orina atrapada.

Llame al proveedor de atención médica de su hijo si el niño tiene alguno de estos síntomas:

  • Prepucio que se ha retraído y no puede volver a colocarse sobre la cabeza del pene (parafimosis)

  • Sangrado procedente del prepucio

  • Dolor durante la retracción del prepucio

  • Enrojecimiento o hinchazón del pene

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.