Si su hijo tiene eritema infeccioso - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene eritema infeccioso

El eritema infeccioso es una infección viral frecuente en los niños. Coloquialmente se le conoce como “quinta enfermedad”, o “enfermedad de la cachetada” por la erupción (sarpullido) de color rojo vivo que aparece en las mejillas como una de las señales de la infección. Generalmente, el eritema infeccioso desaparece por sí mismo sin dejar problemas duraderos.

 

 

El embarazo y el eritema infeccioso

Las mujeres embarazadas deben consultar con su proveedor de atención médica antes de entrar en contacto con un niño infectado con eritema infeccioso, porque el virus que causa esta enfermedad puede perjudicar a un bebé que está por nacer.

¿Por qué se llama a veces la “quinta enfermedad”?

En el pasado, el eritema infeccioso ocupaba la quinta posición en la lista de infecciones de la niñez que producen erupciones.

¿Cuál es la causa del eritema infeccioso?

El eritema infeccioso es causado por el parvovirus B19, el cual es un virus transmitido en las pequeñas gotas que se esparcen por el aire cuando una persona infectada estornuda o tose. La mayoría de los niños con eritema infeccioso lo contraen en el colegio o la guardería. El virus puede transmitirse en las primeras fases de la enfermedad, antes de que aparezca la erupción. El eritema infeccioso afecta con máxima frecuencia a los niños de 5 a 8 años de edad.

¿Cuáles son los síntomas del eritema infeccioso?

El eritema infeccioso se presenta en tres fases.

  • La fase “prodrómica” del eritema infeccioso se caracteriza por fiebre baja, dolor de cabeza, escalofríos o síntomas respiratorios, y suele parecerse a un leve resfriado. Durante esta fase, que podría aparecer y desaparecer sin que usted se dé cuenta, su hijo podría sentirse cansado, malhumorado o agotado.

  • La primera fase del eritema infeccioso coincide con la aparición de la erupción facial, la cual se manifiesta en forma de sarpullido de color rosado a rojo en el centro de las mejillas. Además, es posible que su hijo luzca pálido alrededor de los labios en contraste con las mejillas, que están tan rojas. La primera erupción desaparece en unos cuantos días.

  • La segunda fase del eritema infeccioso es una erupción que aparece en las extremidades y el tórax del niño. Esta segunda erupción es plana, de color rojo púrpura y de aspecto parecido al encaje; es indolora pero puede causar comezón leve. La segunda erupción puede tardar 1-3 semanas en desaparecer por completo, aumentando y disminuyendo en intensidad (mejorando o empeorando) durante este período de tiempo.

¿Cómo se diagnostica el eritema infeccioso?

Aunque no hay pruebas específicas para esta enfermedad, el eritema infeccioso se diagnostica fácilmente por el aspecto de su erupción característica. En algunos casos, podrían hacerle exámenes a su hijo para descartar la posibilidad de que tenga otros trastornos de salud.

¿Cómo se trata el eritema infeccioso?

El eritema infeccioso no requiere tratamiento, porque desaparece por sí mismo. Para ayudar a su hijo a sentirse mejor hasta que se le pase la infección:

  • Asegúrese de que el niño descanse lo suficiente y tome abundantes líquidos.

  • El proveedor de atención médica de su hijo podría recomendarle que le dé acetaminofén o ibuprofeno para ayudar a bajarle la fiebre o calmarle las molestias. No le dé aspirina a su hijo para aliviarle la fiebre; el uso de aspirina para bajar la fiebre podría producir una afección grave llamada “síndrome de Reye”.

  • Si la erupción produce comezón, podrían recomendarle un medicamento para aliviarla (antipruriginoso) llamado “antihistamínico”.

El regreso al colegio

Una vez que le desaparezca la fiebre, su hijo ya no contagiará la infección. Por esto, el niño podrá asistir a la guardería o el colegio aunque todavía tenga la erupción.

¿Cuáles son los asuntos que hay que abordar a largo plazo?

Una vez que a su hijo le dé eritema infeccioso, no volverá a contraerlo. El eritema infeccioso rara vez causa problemas en niños que de resto son sanos.

Llame de inmediato al proveedor de atención médica de su hijo si el niño tiene alguno de estos síntomas:

  • Fiebre de 101.0°F o más alta que dure más de 5 días

  • Fuertes dolores musculares junto con la erupción o fiebre

  • Erupción que no desaparece después de varias semanas

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.