Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene anemia ferropénica

Los niños con anemia ferropénica (por deficiencia de hierro) tienen un nivel de hierro en el cuerpo más bajo de lo normal; a consecuencia de ello, estos niños tienen un menor número de glóbulos rojos de lo que deberían. Los glóbulos rojos son importantes porque ayudan a transportar el oxígeno por todo el cuerpo. Si se deja sin tratar, la anemia ferropénica puede afectar el crecimiento y el desarrollo de su hijo. El médico evaluará a su hijo y le recomendará un tratamiento.

¿Cuáles son las causas de la anemia ferropénica?

  • Una dieta con escaso contenido de hierro

  • Una dieta con demasiada leche o productos lácteos

  • Un problema digestivo que afecta la absorción del hierro

  • Intoxicación por plomo

  • Menstruación (en las niñas solamente)

¿Cuáles son los síntomas de la anemia ferropénica?

Es posible que su hijo no tenga ningún síntoma; de haberlos, los síntomas pueden ser:

  • Palidez en la piel, los labios y las manos

  • Falta de energía y cansancio

  • Malacia (tendencia a ingerir [comer] objetos no comestibles como tiza, arcilla o papel)

¿Cómo se diagnostica la anemia ferropénica?

El médico le hace preguntas sobre los síntomas, la dieta y los antecedentes de salud de su hijo, y le realiza un chequeo al niño. A continuación, el médico ordenará ciertos análisis de laboratorio, como un hemograma (análisis de sangre) completo, para obtener más información sobre el problema de su hijo. Frijoles, soya, tofu, vegetales de hojas verdes, camotes, uvas pasas, pollo, carne de res.

¿Cómo se trata la anemia ferropénica?

  • Es posible que el médico recete suplementos orales de hierro para aumentar el contenido de este mineral en la dieta de su hijo. Es posible que el número de glóbulos rojos del niño tarde 1–3 meses en volver a la normalidad. NO le administre suplementos de hierro a su hijo sin la supervisión de un médico; el exceso de hierro puede ocasionar graves problemas de salud en su hijo.

  • Quizás tenga que darle a su hijo más alimentos ricos en hierro, tales como carne de res, pescado, pollo, uvas pasas, frutas secas, batatas (camotes), verduras de hojas verdes, frijoles o mantequilla de maní.

  • Si su hijo tiene un número excesivamente bajo de glóbulos rojos, quizás requiera transfusiones de sangre.

¿Cómo se previene la anemia ferropénica?

  • Asegúrese de que su hijo siga una dieta bien balanceada con alimentos ricos en hierro.

  • Si usted alimenta a su hijo a base de leche artificial (o fórmula), pida a su médico que le recomiende marcas ricas en hierro; estos productos pueden fomentar el crecimiento y el desarrollo del niño. Además, pregunte sobre alimentos para bebé que sean ricos en hierro, para dárselos a su hijo cuando esté en edad de comer sólidos.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.