Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene varicela

La varicela es una enfermedad contagiosa (es decir, se puede transmitir de una persona a otra) que suele afectar a niños menores de 8 años de edad. Esta enfermedad se caracteriza por una erupción en forma de granos y ampollas que pican, la cual puede diseminarse por todo el cuerpo. Aunque la varicela puede causar algunas molestias, la mayoría de los niños se recuperan sin efectos duraderos. En el pasado, la varicela era muy común y no podía prevenirse; hoy en día existe una vacuna que puede proteger a su hijo y evitar que contraiga la enfermedad. Si su hijo no ha recibido la vacuna, consulte con el médico del niño para obtener más información.

¿Cuáles son las causas de la varicela?

La varicela es causada por el virus de la varicela-herpes zóster.

¿Cuáles son los síntomas de la varicela?

Los síntomas pueden aparecer entre 10 y 21 días después de la exposición. Antes de la erupción suelen aparecer los siguientes síntomas: fiebre, cansancio, dolores musculares y falta de apetito. La erupción tiende a afectar la cara, el pecho y la espalda; comienza en forma de pequeños granos rojos que se convierten en ampollas, las cuales posteriormente se cubren con una costra o roncha.

¿Cómo se transmite la varicela?

La varicela se puede transmitir de las siguientes maneras:

  • A través del contacto directo con la erupción de una persona infectada.

  • A través del aire, en las gotitas producidas en la tos o los estornudos de una persona infectada.

  • A través del contacto directo con una persona que tiene culebrilla. (Esta enfermedad afecta a los adultos que ya han tenido varicela y es causada por el mismo virus.)

¿Cómo se diagnostica la varicela?

  • Si usted sospecha que su hijo tiene varicela, avise al médico antes de la cita para que pueda disminuirse el riesgo de contagio a los demás niños que estén en el consultorio.

  • La varicela se diagnostica por el aspecto que presenta la erupción. Para obtener más información, el médico le hará preguntas sobre los síntomas y los antecedentes de salud de su hijo; también le hará un examen al niño. Quizás podría ordenarse un análisis de sangre para confirmar el diagnóstico.

¿Cómo se trata la varicela?

  • Generalmente, la varicela dura entre 7 y 10 días.

  • Su hijo puede transmitir la enfermedad a otros incluso antes de que le aparezca la erupción. El niño no debe ir al colegio ni a la guardería hasta que las ampollas causadas por la erupción se hayan cubierto con costras.

  • Para aliviar los síntomas de su hijo, usted le puede brindar los siguientes cuidados en el hogar:

    • Administre al niño medicamentos de venta sin receta como ibuprofeno o acetaminofeno para tratar el dolor y la fiebre. Si su hijo tiene fiebre, no le dé aspirina porque en los niños esta acarrea el riesgo de una grave enfermedad llamada “síndrome de Reye”.

    • Para aliviar la comezón de su hijo, déle un antihistamínico de venta libre.

    • Aplique loción de calamina a la erupción para aliviar la comezón. Antes y después de cada aplicación, lávese las manos con agua tibia y jabón.

    • Dé a su hijo un baño de avena, que le puede calmar las molestias en la piel y aliviar la comezón. (Algunas mezclas de avena pueden dejar una película grasosa en la tina. Para prevenir caídas, asegúrese de limpiar bien la tina antes de que se bañe la siguiente persona.)

Llame al médico si su hijo tiene:

  • Síntomas que no han mejorado al cabo de 7 días de haberse iniciado el tratamiento

  • Fiebre que desaparece pero vuelve después de que se inicia el tratamiento

  • Una erupción que se disemina a las zonas cercanas a los ojos

  • Una erupción que muestre indicios de infección (pus o secreción)

¿Cómo se previene la varicela?

  • A los niños a partir de los 12 meses de edad se recomienda una vacuna que protege contra la varicela. Los niños deben volver para ponerse la segunda dosis tal como lo indique el médico.

  • Si su hijo se expone a la varicela pero no ha recibido la vacuna, todavía hay tiempo para ponérsela; de esta forma se podría prevenir la aparición de la varicela. Para que surta efecto, la vacuna debe administrarse en las 72 horas siguientes a la exposición.

  • Si su hijo se infecta, usted puede hacer lo siguiente para evitar que el niño le transmita la varicela a otros:

    • Enseñe a su hijo a lavarse las manos a menudo con jabón y agua tibia. El lavado de las manos es especialmente importante antes de comer o de tocar alimentos, después de ir al baño y después de rascarse la erupción.

    • Córtele las uñas al niño de modo que le queden bien cortas, para procurar que no se rasque la erupción. Si el niño se rasca, es posible que la erupción se disemine y que le queden cicatrices.

    • No deje que su hijo vaya al colegio o la guardería hasta que las ampollas de la erupción se le hayan cubierto de costras.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.