Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene salpullido o erupción por calor

El salpullido o erupción por calor es un problema frecuente en los niños, especialmente en los bebés. Se caracteriza por la aparición de pequeños granos rojos en la piel que afectan casi siempre el cuello, las nalgas y los pliegues de la piel, aunque pueden salir en cualquier parte del cuerpo. Este tipo de salpullido no constituye un problema grave y puede tratarse fácilmente en el hogar.

¿Cuáles son las causas del salpullido por calor?

El salpullido por calor se debe a la obstrucción de las glándulas sudoríparas (que producen el sudor), y puede ocurrir cuando su hijo:

  • Se expone a un exceso de sol o de calor.

  • Se viste demasiado abrigado (con demasiadas capas de ropa).

  • Hace actividades físicas o ejercicios intensos.

¿Cuáles son los síntomas del salpullido por calor?

El salpullido por calor puede provocar el enrojecimiento de ciertas zonas de la piel y la aparición de pequeños granos que causan comezón.

¿Cómo se diagnostica el salpullido por calor?

El salpullido por calor se diagnostica por el aspecto que presenta. Para obtener más información, el médico le hará preguntas sobre los síntomas y los antecedentes de salud de su hijo; también le hará un examen al niño. Se le informará si se requiere realizar alguna prueba.

¿Cómo se trata el salpullido por calor?

En la mayoría de los casos, el salpullido por calor no requiere ningún tratamiento y generalmente desaparece por su cuenta en 2 ó 3 días. Para ayudar a aliviar los síntomas de su hijo, usted le puede brindar los siguientes cuidados en el hogar:

  • Aplique hidrocortisona en crema (de venta sin receta) al salpullido, para aliviar la comezón. Lávese las manos con agua tibia y jabón cada vez que se disponga a aplicar la crema y después de hacerlo.

  • Para aliviar la comezón de su hijo, déle un antihistamínico de venta libre.

  • Aplique al salpullido una compresa fresca (como una toalla pequeña limpia y humedecida en agua fresca).

  • Déle a su hijo baños de agua fresca.

  • Afloje el pañal de su hijo si le frota la zona del sarpullido.

Llame al médico si su hijo tiene:

  • Un salpullido por calor que no ha desaparecido 7 días después del inicio del tratamiento

  • Otros síntomas como fiebre, dolor de garganta o malestar general en el cuerpo, lo que podría sugerir una enfermedad o infección

¿Cómo se previene el salpullido por calor?

Podrá ayudar a evitar que su hijo tenga un salpullido por calor si:

  • Le quita las capas adicionales de ropa cuando hace calor. Los niños no deben ponerse más de una capa adicional de ropa que los adultos.

  • Lo viste con ropa holgada que no le frote la piel.

  • Le cambia el pañal en cuanto lo moje o lo ensucie.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.