Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene la enfermedad mano-pie-boca

La enfermedad mano-pie-boca (EMPB) es una infección frecuente en los niños, caracterizada por úlceras bucales y una erupción indolora en las manos, los pies o las nalgas. La EMPB puede transmitirse fácilmente de una persona a otra; afecta principalmente a los niños menores de 10 años de edad, aunque cualquier persona puede contraerla. La EMPB se suele confundir con la amigdalitis estreptocócica (strep throat) porque tiene síntomas parecidos. Aunque puede provocar algunas molestias, la EMPB no constituye un problema grave y en la mayoría de los casos puede controlarse y tratarse fácilmente en el hogar.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad mano-pie-boca?

Generalmente, la EMPB es causada por el virus de Coxsackie o algunos otros virus de esa misma familia. Es posible que su hijo haya contraído la EMPB por una de las siguientes vías:

  • Por inhalación de aire infectado (el virus puede esparcirse por el aire cuando una persona infectada tose o estornuda).

  • Por contacto con objetos contaminados con las heces de una p ersona infectada. Puede producirse la contaminación si una persona infectada no se lava las manos después de defecar.

  • Por contacto con el líquido procedente de las ampollas que forman parte de la erupción (este tipo de contacto sucede rara vez).

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad mano-pie-boca?

Los síntomas suelen aparecer entre 24 y 72 horas después de la exposición, y algunos de ellos son:

  • Erupción (pequeños granos o ampollas de color rojo en las manos, los pies o las  nalgas)

  • Úlceras bucales que tienden a aparecer en las encías o el paladar (es posible que las úlceras bucales no aparezcan en algunos niños)

  • Dolor de garganta

  • Fiebre

  • Dolor al tragar; babeo

¿Cómo se diagnostica la enfermedad mano-pie-boca?

La EMPB se diagnostica por el aspecto que presentan la erupción y las úlceras bucales. Para obtener más información, el médico le hará preguntas sobre los síntomas y los antecedentes de salud de su hijo; también le hará un examen al niño. Se le dirá si se requiere alguna prueba para descartar la posibilidad de otras infecciones.

¿Cómo se trata la enfermedad mano-pie-boca?

  • Generalmente, la enfermedad dura entre 7 y 10 días. El niño ya no contagiará la enfermedad a otros 24 horas después de que se le quite la fiebre.

  • No hay ningún tratamiento específico para la EMPB. Para aliviar los síntomas de su hijo, usted le puede brindar los siguientes cuidados en el hogar:

    • Administre al niño medicamentos de venta sin receta como ibuprofeno o acetaminofeno para tratar el dolor y la fiebre. Si su hijo tiene fiebre, no le dé aspirina porque en los niños esta acarrea el riesgo de una grave enfermedad llamada “síndrome de Reye”.

    • Los líquidos fríos, el hielo o las paletas de jugo congelado pueden aliviar el dolor en la boca. Evite darle alimentos picantes o ácidos a su hijo.

  • También pueden usarse los siguientes tratamientos en niños de más de 4 años de edad:

  • Para aliviar el dolor de las úlceras bucales de su hijo, aplíquele un gel anestésico de venta sin receta. El gel puede producir un breve escozor al ser aplicado.

  • Pida a su hijo que se enjuague la boca con agua salada o con bicarbonato de sodio en agua tibia, y que luego escupa; no debe tragarse el enjuague bucal.

Llame al médico si su hijo tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Una úlcera bucal que no ha desaparecido al cabo de 14 días

  • Mayor dolor en la boca

  • Dificultades para tragar

  • Señales de infección (pus, secreción o hinchazón) alrededor de la erupción o las úlceras bucales

  • Señales de deshidratación (orina muy oscura o escasa, sed excesiva, sequedad bucal, mareos)

¿Cómo se puede prevenir la enfermedad mano-pie-boca?

Para impedir que su hijo transmita la EMPB a otros, siga estos pasos:

  • Enseñe a su hijo a lavarse las manos a menudo con jabón y agua tibia. El lavado de las manos es especialmente importante antes de comer o de tocar alimentos, después de ir al baño y después de tocar la erupción.

  • Evite que su hijo asista al colegio o la guardería o que juegue con otros niños hasta que haya pasado 24 horas sin fiebre.

  • No permita que su hijo comparta sus tazas, utensilios, servilletas u objetos personales, como toallas y cepillos de dientes, con otras personas.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.