Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuando su hijo tiene una fractura del antebrazo

Su hijo tiene una fractura del antebrazo. Esto significa que hay una grieta o rotura en uno o más de los huesos del antebrazo. El antebrazo se compone de dos huesos:

  • Radio: es el hueso del antebrazo en el lado del pulgar.

  • Cúbito: es el hueso del antebrazo en el lado del dedo meñique.

Es posible que su hijo deba ver a un ortopedista para evaluación y tratamiento. Un ortopedista es un médico que diagnostica y trata problemas de huesos y de articulaciones.

Tipos de fracturas

Los huesos pueden romperse de muchas maneras diferentes. Los tipos de fracturas más comunes en los niños son:

  • Fractura en tallo verde: El hueso se dobla pero no se quiebra por completo.

  • Fractura no desplazada: El hueso se rompe completamente pero los bordes de la fractura permanecen alineados.

  • Fractura desplazada: Los bordes de la fractura no están alineados.

  • Fractura en el cartílago de crecimiento: Una fractura cerca del cartílago de crecimiento o en el mismo (el cartílago de crecimiento es la parte blanda del hueso que crece a medida que crece el niño). Una lesión en el cartílago de crecimiento puede retardar el crecimiento del hueso afectado. Las lesiones en el cartílago de crecimiento pueden ser difíciles de tratar.

Tipos de fractura de antebrazo

Las fracturas pueden ser abiertas (el hueso roto atraviesa la piel). Estas solían llamarse fracturas “compuestas”. Y también pueden ser cerradas (el hueso roto no atraviesa la piel).

¿Cuáles son las causas de una fractura del antebrazo?

Las fracturas del antebrazo pueden ocurrir cuando uno o ambos huesos del antebrazo (el radio y el cúbito) se lesionan durante una caída. Una causa común de fractura es la caída sobre una mano extendida. Un golpe directo en el antebrazo también puede ser causa de fractura. 

¿Cuáles son las señales y síntomas de las fracturas de antebrazo?

  • Hinchazón

  • Dolor

  • Amoratamiento o alteración del color de la piel

  • Dolor extremo al poner peso o ejercer presión sobre el antebrazo

  • Aspecto torcido

  • Chasquido o ruido de rotura en el momento de producirse la lesión

¿Cómo se diagnostican las fracturas del antebrazo? 

Es posible que usted ya haya traído a su hijo a la sala de emergencias (llamada también departamento de emergencias) para un tratamiento inicial de la fractura del antebrazo. Ahora es necesario establecer un plan de tratamiento para asegurar que el antebrazo se cura de forma adecuada. El médico le hará preguntas acerca de la historia clínica del niño, lo examinará y le hará radiografías (pruebas con imágenes) para visualizar ciertas zonas dentro del cuerpo, como los huesos. Este tipo de pruebas dan al médico más información acerca de la lesión de su hijo.

¿Cómo se tratan las fracturas del antebrazo?

El plan de tratamiento de su hijo se determina según el tipo, ubicación y nivel de gravedad de la fractura. Según le hayan indicado, su hijo deberá hacer lo siguiente:

  • Aplicar hielo a la zona afectada 3-4 veces al día durante 15-20 minutos cada vez. Utilice una bolsa de hielo o de chícharos congelados (o algo similar) envuelta en un paño delgado. Esto es útil para aliviar el dolor y la hinchazón.

  • Utilizar una férula según le indiquen (una férula es un dispositivo que inmoviliza el antebrazo para facilitar su curación).

  • Usar un yeso durante 3-6 semanas.

  • Elevar el brazo para reducir la hinchazón. El niño debe mantener el codo por encima del nivel del corazón tan a menudo como le sea posible.

Algunas fracturas pueden requerir que se haga una reducción cerrada  (desplazamiento de los fragmentos rotos del hueso para realinearlos). La reducción cerrada se hace desde el exterior del cuerpo y no requiere incisiones. En los casos de fracturas de la articulación, del cartílago de crecimiento, o fracturas graves, es posible que sea necesaria una operación.  Durante la operación, pueden colocarse dispositivos de fijación (clavos que atraviesan la piel hasta el hueso) en el hueso roto para inmovilizarlo mientras se cura. El médico quitará estos dispositivos unas 3-6 semanas después de la cirugía.

Llame al médico si el niño tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Hormigueo, adormecimiento o dolor cerca del yeso o de la férula

  • Hinchazón frecuente junto a la zona lesionada

  • Aumento del dolor

  • Dedos que cambian de color o están fríos

  • Picazón (comezón) intensa debajo del yeso (la picazón moderada es normal)

  • El yeso queda demasiado apretado o demasiado flojo

¿Cuáles son los posibles problemas a largo plazo?

El antebrazo de su hijo puede tener una aspecto diferente del que tenía antes de la fractura. Es posible que esté un poco torcido. Esto es normal El hueso está pasando por un proceso llamado remodelación, durante el cual se reforma o reestructura lentamente. Normalmente el antebrazo se endereza a medida que el hueso se reforma. Este proceso suele tardar 1-2 años en finalizarse. Es posible que haya también una pérdida temporal de movimiento. Esto es normal. El médico de su hijo le dará más información.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.