Cuando su hijo tiene una distensión, un esguince o una contusión - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuando su hijo tiene una distensión, un esguince o una contusión

Las distensiones, los esguinces y las contusiones son lesiones comunes en los niños activos. Estas lesiones son similares entre sí, pero afectan a diferentes tipos de tejidos. La mayoría de las veces ocurren durante la práctica de deportes o juegos que implican actividad física, pero también pueden ocurrir en cualquier otro momento. Las distensiones, los esguinces y las contusiones pueden ser dolorosas, pero con el tratamiento adecuado suelen curarse sin producir problemas duraderos.   

 

 

¿Qué es una distensión?

Una distensión es una lesión en un músculo o un tendón (tejido que conecta el músculo al hueso). Este tipo de lesión ocurre cuando un músculo o un tendón se estira demasiado o sufre un desgarro parcial. Los síntomas de la distensión son dolor, hinchazón y problemas para mover o usar la zona lesionada. Las distensiones son más frecuentes en el músculo posterior del muslo, el músculo de la pantorrilla y el tendón de Aquiles.

¿Qué es un esguince?

Un esguince es una lesión en un ligamento (tejido que conecta los huesos a otros huesos). Las articulaciones contienen muchos ligamentos. El esguince ocurre cuando una articulación se tuerce o se dobla excesivamente y el ligamento se estira o se desgarra. Los síntomas de un esguince son dolor, hinchazón y problemas para moverse o para usar la zona lesionada. Los tobillos, las rodillas y las muñecas son las articulaciones que sufren esguinces con más frecuencia.

¿Qué es una contusión?

Una contusión es lo que comúnmente se llama un moretón. Se trata de una lesión al tejido que causa sangrado sin romper la piel. Su causa suele ser un golpe con un objeto romo, como una pelota o un bate. Los síntomas de una contusión son alteración del color de la piel, dolor (que puede ser grave) e hinchazón. Las contusiones no suelen ser graves y en general no necesitan atención médica. Pero en el caso de un moretón grande, doloroso o muy hinchado, es aconsejable ver al médico.

¿Cómo se diagnostican las distensiones, los esguinces y las contusiones?

El médico le hará preguntas sobre los síntomas del niño y su historial clínico. También le hará un examen. Es posible que deban tomar radiografías (imágenes de los huesos) para determinar si hay algún hueso roto.

¿Cómo se diagnostican las distensiones, los esguinces y las contusiones?

  • Las distensiones y los esguinces pueden tardar meses en curarse. Si no se les da tratamiento para que se curen, pueden provocar problemas a largo plazo, entre ellos dolor persistente y rigidez. Por ello, es importante seguir las instrucciones del médico.

  • El dolor de una contusión suele desaparecer al cabo de la primera semana. Pero la hinchazón y la alteración en el color de la piel pueden tardar semanas en desaparecer.

El tratamiento puede consistir en una o varias de las siguientes opciones:

  • Una combinación de reposo, aplicación de hielo, compresión y elevación

    • Reposo: En la medida de lo posible, el niño no deberá usar la zona lesionada. En algunos casos, es posible que le pongan un aparato ortopédico o un cabestrillo para mantener inmovilizada la articulación lesionada. También es posible que el niño deba usar muletas para que no apoye todo su peso sobre una distensión en la pierna o un esguince en el tobillo o la rodilla.

    • Hielo: Ponga hielo en la zona lesionada 3-4 veces al día durante 20 minutos cada vez. Utilice una bolsa de hielo o de chícharos congelados envuelta en una toalla delgada.

    • Compresión: Si el médico se lo ha indicado, ponga un vendaje en la zona afectada para controlar la hinchazón. Utilice una venda elástica. Haga esto siguiendo estrictamente las instrucciones del médico.

    • Elevación: La parte lesionada del cuerpo del niño deberá estar elevada por encima del nivel de su corazón.

  • Medicamentos para aliviar la inflamación y el dolor. Estos medicamentos probablemente consistirán en antiinflamatorios no esteroides (NSAID por sus iniciales en inglés), como el ibuprofeno y el naproxeno. Dele estos medicamentos al niño siguiendo estrictamente las instrucciones del médico.

  • Fisioterapia para fortalecer la zona lesionada. Esto es particularmente importante para distensiones o esguinces de carácter moderado o grave.

  • Poner un yeso en la zona afectada para inmovilizarla y permitir que la distensión o el esguince se curen.

  • La cirugía puede ser necesaria si la distensión o el esguince es de carácter grave y hay desgarro. Durante la cirugía se repara el músculo, tendón o ligamento lesionado.

¿Cuáles son los posibles problemas a largo plazo?

Si se curan, la mayoría de las distensiones, esguinces y contusiones no producen más problemas. Las distensiones y los esguinces que no reciben tratamiento y no se curan de forma adecuada pueden dar lugar a dolor o rigidez persistentes. Asegúrese de seguir el plan de tratamiento de su hijo. El médico de su hijo podrá darle más información acerca del resultado que cabe esperar basándose en la lesión del niño.

Prevención de distensiones, esguinces y contusiones

Si el niño practica deportes o cualquier otra actividad atlética, asegúrese de que:

  • Reciba el entrenamiento adecuado.

  • Use la protección adecuada.

  • Haga precalentamiento antes de la actividad y enfriamiento después.

  • Utilice el material deportivo adecuado.

  • No juegue cuando está lesionado.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.