Si su hijo requiere un estoma - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo requiere un estoma

Si su hijo tiene un problema que le afecta los intestinos, es posible que requiera un estoma (abertura). El estoma ofrece una nueva vía para la expulsión de excremento y mucosidades del cuerpo. Durante la operación en que se crea un estoma, el colon o, en ocasiones, una parte del intestino delgado se extirpa (saca) o desconecta. Seguidamente, el extremo del intestino se desvía y se hace pasar a través de la pared abdominal. Los desechos se expulsan del cuerpo a través del estoma y se recogen en una bolsa. Es importante que usted ayude a cuidar el estoma de su hijo en casa y lo apoye con el proceso de adaptación a esta nueva vía.

¿Por qué se requiere un estoma?

Su hijo requiere un estoma si tiene un problema intestinal que puede deberse a las siguientes causas:

  • Un trastorno de salud congénito (presente en el momento del nacimiento), como por ejemplo una rotación intestinal anómala. 

  • Una enfermedad que afecta los intestinos (como la colitis ulcerosa).

  • Una lesión u operación quirúrgica que afectó los intestinos.

El estoma puede ser temporal, por ejemplo, si se requiere para permitir que los intestinos sanen después de una lesión u operación; también puede ser permanente, si los intestinos están dañados o se les ha extirpado una gran parte.

¿Cómo puede ayudar a su hijo?

  • Antes de que usted y su hijo salgan del hospital, le darán instrucciones para administrar cuidados en el hogar.

  • Será necesario que usted ayude a su hijo a cuidarse el estoma y la piel que lo rodea. Esto significa que no sólo debe mantener limpio el estoma y su piel, sino también proteger la zona contra la humedad e impedir que entre en contacto con materia fecal. De esta forma, podrá prevenir el dolor y el deterioro de la piel. Siga todas las instrucciones que le dé el proveedor de atención médica de su hijo. 

  • Será necesario que vacíe la bolsa del estoma con regularidad, generalmente después de cada defecación. Familiarícese con los hábitos intestinales de su hijo; conozca la consistencia de sus heces y la cantidad que se considera normal.

  • Guarde en su casa y el colegio artículos adicionales para el cuidado del estoma de su hijo.

  • El estoma no le debería causar molestias ni dolores a su hijo, pero quizás el niño tarde cierto tiempo en acostumbrarse a tenerlo. Usted puede ayudar a su hijo animándolo a que reanude su rutina normal.

    • Su hijo puede hacer las mismas actividades que otros niños. Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo para averiguar las actividades físicas que le resulten más apropiadas al niño.

    • Su hijo puede reanudar una dieta normal a menos que su proveedor de atención médica le diga lo contrario.

    • Su hijo puede ponerse la misma ropa que antes. Las bolsas para estoma están diseñadas para quedar a ras del cuerpo, por lo que pueden disimularse bastante.

  • Reúnase con las personas que cuidan a su hijo o sus maestros y explíqueles las necesidades del niño; asegúrese de que sepan cómo pueden comunicarse con usted o el proveedor de atención médica si acaso surge un problema o emergencia.

Llame al médico en el acto si su hijo tiene cualquiera de estos síntomas:

  • La piel que rodea el estoma está enrojecida, echa líquido, sangra o se ha roto

  • La piel que rodea el estoma le pica, le causa escozor o tiene puntos blancos

  • El estoma se hincha, cambia de color o sangra sin cesar

  • El estoma se nivela con la piel o se hunde debajo de la piel que lo rodea, o si sobresale más de lo habitual

  • Cólicos o dolor abdominal

  • Las heces son más aguadas o se producen con menor frecuencia de lo habitual

  • Las heces son sanguinolentas o de color negro

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.