La diabetes y su hijo: Ejercicio sin peligro - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La diabetes y su hijo: Ejercicio sin peligro

Al igual que los alimentos y la insulina, el ejercicio desempeña un papel importante en el control del azúcar de la sangre de su hijo. La actividad física ayuda a reducir la cantidad de glucosa (azúcar) que se acumula en la sangre; esta acumulación de glucosa se denomina  hiperglucemia (alto nivel de azúcar en la sangre). Sin embargo, el exceso de ejercicio puede reducir demasiado el nivel de azúcar en la sangre de su hijo; esta carencia de glucosa se denomina hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre). Por esto es muy importante monitorearle estrechamente el nivel de azúcar en la sangre a su hijo cuando hace ejercicio. Usted tendrá que balancear el ejercicio, los alimentos y la insulina para garantizar que el nivel de azúcar en la sangre se mantenga entre los límites adecuados.   

La prevención es la clave

La mejor manera de controlar el azúcar en la sangre de su hijo durante el ejercicio requiere hacer planes de antemano. Aquí tiene algunas otras cosas que puede hacer para proteger la seguridad de su hijo durante el ejercicio:Muchacho en un vestuario de escuela, que se mide el nivel de azúcar en la sangre.

  • Mídale el nivel de azúcar en la sangre a su hijo antes y después de la actividad.

  • Si el azúcar en la sangre de su hijo se encuentra debajo de los niveles adecuados, haga que el niño coma algo ligero antes de hacer ejercicio. Pruebe a darle la mitad de un sándwich, galletas saladas con leche, un trozo de fruta o una barra de energía.

  • Asegúrese de que el kit de glucagón para emergencias se encuentre en un lugar cercano. (El glucagón es una inyección que eleva rápidamente el azúcar en la sangre.)

  • No deje que su hijo haga ejercicios si su nivel de azúcar en la sangre se encuentra por encima de los límites adecuados; en vez de ello, hágale un análisis de cetonas. Si los niveles de cetonas son altos, quizás sea necesario llevar al niño al hospital. (Su equipo de atención médica le dará más información sobre esto.)

La práctica de deportes

Cuando su hijo hace ejercicios, puede bajarle el nivel de azúcar en la sangre. Ya que las bajas pueden durar hasta 8 horas después del ejercicio, es muy importante medirle los niveles de azúcar en la sangre a su hijo antes y después de que practique deportes. Aquí tiene algunos otros consejos para garantizar que el niño no corra peligro mientras hace deportes:

  • Informe a los entrenadores de que su hijo tiene diabetes.

  • Entregue al entrenador de su hijo una lista de los síntomas de la hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre) junto con instrucciones que explican lo que debe hacer si al niño le da una baja de azúcar. Asegúrese de que el entrenador sepa cuándo debe llamar al 911.

  • Haga que su hijo se lleve bocaditos ricos en carbohidratos, como por ejemplo una barra de granola y una bebida para deportistas.

  • Asegúrese de que el niño tenga a mano una fuente de azúcar de acción rápida, como tabletas de glucosa o un bocadito, para usarla en caso de que le baje el azúcar en la sangre.

  • Pida al entrenador que ponga bocaditos, tabletas de glucosa y glucagón en el maletín de deportes del equipo. Asegúrese de que el entrenador u otro adulto esté capacitado para usar el glucagón.

  • No deje que su hijo vaya a las sesiones de entrenamiento o juegue algún partido si tiene un nivel demasiado alto de azúcar en la sangre y hay cetonas presentes.

Para evitar riesgos cuando el niño está con amigos

El nivel de azúcar en la sangre de su hijo puede bajar demasiado cuando el niño está fuera de casa. Aquí tiene algunos consejos para impedir que su hijo tenga bajas de azúcar cuando no esté en la casa:

  • Informe a los padres de los amigos del niño que su hijo tiene diabetes. Si a su hijo no le importa, también puede enseñarles a sus amigos algunas cosas sobre la diabetes.

  • Enseñe a los amigos de su hijo y a sus padres sobre la diabetes y cómo pueden identificar y tratar las bajas de azúcar. El tratamiento de estas bajas significa darle al niño comidas, bocaditos y fuentes de azúcar de acción rápida, como tabletas de glucosa y jugo, para que el azúcar en la sangre le suba nuevamente a los niveles adecuados.

  • Siempre que sea posible, prepare paquetes de comidas y bocaditos para que a otros padres les sea más fácil impedir las bajas de azúcar en su hijo. Incluya una nota en la que explica al papá o la mamá cuándo debe comer su hijo.

  • Hable con los padres sobre los peligros de tener niveles excesivamente bajos de azúcar en la sangre e indíqueles cuándo deben llamar al 911.

Recursos

Para obtener más información sobre la diabetes, visite los siguientes sitios en Internet:

  • American Diabetes Association www.diabetes.org

  • Children with Diabetes www.childrenwithdiabetes.org

  • Juvenile Diabetes Research Foundation www.jdrf.org

NOTA: Esta hoja no contiene toda la información que usted requiere para prestarle cuidados a su hijo con diabetes. Consulte con el equipo de atención médica de su hijo para obtener más información.

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.