Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La gastroenteritis bacteriana

La gastroenteritis recibe comúnmente el nombre de “gripe intestinal” (stomach flu). Se trata de una inflamación del sistema gastrointestinal, que comprende el estómago y los intestinos. La gastroenteritis bacteriana (causada por bacterias) generalmente produce síntomas graves e incluso puede resultar mortal. Esta hoja contiene más información sobre la gastroenteritis bacteriana, su prevención y su tratamiento.

Closeup of hands being washed with soap and water.

¿Cómo se propaga la gastroenteritis bacteriana?

  • Alimentos o agua contaminados: La vía de transmisión más probable de la gastroenteritis es el consumo de alimentos o agua que contienen bacterias perjudiciales como la salmonella y la E coli. Los alimentos pueden contaminarse si el personal que los maneja no se lava las manos o si los comestibles no se almacenan, manejan o cocinan correctamente.

  • Vía fecal-oral: Las personas con gastroenteritis bacteriana tienen bacterias perjudiciales en sus deposiciones. Si no se lavan bien las manos después de ir al baño, estas personas pueden propagar los microbios a objetos. Si llega a tocar los mismos objetos, otra persona puede recoger los microbios con las manos y transferirlos a su propia boca.

¿Cuáles son los síntomas de la gastroenteritis bacteriana?

Hay muchos tipos de bacterias capaces de causar la gastroenteritis, por lo que sus síntomas pueden variar. En algunos tipos de gastroenteritis los síntomas se manifiestan rápidamente, mientras que en otros tardan unas 24-48 en aparecer. En algunos casos, los síntomas desaparecen en uno o dos días, mientras que en otros persisten por varias semanas. En ciertos casos los intestinos pueden tardar varios meses en volver a la normalidad. Los síntomas, que pueden variar de leves a intensos, comprenden:

  • Diarrea aguada

  • Náusea y vómito

  • Fiebre y escalofríos

  • Dolor abdominal

  • Sangre en las heces (en casos graves)

¿Cómo se diagnostica la gastroenteritis bacteriana?

En primer lugar, el médico le realizará una historia clínica completa; asegúrese de mencionar si ha viajado recientemente y lo que comió antes de enfermarse. Tenga presente que los síntomas podrían tardar uno o dos días en aparecer después de la transmisión de las bacterias. Es posible que le pidan que proporcione una muestra de sus heces (materias fecales), que luego se enviará a un laboratorio para analizarla. No olvide consultar con su médico o departamento de emergencias del hospital para enterarse de los resultados del análisis. En algunos casos le pedirán que acuda a una visita de control con el médico para que le administre cuidados de seguimiento.

¿Cómo se trata la gastroenteritis bacteriana?

  • La gastroenteritis bacteriana suele desaparecer por su cuenta en unos días, sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, para recuperarse por completo es importante reponer los líquidos perdidos a causa de la diarrea y el vómito. Si acude a la sala de emergencias de un hospital y está muy deshidratado, le administrarán líquidos a través de una sonda intravenosa (IV) que le insertarán en el brazo.

  • Los medicamentos que retardan la diarrea se recetan en determinadas ocasiones, dependiendo de lo que piensa su médico que es la causa de sus síntomas. Sin embargo, estos medicamentos pueden prolongarle la enfermedad.

  • Su médico le recetará antibióticos sólo si sus síntomas son causados por determinados tipos de bacterias.

  • Si sus síntomas son muy graves, podrían ingresarlo en el hospital.

Alivio de los síntomas de la gastroenteritis bacteriana

Generalmente, las personas con gastroenteritis bacteriana se recuperan en su hogar. Para aliviar los síntomas y prevenir las complicaciones:

  • Descanse lo suficiente.

  • Tome abundante líquido para reponer el agua perdida en la diarrea y el vómito. Lo ideal es que tome agua normal, sopas claras (caldos) y soluciones de electrolitos (que encontrará en la mayoría de las farmacias). Evite las bebidas gaseosas, el alcohol, el café, el té, los refrescos de cola, la leche y jugos de fruta, porque pueden empeorar los síntomas. Si tiene dificultades para beber a causa de la náusea y el vómito, pruebe a chupar trozos de hielo.

  • Aliméntese siguiendo las instrucciones de su proveedor de atención médica.

  • Hasta que se le quite la diarrea, evite comer frutas y productos lácteos (con la excepción del yogur); estos alimentos pueden empeorarle la diarrea.

Prevención de la gastroenteritis bacteriana en el hogar

  • Lávese siempre las manos a fondo antes de preparar comidas y después de tocar carne de res o aves crudas.

  • Lave todas las frutas y verduras crudas —incluso las de paquete— con un cepillo de frotar o desinfectante líquido para productos agrícolas.   

  • Destine una tabla de cortar únicamente para procesar carnes. Lave todas las tablas de cortar y los utensilios con agua caliente y jabón después de cada uso.

  • Cocine las carnes a una temperatura lo suficientemente segura como para eliminar las bacterias que puedan estar presentes. Utilice un termómetro de alimentos al cocinar y siga estas pautas sobre la temperatura:      

  • Cocine la carne molida (res, ternera, cerdo, cordero) y las mezclas de carnes hasta alcanzar por lo menos 160°F (71°C).

  • Cocine la carne fresca de res, ternera, cordero y cerdo (filetes, lomos, costillas) hasta alcanzar por lo menos 145° (63°C).

  • Cocine las aves (incluida la carne molida de pollo o de pavo) hasta una temperatura interna de por lo menos 165°F (74°C).

  • Lávese bien las manos después de cambiar pañales; para evitar que las bacterias se propaguen, deseche los pañales cuidadosamente.

  • Antes y después de estar en contacto con una persona enferma, lávese bien las manos con agua y jabón o límpieselas con un antiséptico de alcohol en gel (que contenga al menos un 60 por ciento de alcohol). 

  • Póngase guantes al manipular ropa, sábanas o toallas que pertenezcan a una persona enferma; después de usar los guantes, deséchelos y lávese bien las manos. Lave la ropa de cama y otros artículos personales por separado en agua caliente con detergente y blanqueador líquido.   

Prevención de la gastroenteritis en el ámbito de la atención médica

Muchos hospitales y hogares de ancianos toman las siguientes medidas para ayudar a prevenir la propagación de la gastroenteritis:

  • Lavado de las manos: Los profesionales de atención médica se lavan bien las manos con agua y jabón o se las limpian con un antiséptico de alcohol en gel antes y después de tratar a cada paciente. También se lavan las manos después de tocar cualquier superficie que podría estar contaminada.

  • Ropa protectora: Cuando atienden a pacientes que tienen gastroenteritis, los profesionales de atención médica se ponen guantes y a veces incluso batas, y se quitan estos artículos antes de irse de la habitación.

  • Habitaciones privadas: Los pacientes con gastroenteritis bacteriana se asignan a habitaciones privadas o compartidas con otras que tengan la misma infección.

  • Manejo seguro de alimentos: El personal de las cocinas se lava las manos a menudo, cuece los alimentos debidamente y desinfecta todas las superficies de trabajo.

Consejos para lavarse las manos correctamente

Lávese la manos a menudo; hágalo siempre después de ir al baño o jugar con animales domésticos y antes de comer o preparar comidas. Límpiese la mano completa, debajo de las uñas, entre los dedos y sobre las muñecas.

  • Lávese por lo menos durante 15 segundos. No se limite a lavar superficialmente; frótese bien.

  • Enjuáguese las manos, dejando que el agua le corra de los dedos hacia abajo y no de las muñecas hacia arriba.

  • Séquese bien las manos; use una toalla de papel para cerrar la llave del agua y abrir la puerta.

Uso de antisépticos de alcohol en gel para las manos

Cuando no tenga suciedad visible en las manos, un antiséptico de alcohol en gel que contenga al menos un 60 por ciento de alcohol es una buena elección.

  • Apriete el frasco hasta colocarse aproximadamente una cucharada de gel en la palma de una mano.

  • Frótese las manos enérgicamente, limpiándose los dorsos, las palmas, entre los dedos y sobre las muñecas.

  • Frote hasta que el gel desaparezca y usted tenga las manos completamente secas.

Llame a su médico en cualquiera de los siguientes casos:

  • Si le empeoran los síntomas.

  • Si tiene heces sanguinolentas o de aspecto negruzco.

  • Si nota señales de deshidratación, tales como sequedad en la boca, sed intensa u orina escasa o ausente.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.