Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La gripe

La gripe (en inglés, “the flu”) es una infección que afecta las vías respiratorias (la boca, la nariz, los pulmones y los conductos que los comunican). A diferencia de un resfriado, la gripe puede ser muy grave para la salud y llegar a producir neumonía, una seria infección de los pulmones. En algunas personas, especialmente los adultos mayores, la gripe puede ser mortal. 

¿Cuáles son los factores de riesgo de la gripe?

Aunque la gripe puede afectar a cualquiera, es más probable que contraigan la infección las personas que:Contorno de una cabeza y pecho humanos con la cabeza girada hacia un lado. Pueden verse las estructuras internas de la nariz, las vías aéreas y los pulmones. Se están inspirando gotas con virus por la nariz y los pulmones.

  • Tienen el sistema inmunológico debilitado.

  • Trabajan en el ámbito de la atención médica, donde podrían exponerse a los microbios de la gripe.

  • Viven o trabajan con alguien que tiene gripe.

  • No han recibido una vacuna antigripal (flu shot) anual.

¿Cómo se transmite la gripe?

La gripe es causada por unos microbios llamados “virus”, que se propagan por el aire en pequeñas gotas cuando una persona infectada tose, estornuda, se ríe o habla. Es posible que otra persona contraiga la infección si inhala estos microbios directamente; la infección se puede contraer también cuando se toca una superficie donde se han depositado las pequeñas gotas y luego se transfieren los microbios desde las manos a los ojos, la nariz o la boca. Otra manera de exponerse a los microbios de la gripe es al tocar pañuelitos desechables usados, o al compartir utensilios, vasos o cepillos de dientes con una persona infectada.

¿Cuáles son los síntomas de la gripe?

Los síntomas de la gripe tienden a aparecer con rapidez y pueden durar de unos días a varias semanas. Algunos de estos síntomas son:

  • Fiebre (generalmente, por encima de 101°F) y escalofríos

  • Dolor de garganta y de cabeza

  • Tos seca

  • Goteo nasal

  • Cansancio y debilidad

  • Dolores musculares

 

Factores que pueden empeorar la gripe

En algunas personas, la gripe puede ser muy grave. El riesgo de complicaciones es mayor para:

  • Niños menores de 5 años de edad.

  • Adultos mayores de 65 años de edad.

  • Personas que tienen una enfermedad crónica, como la diabetes o una afección del corazón, los riñones o los pulmones.

  • Personas que viven en hogares de ancianos o centros de cuidado a largo plazo.

¿Cuál es el tratamiento de la gripe?

La gripe suele mejorar por su cuenta en aproximadamente 7 días. En algunos casos, su PROVEEDOR DE ATENCIÓN MÉDICA podría recetar un medicamento antiviral que ayuda a acelerar la recuperación. Para que el medicamento surta efecto, es necesario tomarlo lo antes posible (lo ideal es dentro de las 48 horas) después de la aparición de los síntomas. Las personas que desarrollan neumonía u otra enfermedad grave quizás requieran cuidados en un hospital.

Alivio de los síntomas de la gripe

  • Tome abundantes líquidos como agua, jugo y sopa caliente. Una buena regla general es que tome lo suficiente como para producir su cantidad normal de orina.

  • Descanse bastante.

  • Pregunte a su proveedor de atención médica qué puede tomar para la fiebre y el dolor. 

  • Llame a su proveedor de atención médica si la fiebre le sube por encima de 101°F (38.3°C) o si tiene mareos, aturdimiento o falta de aliento.

Tome medidas para proteger a los demás

  • Lávese las manos a menudo, especialmente después de toser o estornudar; o bien, límpiese las manos con un limpiador antiséptico de alcohol (que contenga al menos un 60 por ciento de alcohol).

  • Al toser o estornudar, cúbrase la boca y la nariz con un pañuelito desechable de papel; luego deseche el pañuelito y lávese las manos. Si no tiene un pañuelito desechable, cúbrase la boca y la nariz con el ángulo interior del codo cuando tosa o estornude.

  • Permanezca en su casa hasta por lo menos 24 horas después de que haya desparecido la fiebre o los escalofríos. Asegúrese de que la fiebre no esté escondida por medicametnos que reduzcan la fiebre.

  • No comparta comida, utensilios, vasos o cepillos de dientes con otras personas.

  • Pregúntele a su proveedor de atención médica si las demás personas que viven en su casa deben recibir medicamentos antivirales para tratar de evitar la infección.

¿Cómo puede prevenirse la gripe?

  • Una de las mejores maneras de evitar la gripe es ponerse una vacuna antigripal (flu shot) todos los años. Ya que los virus que causan la gripe cambian de un año para otro, los médicos recomiendan ponerse la vacuna antigripal todos los años apenas esté disponible. ES POSIBLE que la vacuna se administre por inyección O en forma de espray nasal. Su proveedor de atención médica le indicará cuál de las vacunas es la más adecuada para su caso.

  • Lávese las manos a menudo. Se ha comprobado que el lavado de manos frecuente ayuda a prevenir las infecciones.

  • Lleve consigo un limpiador antiséptico de alcohol para las manos (que contenga al menos un 60 por ciento de alcohol) y úselo cuando no tenga acceso al agua y el jabón. Luego lávese las manos en cuanto pueda.

  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.

  • En la casa y el trabajo, limpie los teléfonos, teclados de computadora y juguetes a menudo con pañuelitos desinfectantes. 

  • Si es posible, evite el contacto estrecho con otras personas que tengan gripe o sus síntomas.

Consejos para lavarse las manos

Una de las mejores maneras de prevenir muchas infecciones frecuentes es lavarse las manos. Si usted está cuidando o visitando a una persona con gripe, lávese las manos cada vez que entre y salga de la habitación. Siga estos pasos:

  • Use agua tibia y mucho jabón.

  • Límpiese la mano completa, debajo de las uñas, entre los dedos y sobre las muñecas.

  • Lávese por lo menos durante 15 segundos. 

  • Enjuáguese las manos, dejando que el agua le corra de los dedos hacia abajo y no de las muñecas hacia arriba.

  • Séquese bien las manos; use una toalla de papel para cerrar la llave del agua y abrir la puerta.

Uso de limpiadores antisépticos de alcohol para las manos

Los limpiadores antisépticos de alcohol también son una buena elección; úselos cuando no tenga acceso al agua y el jabón. Siga estos pasos:

  • Apriete el frasco hasta colocarse aproximadamente una cucharada de gel en la palma de una mano.

  • Frótese las manos enérgicamente, limpiándose los dorsos, las palmas, entre los dedos y sobre las muñecas.

  • Frote hasta que el gel desaparezca y usted tenga las manos completamente secas.

 

Prevención de la gripe en el ámbito de la atención médica

La gripe es una preocupación especialmente importante para personas que están en hospitales y centros de cuidados a largo plazo. Para ayudar a prevenir la transmisión de la gripe, muchos hospitales y hogares de ancianos toman las siguientes medidas:

  • Los proveedores de atención médica se lavan las manos o se las limpian con un antiséptico de alcohol en gel antes y después de tratar a cada paciente.

  • Las personas con gripe tienen habitaciones y baños privados, o comparten una habitación con otra persona que tiene la misma infección.

  • Es recomendable que los pacientes de alto riesgo que no tienen gripe reciban la vacuna antigripal y la antineumocócica.

  • A todos los profesionales de atención médica se les recomienda o requiere ponerse la vacuna antigripal.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.