Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tratamiento del ventrículo hipoplásico de su hijo: etapa II

Corte transversal visto de frente de un corazón en donde se ven las aurículas arriba y los ventrículos abajo, la aorta, la arteria pulmonar, la válvula mitral, la válvula aórtica, la aurícula izquierda, el ventrículo izquierdo, la aurícula derecha, el ventrículo derecho, la válvula tricúspide, la válvula pulmonar, la vena cava superior y la vena cava inferior. Flechas del lado derecho del corazón que muestran sangre pobre en oxígeno que se bombea a los pulmones. Flechas del lado izquierdo del corazón muestran sangre rica en oxígeno que se bombea al cuerpo.

Su hijo tiene un problema del corazón que incluye un ventrículo hipoplásico, lo que significa que uno de los ventrículos es demasiado pequeño o no existe. El tratamiento más común para este problema es la cirugía del corazón. Es frecuente que se realice en tres etapas. Esta hoja explica qué se hace en la segunda etapa (etapa II). La cirugía no puede reparar el problema del corazón de su hijo; sin embargo, puede ayudar a aliviar sus síntomas. También puede aumentar las probabilidades de que su hijo lleve una vida más normal. El médico podrá responder sus preguntas y le dará más información según la vaya necesitando.

Los objetivos de la cirugía cardíaca para un ventrículo hipoplásico

  • Etapa I. Convertir al único ventrículo que funciona en la principal cámara de bombeo del corazón para suministrar sangre tanto a los pulmones como al cuerpo. 

  • Etapa II. Disminuir el esfuerzo del único ventrículo y reducir la mezcla de sangre pobre en oxígeno y la sangre rica en oxígeno. 

  • Etapa III. Separar la circulación de sangre en el corazón para que se produzca muy poca mezcla de sangre rica en oxígeno con sangre pobre en oxígeno.

Los riesgos y las posibles complicaciones de una operación del corazón incluyen:

  • Arritmia (anomalía del ritmo cardíaco)

  • Trastornos de los pulmones

  • Infección

  • Sangrado

  • Problemas con el sistema nervioso, tales como convulsiones o ataque cerebral

  • Acumulación anormal de líquido alrededor del corazón o los pulmones

Etapa II: El procedimiento de Glenn bidireccional

Corte transversal visto de frente de un corazón en donde se muestra el procedimiento de Glenn bidireccional para tratar un ventrículo izquierdo hipoplásico. La vena cava superior está conectada a la arteria pulmonar. Unas flechas muestran cómo la sangre circula desde la aurícula izquierda al ventrículo derecho y se mezcla con sangre proveniente de la vena cava inferior, que luego se bombea hacia afuera de la aorta.

La segunda etapa de la cirugía se llama procedimiento de Glenn bidireccional. Lo más frecuente es que se realice cuando el bebé tiene entre 3 y 6 meses de edad. Es posible que sea necesario permanecer en el hospital entre 5 y 7 días. El procedimiento suministra una circulación de sangre a baja presión hasta los pulmones. Además, ayuda a disminuir el esfuerzo del ventrículo único. Durante la cirugía, el cirujano:

  • Separa la vena cava superior (VCS) del corazón. La VCS es el vaso sanguíneo grande que trae sangre pobre en oxígeno desde la parte superior del cuerpo hasta la aurícula derecha. Este vaso sanguíneo se separa con un corte de la aurícula derecha y se cierra el extremo más cercano a la aurícula derecha. El otro extremo se cose a la arteria pulmonar. Esto permite que la sangre pobre en oxígeno que viene de la parte superior del cuerpo circule directamente hasta los pulmones, sin pasar por el corazón. Allí, la sangre recibe oxígeno.

  • Quita toda fuente adicional de circulación sanguínea hacia la arteria pulmonar. Si se colocó una derivación, una banda u otro dispositivo durante un procedimiento anterior para dirigir la sangre a los pulmones, se quita en este momento.

Cuándo debe llamar al médico

Llame al médico de inmediato si su hijo tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Mayor enrojecimiento, secreción, hinchazón o sangrado en el lugar de la incisión

  • Fiebre de 100.4ºF (38ºC) o más alta

  • Problemas para alimentarse, falta de apetito o sube poco de peso

  • Irritabilidad

  • Dolor de estómago

  • Cansancio

  • Falta de aire o dificultades para respirar

  • Tos que no desaparece

  • Náuseas y vómitos persistentes

  • Ritmo cardíaco irregular

  • No se advierten mejoras

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.