Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuando su hijo tiene deslizamiento de la epífisis capital femoral

A su hijo le han diagnosticado un trastorno llamado deslizamiento de la epífisis capital femoral. Esto significa que la cabeza del fémur (la parte esférica en el extremo superior del hueso del muslo) se ha deslizado ligeramente fuera del cuello del hueso. (Puede ser útil imaginar una bola de helado que se sale del cono.) Este problema puede ser muy grave si se deja sin tratar. Es probable que el niño deba ser enviado a la consulta de un ortopedista (un médico que se especializa en el tratamiento de problemas óseos y de articulaciones) para evaluación y tratamiento.

 

  

¿Cuáles son las causas del deslizamiento de la epífisis capital femoral?

En algunos casos, este trastorno ocurre de forma repentina debido a una lesión o trauma. En otros casos se desarrolla lentamente con el tiempo debido a un problema subyacente. Entre los factores de riesgo (cosas que aumentan las probabilidades de tener epífisis capital femoral) se encuentran los siguientes:

  • Encontrarse entre las edades de 11 y 15 años

  • Ser del sexo masculino (más niños que niñas tienen este problema)

  • Ser afroamericano

  • Tener exceso de peso

  • Tener un trastorno de la glándula tiroides

  • Tomar ciertos medicamentos (como esteroides orales u hormonas de crecimiento)

¿Cuáles son los síntomas del deslizamiento de la epífisis capital femoral?

Entre los síntomas del deslizamiento de la epífisis capital femoral se encuentran los siguientes:

  • Caminar cojeando

  • Dolor en la cadera que puede empeorar con la actividad

  • Se queja de que siente como si la cadera cediese o fuera incapaz de resistir el peso

  • Camina con la pierna torcida hacia afuera

  • Dolor en la rodilla o en el muslo

¿Cómo se diagnostica el deslizamiento de la epífisis capital femoral?

Este trastorno suele diagnosticarse examinando al niño y observando cómo camina. Es posible que le hagan una prueba de diagnóstico por imagen, como una radiografía, para confirmar el diagnóstico. También es posible que le hagan otras pruebas para comprobar si hay otros problemas subyacentes (como un trastorno de la glándula tiroides) que podrían causar deslizamiento de la epífisis femoral.

¿Cómo se trata el deslizamiento de la epífisis capital femoral?

El tratamiento de este trastorno se considera urgente porque si el deslizamiento continúa podría dañar la articulación de la cadera. A fin de evitar que continúe el deslizamiento, es probable que el niño sea ingresado en el hospital inmediatamente para someterse a cirugía. La cirugía suele llevarse a cabo uno o dos días después del diagnóstico. Durante la operación, el cirujano introduce un tornillo de acero a través del hueso del muslo en la cabeza del fémur. Este tornillo mantiene la cabeza del fémur firmemente en su sitio.

¿Qué ocurre después de la cirugía?

  • Después de la cirugía para resolver este problema, el niño deberá caminar con muletas durante 6–8 semanas.

  • Es posible que el niño deba ir a ver a un fisioterapeuta para recibir tratamiento durante la recuperación.

  • Las visitas de control son esenciales cada 3–4 meses durante los próximos 2 años para comprobar el estado de la cadera operada.

  • En un niño con deslizamiento de la epífisis femoral en una cadera, la cadera sana puede tener más probabilidades de sufrir deslizamiento, sobre todo si hay un problema subyacente que provocó el deslizamiento en la cadera afectada o si el niño tiene menos de 10 años de edad. En estos casos, el cirujano puede recomendar que se coloque un tornillo de sujeción en ambas caderas para evitar problemas en el futuro.

¿Cuáles son los posibles problemas a largo plazo?

  • Con el tratamiento, este problema suele tener buenos resultados, sobre todo si se trata a tiempo. El médico de su hijo podrá darle más información.

  • Incluso después del tratamiento, un niño con deslizamiento de la epífisis femoral tiene más probabilidades de tener artritis en la cadera afectada en la edad adulta.

  • En casos poco frecuentes la articulación de la cadera puede seguir teniendo problemas incluso después del tratamiento. Esto es más probable si el cartílago de crecimiento (la parte blanda de un hueso largo que permite que el hueso crezca) se lesionó a consecuencia del deslizamiento. La interrupción del aporte sanguíneo a la cabeza del fémur durante el deslizamiento también puede causar problemas. Los problemas son más probables cuando el deslizamiento de la epífisis femoral es grave. La detección temprana de estos problemas es una de las razones por las que resulta esencial hacer visitas de control al cirujano a medida que el niño crece.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.