Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuando su hijo tiene discrepancia en la longitud de las piernas

A su hijo le han diagnosticado una discrepancia en la longitud de las piernas. Esto significa que sus piernas tienen longitudes diferentes, de forma que una pierna es más larga que la otra. Esta diferencia de longitudes puede variar ampliamente de un caso a otro. Cuanto mayor sea esta diferencia, más problemas podrá tener el niño a medida que va creciendo. A consecuencia de este problema, es posible que su hijo deba ir a un ortopedista pediátrico (un médico especializado en el tratamiento de problemas de huesos y articulaciones en los niños) para que le haga una evaluación y posiblemente un tratamiento. Contorno de un niño en el que pueden verse los huesos de la pelvis y de las piernas. La pierna izquierda es más corta que la pierna derecha. La línea punteada muestra que las caderas están niveladas. Otra línea punteada muestra que las rodillas se encuentra a diferente altura.

¿Cuáles son las causas de las discrepancias en la longitud de las piernas?

La discrepancia en la longitud de las piernas es un problema muy común cuya causa, en algunos casos, se desconoce. Pero entre las causas conocidas de este problema en los niños se encuentran las siguientes:

  • Lesión o infección que retrasa el crecimiento del hueso de una de las piernas.

  • Lesión en el cartílago de crecimiento (la parte blanda de un hueso largo que permite que el hueso crezca). Una lesión en dicho cartílago puede retrasar el crecimiento del hueso de esa pierna.

  • Fractura de una pierna que causa un crecimiento excesivo del hueso a medida que éste se recupera.

  • Problema congénito (de nacimiento) en el que todo un lado del cuerpo del niño puede ser más grande que el otro lado).

  • Problemas que afectan a los músculos y a los nervios, como la polio.

¿Cómo se diagnostica la discrepancia en la longitud de las piernas?

  • El médico examina cuidadosamente al niño para asegurarse de que las piernas tienen en realidad longitudes diferentes. Esto es necesario porque los problemas de la cadera (como la existencia de una articulación suelta) o de la espalda (como la escoliosis) pueden a veces crear la apariencia de que el niño tiene una pierna más larga que la otra, cuando en realidad son de la misma longitud.

  • Se toman radiografías de las piernas del niño. Durante las radiografías se coloca una regla graduada larga en la imagen para obtener una medida precisa de cada hueso.

  • Si se sospecha que la discrepancia puede tener otra causa, se realizarán pruebas adicionales para determinar si esa causa puede o no descartarse.

¿Cómo se tratan las discrepancias en la longitud de las piernas?

El tratamiento de la discrepancia dependerá de la diferencia en la longitud de ambas piernas y de la causa, si ésta se conoce. El médico hablará detenidamente con usted y con su hijo acerca de las opciones de tratamiento antes de tomar cualquier tipo de decisión. Es importante recordar que el tratamiento se planifica teniendo en cuenta la longitud final o definitiva de las piernas, no la longitud actual.

En general no se necesita tratamiento si la discrepancia que se calcula para el final del crecimiento es de 2 centímetros o menos. De todas formas, el niño debe volver al ortopedista una vez alcanzada la edad de 10 años.

Se suele recomendar tratamiento cuando se calcula que la discrepancia será mayor de 2 centímetros una vez terminado el crecimiento. En los casos en que se da tratamiento, éste no suele iniciarse hasta que el niño empieza a andar. Algunas de las opciones de tratamiento son:

  • Un zapato elevado para poner ambas caderas al mismo nivel. Este suele ser el único tratamiento que se necesita cuando la discrepancia entre ambas piernas es pequeña.

  • Cirugía para reducir la longitud de la pierna más larga: Esta operación es menos complicada que el alargamiento de la pierna más corta. La reducción de la longitud puede hacerse de dos maneras:

    • Cerrando el cartílago de crecimiento de la pierna más larga 2-3 años antes de que finalice el crecimiento (alrededor de los 11-13 años), y dejando que la pierna más corta crezca hasta alcanzar la longitud de la otra. Este procedimiento se conoce como epifisiodesis.

    • Eliminando un segmento de hueso de la pierna más larga una vez finalizado el crecimiento para igualar la longitud de ambas piernas.

  • Cirugía para alargar la pierna más corta: Este tipo de cirugía es más complicada que la cirugía para reducir la longitud de la pierna. Durante esta operación se realizan cortes en el hueso de la pierna. Se conecta una estructura de metal y una barra externas al hueso de la pierna. La estructura de metal y la barra van estirando lentamente el hueso de la pierna para alargarla. El niño deberá usar la estructura de metal y la barra constantemente durante varios meses o incluso años. Una vez que se ha quitado la estructura de metal y la barra, es necesario poner un yeso en la pierna durante varios meses. Esta operación requiere una atención continua con visitas de control al cirujano para asegurarse de que la recuperación está progresando correctamente.

  • Fisioterapia para fortalecer y alargar los músculos. Esto es particularmente útil después de la operación.

¿Cuáles son los posibles problemas a largo plazo?

La discrepancia en la longitud de las piernas no implica restricciones en las actividades que puede hacer el niño. El tratamiento de este problema suele dar buen resultado. Si una discrepancia significativa en la longitud de las piernas se deja sin tratamiento, es probable que dé lugar a problemas de espalda, caderas o rodilla a medida que el niño va creciendo.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.