Cuando su hijo tiene metatarso aducido (MTA) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuando su hijo tiene metatarso aducido (MTA)

Su hijo nació con metatarso aducido (MTA). Se trata de una deformación del pie en la que la parte anterior de éste (llamada antepié) se curva hacia adentro mientras que la parte posterior y el tobillo permanecen en posición normal. El problema es congénito, es decir, de nacimiento, y puede afectar a uno o ambos pies. El metatarso aducido es un problema común que no produce dolor y suele desaparecer por sí solo.

 

 

¿Cuál es la causa del metatarso aducido?

El MTA suele ser hereditario. En algunos casos, la posición del pie dentro del útero durante el embarazo contribuye a la creación de este problema.

¿Cómo se diagnostica el metatarso aducido?

El MTA se diagnostica fácilmente observando el pie del niño al nacer. El médico podrá diferenciar el MTA de otras deformaciones congénitas del pie.

¿Cómo se trata el metatarso aducido?

En la mayoría de los casos, el metatarso aducido desaparece durante los primeros 3 años de la vida del niño. Los padres pueden aprender a hacer ciertos ejercicios para ayudar al pie del niño a moverse hacia la posición correcta. Es posible que se necesiten tratamientos adicionales si el MTA es grave o no se corrige por sí solo.

  • La terapia con ejercicios de estiramiento suele recomendarse para ayudar a desviar la parte anterior del pie hacia su posición normal. El padre o la madre coloca el talón del niño entre el pulgar y el índice. A continuación coloca la parte anterior del pie del niño entre el pulgar y el índice de la otra mano y empuja suavemente en la dirección del dedo pequeño del pie.

  • La colocación de un yeso puede recomendarse si el pie no empieza a corregirse por sí solo o si el metatarso aducido está rígido (duro y difícil de mover hacia la posición correcta). Los yesos ayudan a mover el pie a la posición correcta. El yeso se coloca a lo largo de toda la pierna (desde la ingle hasta los dedos del pie) y se cambia cada pocas semanas. En algunos casos se usan también retenedores o abrazaderas especiales para las piernas.

  • La cirugía es un tratamiento al que se recurre con muy poca frecuencia.

¿Cuáles son los posibles problemas a largo plazo?

Muchos niños con MTA mejoran sin necesidad de tratamiento. Si se necesita tratamiento, éste suele dar resultados satisfactorios. En la mayoría de los casos, el pie y la pierna del niño tendrán un aspecto normal y ambos pies funcionarán de forma adecuada. De hecho, un leve MTA puede representar una ventaja para los corredores. Pero si el MTA es grave y no desaparece, puede producir juanetes, dedos “en martillo” y otros problemas de los pies.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.