Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo requiere una traqueostomía

El médico le ha dicho que su hijo requiere una traqueostomía. Se trata de una nueva vía de entrada y salida del aire, que se crea durante una operación quirúrgica. En esta operación, el cirujano realiza una pequeña incisión en el cuello de su hijo y por allí inserta un tubo, denominado “cánula de traqueostomía”. A través de esta cánula entra y sale el aire, lo que permite que su hijo respire. Esta hoja le proporcionará más información sobre la traqueostomía.

Razones para realizar una traqueostomía

La traqueostomía puede ser temporal (usada por poco tiempo) o permanente. Algunas de las posibles razones de la traqueostomía son:

  • Necesidad de uso a largo plazo de un ventilador (aparato que facilita la respiración)

  • Obstrucción de la vía aérea a causa de un accidente, parálisis, cirugía o malformación

  • Necesidad de aspirar con frecuencia las secreciones presentes en la vía respiratoria

  • Obstrucción de la vía respiratoria durante el sueño (apnea del sueño)

Cómo funciona la traqueostomía de su hijoContorno de la cabeza de un niño que muestra el esófago, la tráquea y el tubo traqueal insertado en el cuello dentro de la tráquea.

La operación se lleva a cabo en un quirófano o unidad de cuidados intensivos (ICU por sus siglas en inglés). Su hijo recibirá medicamentos que lo harán dormir durante el procedimiento. El cirujano crea una pequeña abertura en el cuello, llamada estoma, y allí coloca la cánula de traqueostomía. Uno de los extremos de la cánula se apoya fuera del estoma, mientras que el otro queda dentro de la tráquea. Cuando el niño inspira y espira, el aire circula a través de la cánula en la tráquea para entrar y salir de los pulmones. Su hijo también puede seguir respirando normalmente por la nariz.

Ayude a su hijo a ajustarse a la traqueostomía

Según la edad de su hijo, quizás le lleve cierto tiempo ajustarse a una traqueostomía. Usted puede ayudarlo adquiriendo experiencia en los cuidados de la cánula de traqueostomía. Además, manténgase lo más relajado posible; esto ayudará a su hijo a conservar la calma si surge algún problema. Por ejemplo, si su hijo siente arcadas, ayúdelo a relajarse; pídale que respire hondo y lentamente. Estas son otras maneras de ayudar a su hijo:

  • Al comer. Siga las instrucciones que le den sobre cómo comer y beber. Una vez que su hijo esté en capacidad de comer, anímelo a que lo haga despacio y que mastique bien los alimentos.

  • Al hablar. Es posible que su hijo necesite terapia del habla para aprender a hablar con más facilidad. Algunos niños se benefician de tener una válvula especial que les permite hablar con mayor volumen. Le llevará cierto tiempo ajustarse a la válvula. Si su hijo no puede hablar, ayúdelo a aprender nuevas maneras de comunicarse; por ejemplo, puede recurrir a tarjetas visuales (flash cards), una pequeña pizarra blanca o expresiones faciales.

  • Al bañarse. Asegúrese de que su hijo mantenga seca la cánula de traqueostomía al bañarse. Es necesario que usted observe a su hijo mientras se baña, y que no le permita ducharse. Para lavarle el pelo, sosténgale la cabeza y el cuello hacia atrás mientras los apoya cuidadosamente. Mantenga el agua alejada de la cánula de traqueostomía.

  • Al salir. En zonas con mucha suciedad o polvo, cubra la cánula de traqueostomía con una nariz artificial (llamada también “intercambiador de humedad”) que contiene un filtro. Evite frecuentar los cajones de arena y las playas. No deje que su hijo salga al aire libre en días muy fríos o con mucho viento.

  • Al jugar. Supervise los juegos con otros niños para evitar que le den algún tirón a la cánula de traqueostomía o que se le coloque algún objeto adentro. No permita que su hijo haga deportes de contacto ni actividades acuáticas.

Señales de obstrucción o desprendimiento de la cánula de traqueostomía

Cuando una cánula de traqueostomía se obstruye o se desprende, pueden aparecer las siguientes señales:

  • Dificultades para respirar, respiración acelerada o ausencia total de respiración

  • Sonidos entrecortados, gruñidos, jadeos o silbidos durante la respiración

  • Agitación

  • Ensanchamiento de los orificios nasales

  • Piel sudorosa y pegajosa

  • Mirada nerviosa o asustada

  • Coloración pálida o azulada alrededor de los labios, en la boca o las uñas

  • Retracción de la piel entre las costillas, en la parte hueca del cuello o debajo del esternón con cada respiración

Si la cánula de traqueostomía se obstruye o se desprende

Pregunte a su proveedor de atención médica si es necesario que tenga a mano una bolsa de reanimación. Tenga disponible una cánula de traqueostomía de menor tamaño como reserva. Si el niño muestra señales de obstrucción, en primer lugar aspire el contenido de la cánula de traqueostomía. Si la cánula sigue obstruida, cámbiela y vuelva a efectuar la aspiración. Si su hijo sigue teniendo dificultades para respirar o pierde el conocimiento, llame en el acto al 911 o a un servicio de emergencias.

Llame al médico en el acto si su hijo tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Falta de aliento

  • Enrojecimiento, dolor o sangrado en el estoma

  • Flema amarilla o verde, maloliente, sanguinolenta o espesa procedente del estoma

  • Fiebre de 100.4°F o superior

  • Hinchazón alrededor de la cánula de traqueostomía

  • Dolor durante la aspiración de la cánula de traqueostomía

  • Vómitos

  • Dificultades para insertar la cánula de traqueostomía o la sonda de aspiración

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.