Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene sinusitis

Los senos paranasales son espacios vacíos situados en los huesos de la cara. Cuando están sanos, los senos paranasales producen y drenan flema constantemente para mantener limpios los conductos nasales. Sin embargo, algún problema subyacente puede impedir el drenaje apropiado y ocasionar sinusitis (inflamación e infección de los senos paranasales). La sinusitis puede ser aguda o crónica. La sinusitis aguda aparece repentinamente, a menudo después de un resfriado o una gripe; cuando la sinusitis aguda no desaparece o reaparece con frecuencia, se habla de un problema crónico. La sinusitis de larga duración suele deberse a alergias o a obstrucciones físicas en la nariz.

¿Cuáles son las causas de la sinusitis?

Los siguientes problemas pueden ocasionar sinusitis:

  • Infecciones de las vías respiratorias superiores: Un resfriado o gripe puede provocar la hinchazón de los senos paranasales y el recubrimiento de mucosa de la nariz. Esto hace que se obstruyan las aberturas sinusales y se acumule la flema, la cual puede infectarse con microbios (bacterias o virus).

  • Reacciones alérgicas: La sensibilidad a ciertas sustancias del medio ambiente, como el polen, el polvo o el moho, hace que los senos paranasales se hinchen y se impida el drenaje de la flema.

  • Obstrucciones en la nariz: La presencia de un pólipo o tabique desviado puede ocasionar sinusitis persistente. Un pólipo es un saco de tejido que se hincha, a menudo como resultado de una infección. Los pólipos pueden obstruir la diminuta abertura en la que drenan la mayoría de los senos paranasales, y crecer al punto de bloquear el conducto nasal. El tabique es la pared de cartílago (tejido conectivo robusto) que divide la cavidad nasal por la mitad. Cuando está torcida (desviada), esta pared puede impedir que los senos paranasales se drenen normalmente.

  • Obstrucciones en la garganta: Las adenoides y las amígdalas son masas de tejido presentes en la garganta que, como parte del sistema inmunológico, ayudan a atrapar bacterias y otros microbios. Sin embargo, las amígdalas y las adenoides pueden inflamarse o infectarse, lo que produce hinchazón e impide el drenaje normal de la flema.

¿Cuáles son los síntomas de la sinusitis?

  • Secreción espesa amarillenta o de color extraño que dura 10–14 días

  • Congestión nasal que obliga a su hijo a respirar por la boca, especialmente de noche (los resfriados y otros trastornos de salud también pueden ocasionar respiración bucal)

  • Dolor y presión alrededor de los ojos, la nariz, las mejillas o la frente

  • Dolor de cabeza

  • Tos que dura más de 7 días

  • Goteo postnasal (flema espesa que se drena por la parte posterior de la garganta)

  • Mal aliento

¿Cómo se diagnostica la sinusitis?

El médico de su hijo le hará preguntas sobre la historia clínica del niño; además le hará un chequeo, durante el cual le examinará los oídos, la nariz y la garganta y comprobará si la zona cercana a los senos paranasales es sensible al tacto. A su hijo podrían hacerle pruebas en busca de bacterias, alergias o pólipos, así como radiografías o tomografías. En algunos casos, podrían remitir a su hijo a un otorrinolaringólogo (especialista en el tratamiento de los oídos, la nariz y la garganta; ENT por su abreviatura en inglés). Si es así, el otorrinolaringólogo podría usar un endoscopio (instrumento largo y delgado parecido a un telescopio) para examinar el interior de las aberturas sinusales.

¿Cómo se trata la sinusitis aguda?

La sinusitis aguda suele mejorar por su cuenta. Cuando esto no sucede, el médico del niño podría recetarle:

  • Antibióticos: Si los senos paranasales de su hijo están infectados con bacterias, le administrarán antibióticos para destruirlas.

  • Medicamentos para la alergia: En caso de sinusitis alérgica, los antihistamínicos y otros medicamentos para la alergia pueden reducir la hinchazón.

Nota: No use sprays nasales descongestionantes para tratar la sinusitis, porque podrían empeorar el problema.

¿Cómo se trata la sinusitis crónica?

Si la sinusitis no desaparece o vuelve a aparecer, el médico de su hijo podría intentar lo siguiente:

  • Un cambio de medicamentos: Tal vez su hijo necesite un tratamiento más prolongado u otro antibiótico.

  • Vacunas contra la alergia (inmunoterapia): Las vacunas contra la alergia pueden reducir la sensibilidad de su hijo a alergenos como el polen, los ácaros del polvo o el moho.

  • Cirugía: Podrían operar a su hijo para quitarle un pólipo nasal, despejar una obstrucción o extraerle una pequeña muestra de tejido de la nariz.

Si se recetan antibióticos

Las sinusitis bacterianas pueden tratarse con antibióticos. Para usar estos medicamentos sin peligro:

  • Tal vez transcurran 5-7 días antes de que comiencen a mejorar los síntomas de su hijo. Si no ha mejorado en este lapso de tiempo, llame al médico de su hijo.

  • Asegúrese de que el niño se tome TODO el medicamento, aunque se sienta mejor, porque si no lo hace la infección podría reaparecer.

  • Asegúrese de que su hijo tome el medicamento de la forma indicada. Por ejemplo, algunos antibióticos deben tomarse con la comida.

  • Consulte con el médico de su hijo o un farmacéutico sobre los efectos secundarios que podrían surgir con el medicamento, y lo que puede hacer al respecto.

El cuidado de su hijo

Muchos niños con sinusitis mejoran con reposo y los siguientes cuidados:

  • Abundantes líquidos: Una buena regla general es darles un vaso de agua o jugo cada hora o dos. Además de ayudar a impedir la deshidratación, los líquidos diluyen la flema y permiten que se drene más fácilmente.

  • Lavado con agua salada: Estos lavados ayudan a mantener la humedad en los senos paranasales y la nariz. Mezcle una cucharadita de sal en 8 onzas de agua destilada. Con ayuda de una pera de goma, administre pequeños chorros de esta solución dentro de la nariz de su hijo.

  • Compresas tibias: Aplique una toallita húmeda y tibia a la nariz, las mejillas y los ojos de su hijo, para aliviar el dolor facial.

Prevención de la sinusitis

Los resfriados, la gripe y las alergias pueden conducir a la sinusitis. Para tratar de prevenir estos problemas:

  • Enseñe a su hijo a lavarse las manos debidamente y a menudo, porque es la mejor manera de prevenir la mayoría de las infecciones.

  • Asegúrese de que su hijo consuma comidas nutritivas y beba mucho líquido.

  • Mantenga a su hijo alejado de personas enfermas, especialmente en la temporada de resfriados y gripes.

  • Pregúntele al médico de su hijo si el niño debe hacerse pruebas para la alergia. Tome medidas para ayudar a su hijo a evitar los alergenos que le causan sensibilidad. El médico de su hijo puede darle más información a este respecto.

  • No deje que nadie fume cerca de su hijo.

Consejos para lavarse las manos correctamente

Use agua tibia y mucho jabón; frótese las manos hasta formar abundante espuma.

  • Límpiese la mano completa, debajo de las uñas, entre los dedos y sobre las muñecas.

  • Lávese durante al menos 10–15 segundos (lo que dure recitar el alfabeto o cantar “Cumpleaños feliz”). No se limite a lavar superficialmente; frótese bien.

  • Enjuáguese bien las manos, dejando que el agua le corra de los dedos hacia abajo y no de las muñecas hacia arriba.

  • En los baños públicos, use una toalla de papel para cerrar la llave del agua y abrir la puerta.

¿Qué se debe resolver a largo plazo?

Es importante encontrar y tratar la causa subyacente de la sinusitis en los niños. En casos infrecuentes, la infección de la sinusitis puede diseminarse a los ojos o el cerebro. Si su hijo tiene alergias o asma, hable con su médico sobre posibles opciones de tratamiento. Informe al médico de su hijo si el niño se enferma de resfriado o gripe con más frecuencia de lo normal.

Llame al médico de su hijo si:

  • Los síntomas del niño empeoran o le aparecen nuevos síntomas.

  • El niño tiene dificultades para respirar.

  • Los síntomas no mejoran en un plazo de 5–7 después de que el niño comienza a tomar antibióticos.

  • Le aparece sarpullido, urticaria o sibilancias (silbidos al respirar); estos síntomas podrían indicar una reacción alérgica.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.