Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene una alergia alimentaria: los mariscosOstras, almejas, cangrejo, aderezo de ensalada César, sopa de almejas, langosta, camarones y sushi con un símbolo de prohibido para indicar que debería evitar comer estos alimentos.

Si un niño le tiene alergia a los mariscos, la exposición a incluso una pequeña cantidad de estos alimentos puede producirle una reacción capaz de poner en peligro su vida. Esta hoja contiene más información sobre la alergia de su hijo a los mariscos. Léala para enterarse de los alimentos que debe evitar, la información que debe buscar en las etiquetas de los alimentos y consejos para comer sin peligro en restaurantes.

Alergia a los mariscos: lo que se debe evitar

La mayoría de los niños deben evitar los mariscos. Pero algunos niños son alérgicos a algunos tipos de mariscos y a otros no. Pregúntele al médico de su niño si su niño debe evitar todos los mariscos, o solamente ciertos tipos. Algunos tipos de mariscos incluyen :

  • El abulón

  • Las anchoas (aunque no son un marisco, las anchoas contienen una proteína similar a la que está presente en los mariscos)

  • Los suplementos de calcio obtenidos del coral

  • Las almejas

  • El cangrejo

  • Los cangrejos de río (crawfish)

  • La langosta y las cigalas (un tipo de langosta)

  • Los mejillones

  • Las ostras

  • Las vieiras

  • El erizo de mar y el cohombro de mar

  • Los camarones y los langostinos

  • Los caracoles, los buccinos (caracoles marinos) y los bígaros (molusco marino)

Algunos niños con alergias a los mariscos también son alérgicos a otros pescados, tales como el salmón, la trucha y el atún. Consulte con el médico de su hijo si el niño puede comer otros tipos de pescado sin peligro.

Lo que debe buscar en las etiquetas de los alimentos y los menús

Los mariscos adoptan muchos nombres distintos. Esté atento a estos términos en las etiquetas y los menús:

  • Bouillabaisse, una sopa de pescado que suele contener mariscos

  • Ensalada y aderezo tipo César (que a menudo contienen anchoas)

  • Almeja redonda, mercenaria pequeña, pismo, almeja dura (en inglés, cherrystone, littleneck, pismo y quahog, respectivamente)

  • El coral (ovarios) o el hígado (tomalley) de langosta

  • La paella, un platillo de arroz que suele contener almejas o mejillones

  • Scampi, un platillo a base de camarones

  • Surimi, el nombre de la imitación de cangrejo y camarón que a veces contiene mariscos

  • Algunos tipos de sushi (lea cuidadosamente las etiquetas del sushi preparado; cuando coma afuera, pida a su mesero que le diga los ingredientes)

  • Tapenade (pasta de aceitunas que puede contener anchoas)

  • Salsa inglesa Worcestershire (muchas marcas contienen anchoas)

Cómo comer en restaurantes sin peligro

Algunos niños son más sensibles a los mariscos que otros. El mero hecho de inhalar los vapores de mariscos mientras se cocinan puede desencadenar una reacción alérgica en ciertos niños. Para proteger la seguridad de su hijo, siga estas precauciones cada vez que coma fuera de su casa:

  • Evite ir a restaurantes de pescado. Es probable que algún marisco entre en contacto con alimentos que su hijo podría comer sin peligro.

  • Evite los alimentos fritos. Muchos restaurantes cocinan el pollo, las papas fritas y los camarones en el mismo aceite.

  • Investigue sobre las comidas a la plancha o la parrilla. Es posible que el pollo, la carne y los camarones se preparen en la misma parrilla.

  • Evite los hot dogs y las carnes frías para sándwich, que pueden contener cantidades diminutas de mariscos.

  • En lugar de confiar en las descripciones de los menús, pregunte a su mesero sobre los ingredientes y la preparación de las comidas.

  • Lleve consigo una “tarjeta para el chef”. En esta tarjeta personalizada se explica la alergia alimentaria de su hijo a los empleados de restaurantes. Podrá elaborar su propia tarjeta o imprimir una copia de ciertos sitios web en Internet.

Si su hijo tiene CUALQUIERA de los síntomas indicados a continuación, ¡actúe sin demora!

Si le han recetado epinefrina inyectable (como EpiPen), adminístrela de inmediato; luego llame al 911 o a un servicio de emergencias.

  • Dificultades para respirar o tos persistente

  • Hinchazón de la boca o la cara

  • Mareos o desmayos

  • Vómito o diarrea fuerte

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.