Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tratamiento de la enfermedad de Parkinson: consideraciones generales

El tratamiento de la enfermedad de Parkinson ha mejorado enormemente a lo largo de los años. Hoy en día hay muchos tratamientos que pueden aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida; por ejemplo, se dispone de ciertos medicamentos que ayudan a controlar los movimientos. También es importante mantenerse activo. Y si los medicamentos no ayudan, la cirugía podría ser una opción adecuada en ciertos casos.

Una mujer vieja habla a farmaceutica.

Medicamentos

Los medicamentos son el tratamiento más importante para la enfermedad de Parkinson. La mayoría de ellos reponen la dopamina que falta o imitan la manera en que esta sustancia actúa en el cerebro, lo cual ayuda a mejorar el control de los movimientos. Si es necesario, su médico podría recetarle también medicamentos para el estreñimiento, los trastornos del sueño y otros síntomas.

Actividad y ejercicios

Mantenerse activo es otra parte fundamental del tratamiento. Practicar ejercicio con regularidad ayuda a mantener los músculos fuertes y flexibles. También es esencial para su estado de salud general. Si usted ya hace actividades físicas, continúe su rutina con constancia hasta donde pueda. Si no hace ningún tipo de ejercicio, ha llegado el momento de empezar; consulte con su médico para ver cuáles serían los tipos de ejercicio más adecuados para usted. También le resultará útil involucrarse en actividades que le estimulen la mente, como por ejemplo los pasatiempos, las manualidades, la lectura y las reuniones con amigos.

Cirugía

Aunque no constituye una cura, la cirugía puede ser una opción adecuada para personas cuyos síntomas ya no se pueden controlar bien con medicamentos:

  • La estimulación cerebral profunda es el tipo de cirugía que se realiza con más frecuencia. En la parte del cerebro que controla el movimiento, se implanta un alambre delgado por el que se envían impulsos eléctricos de baja intensidad. Este tipo de estimulación puede interferir en la actividad cerebral que causa los síntomas.

  • La producción quirúrgica de lesiones (palidotomía y talamotomía) se realiza con la finalidad de destruir una pequeña cantidad de tejido en una zona determinada del cerebro. Esta operación puede mejorar el control de los movimientos impidiendo la actividad cerebral que causa los síntomas. No obstante, la estimulación cerebral profunda es el tipo de cirugía preferida en la mayoría de las situaciones. 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.