Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La enfermedad de Parkinson: consejos para los cuidadores

En la etapa temprana de la enfermedad de Parkinson, su ser querido será capaz de realizar la mayor parte de las tareas sin necesidad de ayuda. Pero con el tiempo, probablemente usted tenga que ir asumiendo más y más responsabilidades. Tenga presente que no podrá cuidar bien a otra persona si no atiende también a sus propias necesidades. Asegúrese de tomarse un respiro cuando lo necesite. No se trata de egoísmo, sino de una necesidad fundamental.

Dese un merecido descansoDos amigas tomando el postre y un café.

Es recomendable que usted se aparte de su papel de cuidador de vez en cuando. Quizá le incomode al principio, pero incluso las actividades sencillas pueden aliviarle el estrés. Siga estos consejos:

  • Vaya al cine o a un concierto.

  • Reúnase a comer con sus amigos.

  • Lea un libro o escriba en un diario.

  • Salga a dar un paseo.

  • Practique un pasatiempo.

  • Tómese un baño largo.

Si siente depresión

Tener que atender continuamente a su ser querido puede dejarlo frustrado, triste o agotado. Estas emociones no son señal de que usted esté haciendo algo mal, sino una reacción totalmente normal; Sin embargo, manténgase alerta ante las señales de depresión, tales como sentimientos de abatimiento, culpabilidad, cansancio o desamparo la mayor parte del tiempo. Otras señales de depresión son los trastornos del sueño, el desinterés por las actividades y la falta de apetito. Si observa alguna de estas señales en sí mismo o en su ser querido, consulte con un médico. La depresión puede y debe tratarse.

Acepte la ayuda de los demás

El cuidado de alguien que tiene la enfermedad de Parkinson requiere más de una persona. Por lo tanto, es importante que aprenda a aceptar la ayuda que le ofrezcan y estar dispuesto a pedir asistencia cuando la necesite. Sus allegados y los de su ser querido tienen intenciones sinceras de ayudar. También puede consultar con el médico o un trabajador social sobre la posibilidad de recurrir a cuidados de relevo (ayuda temporal); estas opciones pueden abarcar desde un centro de cuidado diurno hasta un profesional médico que acude al hogar de su ser querido para atenderlo varias veces al mes.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.