Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Estilo de vida saludable para evitar otro ataque cerebral

Dejar los viejos hábitos puede ser difícil. Pero, si es su salud la que está en juego, nunca es demasiado tarde para realizar cambios positivos. Ciertos cambios de estilo de vida pueden resultarle sencillos. Otros quizás le resulten más difíciles. Si necesita ayuda, hable con su médico, familiares o amigos.

Realice cambios saludables

Mano que aprieta y aplasta cigarrillos dentro de un paquete.

  • Deje de fumar. Si usted fuma, este es el momento para dejar de hacerlo. Ya no hay tiempo para excusas. Fumar aumenta la presión arterial y daña las arterias, lo cual puede conducir a un ataque cerebral. Para dejar de fumar, pida ayuda a su médico. Únase a un programa para dejar de fumar. Haga una lista con los motivos para dejar de fumar, incluyendo que reducirá su riesgo de tener cáncer del pulmón, y léala todos los días.

  • Reduzca el consumo de bebidas alcohólicas. El consumo excesivo de alcohol puede aumentar la presión arterial e incrementar el riesgo de sufrir ataques cerebrales. El alcohol también puede reaccionar con ciertos medicamentos. Pregunte a su médico si puede tomar bebidas alcohólicas.

  • Obtenga apoyo. Un ataque cerebral puede provocar en usted un sentimiento de frustración o depresión. No haga caso omiso de sus sentimientos, pero tampoco se detenga demasiado en ellos. Enfóquese en lo que puede hacer. También será de ayuda que hable con familiares, amigos, su médico o algún miembro de la iglesia.

  • Disminuya el estrés. El estrés puede hacer que el corazón trabaje más arduamente, además de elevar la presión arterial. Para reducir el estrés, intente dejar pasar todo aquello que diariamente le molesta. Pregúntese si los problemas seguirán siendo importantes luego de una semana. Otra manera de reducir el estrés es descansar lo suficiente. Por último, no se avergüence de pedir ayuda cada vez que la necesite.

Si tiene presión arterial alta

Hombre mayor midiéndose la presión arterial.

Una de las medidas más importantes que puede tomar para prevenir otro ataque cerebral es mantener controlada la presión arterial. Si tiene presión arterial alta, haga lo siguiente:

  • Tome todos los medicamentos según lo indicado.

  • Haga actividad física con regularidad.

  • Hable con su médico para saber cómo reducir el consumo de grasa y sal en su alimentación.

  • Mida su presión arterial periódicamente. Escriba los resultados de estas mediciones y llévelos a los chequeos médicos.

Trate los problemas de salud relacionados

Los ataques cerebrales generalmente tienen una relación estrecha con ciertos problemas de salud. Por ejemplo, la presión arterial alta, las enfermedades del corazón y la diabetes. Si presenta alguna de estas afecciones, ahora es más importante que nunca mantenerlas bajo control. Para eso, tome los medicamentos que le hayan recetado y realícese chequeos regulares. Tenga en cuenta que las mismas elecciones de estilo de vida saludable que previenen los ataques cerebrales también ayudan a controlar estos otros problemas de salud.

Para familiares y amigos

Si su ser querido se siente deprimido, le será mucho más difícil realizar cambios en su estilo de vida. Por lo tanto, preste atención a síntomas de tristeza, depresión o desolación. Estos sentimientos no son inusuales después de un ataque cerebral. ¡Haber sobrevivido a un ataque cerebral grave es algo muy positivo! Si tiene alguna inquietud, hable con el médico.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.