Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Uso de andadera después de una amputación

A medida que recupera su movilidad después de la cirugía de amputación, necesitará un instrumento de ayuda para andar. Estos instrumentos ayudan a evitar las caídas, las cuales pueden dañar seriamente la herida quirúrgica. Al principio probablemente utilizará una silla de ruedas. A medida que vaya mejorando su equilibrio, tal vez pueda empezar a utilizar una andadera. Un fisioterapeuta le enseñará a usar la andadera de forma segura. Siga cuidadosamente todas las instrucciones de su fisioterapeuta.

Movimiento hacia adelante

Hombre con una pierna amputada de pie frente a una andadera con las manos sujetando las agarraderas.

Hombre con una pierna amputada parado en el centro de una andadera sujetando las agarraderas.

  • Párese en el centro de la andadera con las manos en ambas empuñaduras. Reparta su peso entre la extremidad intacta y las manos.

  • Transfiera el peso ligeramente hacia atrás sobre la extremidad intacta. Levante o ruede la andadera hacia delante unas 12 pulgadas.

  • Transfiera el peso sobre las manos, empujando hacia abajo sobre las empuñaduras. Avance el pie hasta el centro de la andadera.  Asegúrese de que la punta del pie no sobrepase la parte frontal de la andadera.

  • Repita los movimientos anteriores para dar el próximo paso.

Nota: No apoye el pie demasiado lejos; trate de apoyarlo siempre en el centro de la andadera.

Cómo sentarse

  • Colóquese frente a la silla, manteniendo la extremidad residual ligeramente hacia delante.

  • Asegúrese de que la silla esté bloqueada para que no pueda deslizarse mientras usted se sienta.

  • Dóblese por la cadera, extendiendo una mano hacia atrás.

  • Agarre el brazo o el borde lateral de la silla.

  • Haga lo mismo con la otra mano.

  • Siéntese en el centro de la silla y luego deslícese hacia atrás.

  • Para ponerse de pie, siga los pasos anteriores en orden inverso.

Nota: Este método también puede usarse para entrar y salir de un auto.

Cómo entrar por las puertas

  • Para abrir una puerta que se empuja, colóquese frente a la entrada con la andadera cerca de la puerta. Gire la perilla o picaporte de la puerta con una mano y empújela para que se abra. A continuación introduzca la andadera en la entrada para impedir que la puerta se cierre. Camine hacia adelante por la entrada, valiéndose de la andadera para mantener abierta la puerta mientras usted entra.

  • Para abrir una puerta que se jala, párese a un lado para no bloquear la puerta cuando se abra. Gire la perilla o picaporte de la puerta con una mano y tire de la puerta para que se abra. Introduzca la andadera en la entrada y sujételo firmemente para impedir que la puerta se cierre. Camine hacia adelante por la entrada. La andadera impedirá que se cierre la puerta hasta que usted haya pasado.

Nota: Para su seguridad, nunca suelte ambas manos de la andadera al mismo tiempo. Evite las puertas giratorias cuando usa una andadera.

Aceras (banquetas) y peldaños

Puede usar la andadera para subir un peldaño, como por ejemplo de la calle a la acera. Antes de subir a la acera, mire si hay “rampas” que eliminan el peldaño de la acera. Utilice estas rampas siempre que pueda. Para subir a una acera, coloque la andadera lo más cerca posible del borde. Ponga los pies en el centro de la andadera. Levante la andadera y póngala sobre la acera. Dé un paso adelante hacia la andadera con la pierna intacta, empujando hacia abajo con las manos sobre las empuñaduras. Para bajar de la acera, coloque la andadera lo más cerca posible del borde sin que resulte peligroso. Coloque el pie cerca del borde de la acera. Baje la andadera a la calle. (Póngala contra el borde de la acera para inmovilizarla.) Agarrando firmemente las empuñaduras, baje el pie y apóyelo en el centro de la andadera.

Nota: Para una persona que haya tenido una amputación puede ser peligroso usar andaderas en las escaleras. Si le resulta absolutamente necesario utilizar escaleras, pida a su médico que le dé instrucciones especiales.

Consejos sobre la seguridad en el hogar

Algunos cambios en su casa pueden reducir los peligros y ayudar a prevenir las caídas. Pida a un familiar o amigo que haga estos cambios antes de que usted regrese a casa.

  • Quite los objetos que puedan crear peligro de tropezar, como las alfombras sueltas.

  • Guarde los suministros de cosas que necesita a una altura entre la cintura y el hombro para que le resulte más fácil mantener el equilibrio cuando las agarra.

  • Asegúrese de que todas las habitaciones estén bien iluminadas.

  • Aparte todos los cables eléctricos para que no estorben o fíjelos al piso con cinta adhesiva de forma que no presenten peligro.

  • Mantenga el piso despejado y libre de obstáculos en todo momento.

  • Si normalmente duerme en el piso de arriba, instale el dormitorio en el nivel del salón.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.