Print

Doctors and providers who treat this condition

  

¿Qué es la bronquitis aguda?

La bronquitis aguda o de corta duración dura dìas o semanas. Se produce cuando los bronquios (vías respiratorias situadas en los pulmones) se irritan a causa de virus, bacterias o alergenos. Esta irritación genera una tos aguda (de corta duración) o crónica (de larga duración o recurrente) que produce flema amarilla o verdosa. 

El interior de unos pulmones sanos

El aire entra y sale de los pulmones a través de las vías respiratorias. El revestimiento de las vías respiratorias produce flema, una sustancia pegajosa que atrapa las partículas que entran en los pulmones. Unas diminutas estructuras llamadas “cilios” se encargan de barrer las partículas para expulsarlas de las vías respiratorias.

Vía respiratoria sana: Las vías respiratorias normalmente están abiertas y dejan entrar y salir el aire fácilmente.

Cilios sanos: Los diminutos cilios, que parecen pelos, barren la flema y las partículas hacia arriba para expulsarlas de las vías respiratorias.

Pulmones con bronquitis

La bronquitis suele producirse cuando una persona tiene un resfriado o gripe. Las vías respiratorias se inflaman (enrojecen y se hinchan) y se forma un exceso de flema, lo que desencadena una tos profunda y “perruna”. Otros síntomas pueden incluir:

  • sibilancias o un sonido de silbido al respirar

  • molestia en el pecho

  • dificultad para respirar

  • fiebre baja

En estas circunstancias puede producirse una segunda infección, esta vez de origen bacteriano. Las vías respiratorias irritadas por alergenos o el humo son más propensas a infectarse.

 

Vía respiratoria inflamada: La inflamación y el exceso de flema estrechan la vía respiratoria y provocan falta de aliento.

Cilios deteriorados: El exceso de flema deteriora los cilios y provoca congestión y sibilancias (silbidos al respirar). El cigarrillo empeora el problema.

Cómo se diagnostica

Un chequeo, preguntas sobre sus antecedentes de salud y ciertas pruebas ayudan a su proveedor de atención médica a llegar a un diagnóstico.

Antecedentes de salud

Su proveedor de atención médica le hará preguntas sobre sus síntomas.

El chequeo

Su proveedor le escuchará el pecho para ver si está congestionado, y quizás le revise también sus oídos, su nariz y su garganta.

Posibles pruebas

  • Una prueba de esputo para detectar bacterias; requiere una muestra de flema expulsada de los pulmones.

  • Un exudado nasal o faríngeo (de la garganta) para detectar el virus de la gripe.

  • Una radiografía de tórax, si su proveedor de atención médica sospecha que usted tiene neumonía.

  • Pruebas para detectar enfermedades que podrían causar bronquitis, como alergias, asma o EPOC. Quizás lo remitan a un especialista para estas pruebas.

Tratamiento de la tos

El tratamiento principal de la bronquitis consiste en aliviar los síntomas. Evitar el humo, los alergenos y demás factores que desencadenan la tos suele mejorar la bronquitis. Si la infección es de origen bacteriano, podrían usarse antibióticos. Durante la enfermedad, es importante y dormir mucho. Para aliviar los síntomas:

  • No fume y evite el humo de segunda mano.

  • Use un humidificador o inhale vapor de una ducha caliente para ayudar a aflojar la flema.

  • Beba mucha agua y jugos, porque pueden calmar la irritación de la garganta y ayudar a diluir la flema.

  • Siéntese o use almohadas adicionales cuando esté en la cama para aliviar la tos y la congestión.

  • Pregunte a su proveedor sobre el uso de medicamentos para la tos, el dolor y la fiebre, o un descongestionante.

Antibióticos

La mayoría de los casos de bronquitis son causados por virus del resfriado o la gripe. Los antibióticos no tratan las enfermedades virales, y tomarlos cuando no son necesarios podría fomentar la producción de bacterias que son más difíciles de matar. Su proveedor le recetará antibióticos si la causa de la infección fueron bacterias. Si se los recetan:

  • Tome sus antibióticos hasta que se le terminen, aunque le hayan mejorado los síntomas. Si no lo hace, la bronquitis podría reaparecer.

  • Tome estos medicamentos según las indicaciones. Por ejemplo, algunos medicamentos deben tomarse con la comida.

  • Consulte con su proveedor o farmacéutico para averiguar los efectos secundarios frecuentes y lo que debe hacer si se le presentan.

Visita de control

Debe visitar de nuevo a su proveedor en 2–3 semanas; para ese momento sus síntomas deberían haber mejorado. Una infección que dura más tiempo podría ser señal de que existe un problema más grave.

Prevención

  • Evite el humo del tabaco. Si fuma, abandone el hábito. Aléjese de los ambientes llenos de humo. Pida a sus amigos y familiares que no fumen en sus alrededores, ni en su hogar o su carro.

  • Hágase pruebas para detectar alergias.

  • Consulte con su proveedor sobre la posibilidad de ponerse una vacuna antigripal (flu shot) todos los años, y probablemente también la antineumocócica.

  • Lave sus manos a menudo, para tratar de reducir la posibilidad de contagiarse con virus que causan resfriado y gripe.

 

Llame a su proveedor de atención médica si:

  • Le empeoran los síntomas o le aparecen unos nuevos.

  • Los problemas respiratorios se vuelven graves.

  • Los síntomas no le mejoran en un plazo de una semana, o al cabo de 3 días de estar tomando antibióticos.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.