Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Proteja a su hijo contra la gripe

La gripe (abreviada flu en inglés) es causada por un virus de fácil transmisión, especialmente entre los niños de edad escolar o los que acuden a guarderías. Y ya que el sistema inmunológico infantil no está tan bien desarrollado como el de un adulto, la gripe puede enfermar gravemente a los niños.

Síntomas de la gripe

Los síntomas de la gripe tienden a aparecer rápidamente e incluyen:

  • Fiebre

  • Dolor de cabeza

  • Fatiga o sensación de mucho cansancio

  • Tos seca

  • Dolor de garganta

  • Goteo nasal

  • Dolores musculares

Los niños pueden tener además el estómago revuelto y vómitos. Algunos síntomas, como el cansancio y la tos, pueden durar varias semanas.

Para proteger a su hijo

Estos consejos pueden ayudar a conservar la salud de su hijo:

La niña en el lavabo del baño, mostrando sus manos jabonosas

  • Haga que su hijo se ponga la vacuna antigripal (flu shot) todos los años apenas esté disponible en su área de residencia. Esta es la mejor oportunidad que tiene su hijo de evitar la gripe. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que los bebés y los niños reciban la vacuna contra la gripe desde los 6 meses de edad. Esta puede ser inyectable o en espray nasal. El proveedor de atención médica de su hijo determinará cuál es la mejor de las dos para su hijo.

  • Ayude a su hijo a lavarse las manos a menudo. 

  • No permita que su hijo beba de los mismos recipientes ni que comparta alimentos con otras personas.

  • Enseñe a su hijo a toser y estornudar sobre el pliegue de su codo, en su manga o en un pañuelo de papel. Y lave sus manos luego.

Si su hijo se enferma

  • Dé a su hjo mucho líquido en forma de solución de electrolitos, agua, jugo y sopa.

  • Asegúrese de que el niño duerma lo suficiente.

  • Para evitar la transmisión de los gérmenes, haga que el niño se quede en casa hasta por lo menos 24 horas después de que haya desaparecido la fiebre.

  • Para aliviar los síntomas, use las versiones pediátricas de medicamentos (“children’s strength”). Consulte con su proveedor de atención médica sobre los productos de venta libre antes de usarlos. Nunca dé a su hijo aspirina y nunca dé ibuprofeno a un niño de 6 meses de edad o menor. 
    Importante: No le dé medicamentos sin receta para la tos o la gripe a un niño menor de 6 años, a no ser que su proveedor de atención médica se lo indique.

  • Pregúntele al proveedor de su hijo si le conviene usar medicamentos antivirales. Si los comienza a tomar dentro de los primeros dos días de la aparición de los síntomas, es probable que tenga menos síntomas y se recupere más rápido.

Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica de su hijo si el niño no tiene ninguna otra afección y presenta:

  • Falta de aliento o respiración acelerada

  • Empeoramiento de los síntomas, especialmente después de un período de mejoría

  • Coloración azulada en la piel

  • Dificultades para despertarse o atontamiento

  • Su hijo menor de 3 meses tiene temperatura rectal de 100.4ºF (38.0ºC) o más alta

  • Su hijo de cualquier edad tiene temperatura de 104ºF (40ºC) o más alta en forma repetida

  • Fiebre que dure más de 24 horas en un niño menor a 2 años o 3 días en un niño mayor a 2 años

  • Ha tenido convulsiones causadas por la fiebre. 

  • Fiebre con salpullido

  • Vómitos fuertes o continuos

  • Señales de deshidratación: disminución del volumen de orina (los pañales de un bebé o niño pequeño no están tan empapados como de costumbre); resequedad en la boca; no produce lágrimas al llorar

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.