Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Vacunas antigripales para los niños

La vacuna antigripal (flu shot) es la mejor protección contra la gripe (influenza) tanto para su niño como para los otros miembros de la familia. La vacuna se administra en forma de inyección o spray nasal. Lo ideal es ponerle al niño esta vacuna todos los años apenas esté disponible. Para esto puede acudir al consultorio del proveedor de atención médica, a un centro de salud o a una farmacia. Si tiene alguna pregunta, consulte con el proveedor de atención médica de su hijo.

 Hechos sobre la gripe

  • La vacuna antigripal no hará que su hijo se enferme con gripe.

  • La gripe es causada por un virus, por lo que no se puede tratar con antibióticos.

  • La gripe puede representar un peligro de muerte. Cada año, unas 36,000 personas fallecen por complicaciones de la gripe.

  • La gripe (en inglés, “flu”) no es lo mismo que la gastroenteritis viral o “stomach flu” que dura 24 horas y produce síntomas como vómitos y diarrea. Esta enfermedad se debe con toda probabilidad a una infección gastrointestinal (GI) y no a la gripe.

  • Las vacunas antigripales son seguras para la mayoría de los niños. Si tiene preguntas o preocupaciones, hable con el proveedor de atención médica de su hijo.

Mujer sentada en una silla con un bebé en su regazo. El proveedor de atención médica se está preparando para aplicarle una inyección al bebé.

Cómo protege a su hijo la vacuna antigripal

Hay muchas cepas (tipos) de virus de la gripe. Los expertos en medicina hacen un pronóstico de qué cepas tienen mayores probabilidades de infectar a la gente todos los años; las vacunas antigripales se elaboran a partir de estas cepas. En la vacuna antigripal inyectada, se inyectan en el cuerpo de su hijo virus inactivos (“muertos”) de la gripe. Con el espray nasal, se rocían virus debilitados en la nariz del niño. Las vacunas estimulan su cuerpo para que produzca anticuerpos que combatan estas cepas gripales. De esta forma, si el niño se expone a las mismas cepas más adelante durante la temporada de gripe, los anticuerpos lucharán contra esos virus.

 

Algunos niños pueden presentar síntomas leves después de recibir la vacuna antigripal. Por ejemplo, goteo nasal, fiebre o dolor en el lugar que recibieron la inyección.

 

Su proveedor de atención médica puede decirle qué tipo de vacuna antigripal es la adecuada para su hijo.

Quiénes deben ponerse las vacunas antigripales

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que se vacune a todos los niños a partir de los 6 meses de edad, aunque existen algunas excepciones. También recomiendan:

  • Administrar la vacuna en dos dosis a los niños de 6 meses a 8 años que reciben su primera vacuna antigripal.

  • Administrar la vacuna en espray nasal a los niños sanos de 2 a 8 años de edad.

 

Probablemente estos niños no puedan recibir la vacuna antigripal:

  • Niños que han tenido una reacción alérgica grave a vacunas antigripales anteriores.

  • Niños que tienen en síndrome de Guillain-Barré, una afección paralizante seria.

Usted debe conversar con su proveedor de atención médica sobre la conveniencia de que su hijo reciba la vacuna antigripal.

 

Los siguientes niños no deben recibir la vacuna en espray nasal. Deben recibir, en cambio, la vacuna inyectable.

 

  • Niños con un sistema inmunitario debilitado

  • Niños que tengan alergia a los huevos

  • Niños con asma o problemas de silbidos al respirar

  • Niños en tratamiento con aspirina a largo plazo

  • Niños que, dentro de los próximos 7 días, vayan a visitar a alguna persona que tenga el sistema inmunitario debilitado

  • Niños que hayan tomado medicamentos antivirales dentro de las últimas 48 horas

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.