Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La gammagrafía hepatobiliar con ácido iminodiacético de su hijo

La gammagrafía hepatobiliar con ácido iminodiacético es una prueba en la que se usa un líquido especial (llamado trazador o marcador) visible en la gammagrafía. Esta prueba se lleva a cabo para examinar el funcionamiento del hígado, la vesícula biliar y los conductos biliares del niño. La prueba dura unas 2 horas. La gammagrafía puede hacerse varias veces en un período de 24 horas.

 

Informe al tecnólogo

Para mejorar el resultado y la seguridad de su hijo, informe al tecnólogo (el profesional que hace la gammagrafía) si su hijo:

  • Tiene alergias o antecedentes de reacciones alérgicas graves.

  • Tiene problemas de salud.

  • Está tomando medicamentos (con o sin receta), hierbas medicinales o suplementos nutritivos.

  • Ha tenido alguna vez una operación quirúrgica.

Antes de la prueba

El niño no debe comer ni beber durante 6 horas antes de la prueba. A menos que le indiquen lo contrario, el niño podrá tomar los medicamentos diarios con un trago de agua.

Durante la prueba

Es probable que le den medicamentos al niño para que esté relajado y adormilado durante la prueba. Durante la gammagrafía hepatobiliar con ácido iminodiacético:

  • El niño se acuesta boca arriba sobre una mesa. El líquido trazador se introduce en la vena del niño mediante inyección o con una sonda intravenosa.

  • Este líquido se desplaza hasta el hígado y a través de los conductos biliares hasta la vesícula biliar. Se hace una gammagrafía para observar la ruta del marcador.

  • Si el niño ha tenido síntomas (como estómago revuelto o cólicos) estos pueden ocurrir también durante la gammagrafía. Esto es normal. Los síntomas desaparecerán una vez terminada la prueba.

  • Es posible que el médico le inyecte una hormona llamada colecistoquinina durante la prueba. Se trata de una hormona que el organismo segrega después de comer alimentos ricos en grasas y que provoca la contracción de la vesícula biliar, de forma que la bilis fluye hacia el duodeno (la primera parte del intestino delgado). Si el niño manifiesta síntomas después de que le hayan inyectado la hormona, esto puede ayudar al médico a entender la causa de los síntomas anteriores. En algunos casos, el niño ingiere una comida rica en grasas durante la prueba, en vez de recibir colecistoquinina.

Después de la prueba

  • Una vez terminada la gammagrafía, el niño es trasladado a una sala de recuperación donde se vigilará su estado mientras se recupera de la prueba.

  • Si le dan un sedante, su efecto puede tardar un par de horas en desaparecer.

  • En ciertos casos, puede ser necesario repetir la gammagrafía varias veces en un período de 24 horas. De ser así, es posible que el niño deba pasar la noche en el hospital. El equipo de atención médica le explicará si este es el caso de su hijo.

  • Los resultados de la prueba estarán listos al cabo de unos días y el equipo de atención médica le explicará en qué consisten.

Cómo ayudar al niño a prepararse

Usted puede ayudar a su hijo preparándolo de antemano para la prueba:

  • Explíquele a su hijo en qué consiste la prueba, en términos sencillos y con brevedad. Los niños pequeños no mantienen la atención durante largos períodos; por lo tanto, esto debe hacerse poco antes de la prueba. Los niños mayores deben ser informados con más antelación, a fin de darles más tiempo para prepararse.

  • Avise al niño de que durante la prueba será necesario que le miren y le palpen el vientre.

  • Descríbale lo más claramente que pueda cómo se sentirá durante la prueba. Un médico o enfermera podrá ayudarle. Deje que el niño le haga preguntas.

  • Recurra a la representación cuando le parezca útil. Por ejemplo, puede representar un papel con uno de los juguetes favoritos del niño. Es posible que los niños mayores quieran ver fotos o imágenes en las que se muestre lo que ocurre durante la prueba.

 

Cuándo debe llamar al médico

Después de la prueba, llame al médico si el niño muestra señales de reacción al líquido trazador (como dolor o erupción cutánea). Es poco probable que se produzca tal reacción, pero si ocurre, puede ser grave.

 

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.