Cuando su hijo tiene intususcepción - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuando su hijo tiene intususcepción

El intestino es un tubo muy largo que se dobla y enrolla sobre sí mismo dentro del abdomen. La intususcepción ocurre cuando una porción del intestino se desliza dentro de otra porción, de la misma forma en que cada segmento de un telescopio se introduce en el segmento siguiente al cerrarlo. En el caso del intestino, la parte que se introduce dentro de otra puede a veces salir por sí misma, o bien puede quedar atascada. En ese caso puede llegar a bloquear el aporte sanguíneo a una parte del intestino, lo cual puede causar daños graves si no se da tratamiento. Aunque la intususcepción puede ocurrir en cualquier parte del intestino, es más común en la zona donde termina el intestino delgado y comienza el intestino grueso.

 

 

 

 

¿Cuáles son los síntomas de la intususcepción?

La intususcepción es muy dolorosa. Los síntomas suelen aparecer de forma repentina. Pueden persistir si la porción afectada del intestino se queda atorada dentro de la otra porción, o bien pueden aliviarse y luego reaparecer si la porción afectada continúa introduciéndose y saliendo de la otra porción. Algunos síntomas son:

  • Dolor abdominal grave (un bebé puede expresar este dolor llorando de forma inconsolable)

  • Vómitos, a veces con manchas verdes de bilis

  • Excrementos con sangre y moco

  • Hinchazón abdominal

  • Diarrea

  • Señales de deshidratación: reducción de la cantidad de orina; orina muy oscura; boca seca; se niega a beber; ausencia de lágrimas al llorar

¿Cómo se diagnostica la intususcepción?

En primer lugar, el proveedor de atención médica del niño evalúa su historia clínica y le hace un examen médico. Es posible que le hagan las siguientes pruebas:

  • Radiografías abdominales: Imágenes por rayos X del interior del abdomen.

  • Tomografía computarizada: Esta prueba crea imágenes tridimensionales del interior del abdomen.

  • Imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés): Se utilizan magnetos potentes y ondas de radio para formar imágenes en el interior del abdomen.

  • Ecografía (ultrasonido) abdominal: Se usan ondas de ultrasonido para crear una imagen dinámica del interior del abdomen.

  • Enema líquido o de aire: Se inserta un líquido de contraste o aire en el recto a través del ano para facilitar la visualización del abdomen en las radiografías.

¿Cómo se trata la intususcepción?

Para tratar el problema, es posible que le hagan un enema líquido o de aire. La presión del líquido o del aire al entrar en el intestino puede ser suficiente para que se coloque de nuevo en posición correcta. Si esto no da resultado, puede ser necesaria una intervención quirúrgica. Durante la operación, se coloca en posición correcta la parte afectada del intestino y luego se comprueba si ha habido daños. Si una parte del intestino ha sufrido daños debido a la falta de aporte sanguíneo, puede ser necesario extirparla. A continuación se reconectan entre sí los extremos de los segmentos sanos del intestino.

¿Cuáles son los posibles problemas a largo plazo?

En la mayoría de los casos, el tratamiento resuelve el problema. Si es necesario extirpar una parte del intestino, es posible que el niño tenga problemas digestivos de largo plazo. El proveedor de atención médica de su hijo podrá darle más información acerca de su caso particular. Incluso después de recibir tratamiento, la intususcepción podría ocurrir de nuevo. Por lo tanto, es importante vigilar los síntomas. A medida que el niño crece, la intususcepción es menos probable.

Cuando la intususcepción desaparece y aparece de nuevo

La intususcepción constituye una emergencia si una porción del intestino se queda permanentemente atorada dentro de otra. Pero la intususcepción puede ocurrir de forma intermitente. Esto significa que una porción del intestino se introduce en la otra, pero más tarde sale y se coloca de nuevo en posición correcta. Las pruebas sólo pueden detectar el problema cuando está ocurriendo. Si el intestino ya ha regresado a su posición normal cuando se hace la prueba, el médico no podrá diagnosticar el problema en ese momento. Si el niño vuelve a tener síntomas, deberá regresar al médico o a la sala de emergencias.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.