Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Análisis de laboratorio para diagnosticar enfermedades digestivas en niños

A continuación se indican algunas pruebas de laboratorio que pueden utilizarse para diagnosticar problemas en el sistema digestivo de los niños.

  • Albúmina: una proteína presente en la sangre. Para medir su nivel se toma una muestra de sangre del niño. Un nivel de albúmina inferior al normal puede indicar problemas en el hígado o los riñones, o desnutrición con pérdida de proteínas. 

  • Fosfatasa alcalina (ALP por sus iniciales en inglés): una enzima producida en el hígado y los huesos. Para medir su nivel se toma una muestra de sangre del niño. Un nivel alto de fosfatasa alcalina puede indicar enfermedad hepática o crecimiento del hueso. Esta prueba también se conoce en español por sus iniciales: FA.

  • Alanina aminotransferasa (ALT por sus iniciales en inglés): una enzima producida en el hígado. Para medir su nivel se toma una muestra de sangre del niño. Un nivel alto de alanina aminotransferasa puede indicar problemas en el hígado.

  • Amilasa: una enzima producida en las glándulas salivares y el páncreas, que ayuda a hacer la digestión. Para medir su nivel se toma una muestra de sangre del niño. Un nivel anormal de amilasa puede indicar la existencia de problemas en el páncreas u otros órganos gastrointestinales, como las úlceras de estómago o de duodeno.

  • Aspartato aminotransferasa (AST por sus iniciales en inglés): una enzima presente en el hígado, los riñones, el corazón y otros músculos, así como en las células sanguíneas y los tejidos corporales. Para medir su nivel se toma una muestra de sangre del niño. Un nivel alto de aspartato aminotransferasa puede indicar problemas en el hígado.

  • Bilirrubina: un producto de la descomposición de la hemoglobina, una proteína que transporta oxígeno en la sangre. Para medir su nivel se toma una muestra de sangre del niño. Un nivel alto de bilirrubina puede indicar la existencia de una enfermedad del hígado.

  • Nitrógeno ureico sanguíneo (BUN por sus iniciales en inglés): El nitrógeno ureico es una sustancia que se forma cuando se descomponen las proteínas. Para medir su nivel se toma una muestra de sangre del niño. Un alto nivel de nitrógeno ureico sanguíneo puede indicar trastornos de los riñones. Un nivel bajo de nitrógeno ureico sanguíneo puede indicar deficiencias del hígado o problemas de nutrición, como falta de proteínas.

  • Análisis de sangre completo (CBC por sus iniciales en inglés): Esta prueba mide el nivel de diferentes tipos de células en la sangre. Para medir su nivel se toma una muestra de sangre del niño. Los resultados anormales pueden indicar la existencia de diversos problemas, entre ellos anemia (nivel bajo de glóbulos rojos), deshidratación e infección.

  • Creatinina: producto de la descomposición de la creatina, que se encuentra en el tejido muscular. Para revisarlo, se toma una muestra de sangre o de orina del niño. Un alto nivel de creatinina puede indicar trastornos de los riñones.

  • Proteína C reactiva (CRP por sus iniciales en inglés): proteína producida por el hígado cuando hay inflamación. Para medir su nivel se toma una muestra de sangre del niño. La presencia de la proteína C reactiva puede indicar trastornos inflamatorios o enfermedades del hígado.

  • Examen de sangre oculta en las heces: Esta prueba detecta si hay sangre oculta en las heces (excremento). Se toma una muestra de excremento y se analiza para determinar si contiene sangre. Si se encuentra sangre oculta, esto puede indicar la existencia de sangrado en el tracto gastrointestinal.

  • Gamma-glutamil transferasa (GGT por sus iniciales en inglés): una enzima producida sobre todo en el hígado. Para medir su nivel se toma una muestra de sangre del niño. Un nivel alto de gamma-glutamil transferasa puede indicar problemas en el hígado o en los conductos biliares.

  • Lipasa: una enzima producida por el páncreas que ayuda a descomponer las grasas. Para medir su nivel se toma una muestra de sangre del niño. Un nivel alto de lipasa puede indicar problemas en el páncreas.

  • Huevos y parásitos (O&P por sus iniciales en inglés): Esta prueba detecta si hay parásitos en las heces. Se toman varias muestras de heces del niño. Un resultado positivo indica una infección gastrointestinal con parásitos.

  • Cultivo fecal: En esta prueba se detecta si hay bacterias anormales en las heces. Se toma una muestra de heces del niño. Un resultado positivo indica una infección gastrointestinal con bacterias.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.