Manejo de la enfermedad de Crohn: Medicamentos - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Manejo de la enfermedad de Crohn: Medicamentos

Es posible que su médico le recete medicamentos para controlarle los síntomas de la enfermedad de Crohn y mejorar su calidad de vida. Aunque los medicamentos no curan la enfermedad de Crohn, sí le ayudarán a evitar que la afección le impida seguir su ritmo normal de actividades. Como siempre, colabore estrechamente con su médico. Es posible que haya que modificarle los medicamentos o la dosis si usted experimenta ciertos efectos secundarios o le cambian los síntomas.

Corticosteroides

Su médico podría recetarle corticosteroides para reducir la inflamación y ayudar a controlar los síntomas rápidamente. Pueden tomarse en forma de pastillas o de líquido por vía oral. En algunos casos, puede que se lo den mediante una línea IV o a través del recto. Se toman por breves períodos de tiempo, como por algunas semanas. No deben tomarse estos medicamentos durante las remisiones (largos períodos en que no hay síntomas graves).

Si se toman por mucho tiempo, los corticosteroides pueden provocar efectos secundarios:

  • Cambios en el estado de ánimo

  • Alteraciones del sueño

  • Aumento de peso

  • Cambios en la forma del cuerpo

  • Hinchazón facial o acné

  • Pérdida de masa ósea o fracturas

  • Problemas de la vista

  • Aparición de vello facial en las mujeres

  • Aparición de estrías en la piel

  • Alta presión arterial (hipertensión)

  • Riesgo de diabetes

Inmunomoduladores

Este tipo de medicamentos hacen que el sistema inmunológico del cuerpo se vuelva menos activo, lo cual puede ayudar a reducir la inflamación y a calmar los síntomas. Se toman en forma de pastillas por vía oral. Puede que no sienta los efectos hasta haberlos tomado por varios meses, pero pueden tomarse por largos períodos. Deberá hacerse análisis de sangre cada algunos meses para comprobar el estado de su hígado y ver el recuento de glóbulos rojos.

Los efectos secundarios pueden incluir:

  • Náuseas

  • Dolores corporales

  • Inflamación del páncreas

  • Bajo recuento de plaquetas

  • Problemas hepáticos

  • Bajos niveles de ácido fólico

Agentes biológicos

Este tipo de medicamentos ayudan a detener una sustancia química producida por el cuerpo que causa inflamación. Esta sustancia es el factor de necrosis tumoral ("TNF", por sus siglas en inglés). Estos medicamentos también se conocen como anticuerpos monoclonales anti TNF. La forma en que se toma un agente biológico depende del medicamento. Puede administrarse por IV cada 2 a 8 semanas, o puede administrarse mediante una inyección varias veces a la semana por un período corto de tiempo. También puede aplicarse en forma de inyección una vez al mes. Estos medicamentos aumentan el riesgo de infección, por lo que debe decirle a su médico si tiene una infección crónica. También le harán pruebas para ver si tiene tuberculosis antes de darle el medicamento.

Los efectos secundarios pueden incluir:

  • Sonrojamiento, dolor en el pecho, dificultades para respirar, urticaria o un descenso en la presión arterial durante el tratamiento IV

  • Dolores en las articulaciones y los músculos

  • Salpullido

  • Fiebre

Antibióticos

Puede que le den antibióticos si tiene una infección debido a la enfermedad de Crohn, como un absceso. Los antibióticos pueden darse en forma de píldora por vía oral. Deberá permanecer alejado del sol mientras los esté tomando, ni tampoco debería beber alcohol mientras tome antibióticos, ya que puede causar reacciones graves, como náuseas, vómito y problemas respiratorios. Asimismo, informe a su médico de inmediato si tiene entumecimiento o cosquilleo en las manos. Además, infórmele si han empeorado sus síntomas en relación con la evacuación de los intestinos.

Los efectos secundarios pueden incluir:

  • Náuseas

  • Diarrea

  • Dolores de cabeza

  • Mareo

  • Orina oscura

  • Falta de apetito

  • Sabor metálico en la boca

  • Sensibilidad al sol

Manejo de los efectos secundarios

Usted y su médico conversarán acerca de los efectos secundarios de los medicamentos. En la mayoría de los casos, los efectos secundarios no son difíciles de controlar; sin embargo, en ciertas ocasiones pueden volverse lo suficientemente graves como para justificar un cambio de medicamento. Llame a su médico si tiene efectos secundarios preocupantes o inesperados.

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.