Cirugía pediátrica de hernia: reparación de hernia inguinal - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cirugía pediátrica de hernia: reparación de hernia inguinal

Una hernia inguinal se produce cuando una bolsa de intestino o tejido graso atraviesa una zona debilitada del músculo y entra en la parte inferior del abdomen. Esta zona de músculo debilitada está presente desde antes del nacimiento. La bolsa se forma por el tejido que recubre el abdomen. Este tipo de hernia suele aparecer en uno de los lados de la entrepierna y se siente como un bulto debajo de la piel.

Las hernias inguinales son comunes en los niños, más frecuentemente en los varones. No desaparecen por sí solas. Si se deja sin tratar, la hernia puede causar un problema grave. Las hernias inguinales en los niños pueden repararse mediante una cirugía de alrededor de una hora. La mayoría de los niños regresan a su casa el mismo día de la operación y se recuperan rápidamente.

Preguntas que quizás tenga

Es normal que tenga inquietudes acerca de la operación de su hijo. A continuación se indican las respuestas a algunas preguntas frecuentes.

  • ¿Es segura esta cirugía? Sí. Las complicaciones de la cirugía de hernia son muy poco frecuentes. De hecho, la mayoría de los niños regresan a la normalidad en poco tiempo.

  • ¿Tendrá dolor mi hijo durante la operación? No. Le darán medicamentos para que duerma durante la cirugía. Es normal que tenga un poco de molestia después de la operación.

  • ¿Siempre es necesaria la cirugía? Sí. Si una hernia inguinal no se trata, parte del intestino puede quedar atrapado o "estrangularse"; es decir, que esa parte del intestino se corta. Eso representa una emergencia médica y necesita tratamiento de inmediato. Si se hace la cirugía de reparación, se evita ese problema.

Preparación del niño para la cirugía

Siga el consejo de su médico para ayudarle a preparar a su hijo para la cirugía. Probablemente le pedirán que:

  • Informe al médico de todos los medicamentos que esté tomando el niño, incluyendo analgésicos infantiles, vitaminas y otros suplementos.

  • Acompañe al niño durante las pruebas, las cuales pueden incluir análisis de sangre y de orina.

  • No permita que su hijo coma o beba después de la medianoche anterior a la operación.

Primer plano de la zona inferior del abdomen de un bebé varón en donde se ve la ubicación de la incisión en la ingle.

El día de la operación

Le pondrán al niño una sonda intravenosa para administrarle líquidos y medicamentos. A continuación se reunirá con el anestesiólogo para que le dé información acerca de los medicamentos que se usan para evitar el dolor durante la operación. El tipo de cirugía que le harán a su hijo dependerá del lugar en que se encuentre la hernia. Puede que se realice una cirugía laparoscópica, en la que se hacen 2 o 3 incisiones pequeñas y se utiliza una herramienta diminuta llamada "laparoscopio". O puede que se trate de una cirugía abierta, en la que se hace una incisión grande. El médico hablará con usted para explicar cuál es el método más adecuado para su hijo.

Durante la cirugía

La cirugía toma alrededor de 1 hora. Con la laparoscopia, se hacen varias incisiones pequeñas en la parte inferior del abdomen. Una de las incisiones puede ser en la zona del ombligo. Con frecuencia, el laparoscopio se introduce a través de esta incisión. Con él, el médico puede ver la zona donde trabajará. En las otras incisiones, se introducen otros instrumentos pequeños. En la cirugía abierta, se hace una sola incisión mayor en la parte inferior del abdomen, a través de la cual el médico ve y trabaja.

La pequeña bolsa de intestino o tejido graso se empuja suavmente a su lugar. Se ajustan los músculos de esa zona mediante suturas, o puntos. En algunos casos, puede que le coloquen un pequeño trozo de malla sobre los músculos, para reforzar la zona. El médico también podrá revisar si hay otra hernia en el otro lado de la entrepierna. Si la hay, puede que haga otra incisión para repararla. Una vez terminada la cirugía, le cerrarán las incisiones con suturas, pegamento o una cinta especial, y le colocarán un apósito sobre la zona.

La recuperación de su hijo

Probablemente el niño podrá regresar a su casa el mismo día de la operación. Una vez en casa, dele los analgésicos, tal como le indicaron y cuide la zona de la herida según le indicaron. No se preocupe si nota un poco de hinchazón o moretones. Estos síntomas son normales y desaparecerán al poco tiempo. No permita que su hijo se bañe hasta que el médico diga que puede hacerlo, por lo general, 2 días después de la cirugía. Haga que su hijo descanse todo lo que necesite. La mayoría de los niños pueden volver a sus actividades normales en un par de días. Para facilitar la recuperación, anime al niño a moverse. Si tiene preguntas o dudas, consulte con el médico durante las visitas de seguimiento.

Riesgos y complicaciones

La cirugía de hernia en los niños es segura, pero implica ciertos riesgos, entre los cuales se encuentran los siguientes:

  • Sangrado

  • Infección

  • Adormecimiento o dolor en la ingle o en la pierna

  • Incapacidad de orinar

  • Riesgo de que la hernia reaparezca

  • Daño al intestino o a la vejiga

  • Daño a los testículos o a los ovarios

  • Riesgos de la anestesia

 

Cuándo debe llamar al médico

Después de la operación, llame a su médico si el niño tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Mucha hinchazón o moretones

  • Fiebre de más de 101°F

  • Aumento del enrojecimiento o del drenaje (supuración) en la incisión

  • Sangrado

  • Aumento del dolor

  • Náuseas o vómito

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.