La cirugía de hernia: reparación tradicional - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La cirugía de hernia: reparación tradicional

La cirugía trata la hernia reparando la zona debilitada de la pared abdominal. El cirujano realiza una incisión para tener acceso directo a la hernia y llevar a cabo la reparación a través de dicha incisión (cirugía abierta). Para reparar el área defectuosa, el músculo puede suturarse al tejido conectivo en lo que se conoce como “reparación tradicional”. Siga las recomendaciones de su médico sobre cómo prepararse para el procedimiento. Probablemente podrá regresar a su casa el mismo día de la operación. En algunos casos, sin embargo, es posible que deba quedarse en el hospital hasta el día siguiente.

Preparativos para la operación

Su médico le explicará cómo prepararse para la cirugía. Siga todas las instrucciones que le den y recuerde lo siguiente: 

  • Informe a su médico de todos los medicamentos, suplementos o hierbas medicinales que esté tomando (con o sin receta). 

  • Deje de tomar aspirina, ibuprofeno y naproxeno según le indiquen.

  • Pida a un miembro adulto de la familia o a un amigo que lo lleve a casa después de la operación.

  • Deje de fumar. Fumar afecta el flujo sanguíneo y puede retardar la cicatrización.

  • Lave suavemente la zona de la operación la noche anterior a la cirugía.

  • No coma ni beba nada a partir de la medianoche anterior a la operación.

El día de la operación

Llegue al hospital o al centro quirúrgico a la hora programada. Le pedirán que se ponga una bata de hospital. A continuación le pondrán una sonda intravenosa para administrarle líquidos y medicamentos. Un anestesiólogo hablará con usted poco antes de la operación y le explicará los tipos de anestesia que se usan para evitar el dolor durante la cirugía. Le administrarán uno o más de los siguientes tipos de anestesia:

  • Sedación controlada para que se mantenga relajado y adormilado.

  • Anestesia local para bloquear el dolor en la zona de la cirugía.

  • Anestesia regional para bloquear el dolor en ciertas zonas específicas del cuerpo.

  • Anestesia general para permitirle dormir durante la cirugía.

Riesgos y complicaciones

La cirugía de hernia es segura, pero implica ciertos riesgos, entre los cuales se encuentran los siguientes:

  • Sangrado

  • Infección

  • Adormecimiento o dolor en la ingle o en la pierna

  • Riesgo de que la hernia reaparezca

  • Daño a los testículos o a la función testicular

  • Riesgos de la anestesia

  • Complicaciones de la malla

  • Incapacidad de orinar

  • Daño al intestino o a la vejiga

 

Piel con una incisión abierta que muestra un defecto en el músculo que se está suturando con una aguja quirúrgica.

Durante la cirugía

En una reparación tradicional, se hace una incisión en la hernia y se sutura el músculo que rodea la zona debilitada a fin de repararla. A continuación se cierra la incisión con suturas, grapas, cinta quirúrgica o pegamento especial. Este método puede usarse para reparar cualquier tipo de hernia.

Después de la operación

Una vez terminado el procedimiento, lo trasladarán a una sala de recuperación para que descanse. Le vigilarán la presión arterial y la frecuencia cardíaca, y le pondrán un vendaje sobre la zona operada. Para aliviarle las molestias le darán medicamentos contra el dolor. También es posible que deba hacer ejercicios de respiración para mantener los pulmones despejados. Más tarde le pedirán que se levante y que camine. Esto le ayudará a prevenir la formación de coágulos en las piernas. Podrá regresar a casa cuando su médico se lo indique.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.