Síndrome de aspiración de meconio en el recién nacido - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Síndrome de aspiración de meconio en el recién nacido

El meconio constituye las primeras heces del bebé. Su defecación puede ocurrir antes, durante o después del nacimiento. Si el bebé está estresado puede evacuar el meconio antes del parto. El meconio queda luego flotando en el líquido dentro del útero y puede penetrar por la nariz y la boca del bebé. Incluso puede llegar a los pulmones, especialmente en el momento en que el bebé respira por primera vez. Es entonces cuando el meconio puede causar la irritación de los pulmones y otros problemas respiratorios. Esto es lo que se conoce como síndrome de aspiración de meconio (“aspiración” significa “inhalar algo que no es aire”). Según la cantidad de meconio haya inhalado el bebé, el problema puede ir de leve a muy grave.

Bebé en el útero (vientre) con la cabeza hacia un lado y mostrando la tráquea y los pulmones. Presencia de meconio en el líquido del útero. Las flechas muestran el paso del meconio por la nariz y boca hasta los pulmones.

¿Cuál es el problema?

Cuando el meconio entra en los pulmones del bebé, las vías aéreas (bronquios) que están dentro de los pulmones se inflaman (se ponen rojas y se hinchan). Esto dificulta la respiración. El meconio puede también quedar atrapado dentro de los sacos de aire (alvéolos) que están al final de las vías aéreas. Esto le dificulta al bebé recibir suficiente oxígeno. El meconio en las vías aéreas puede, además, impedir que el aire salga de los pulmones. Esto hace que los pulmones se inflen en exceso (se llenen de demasiado aire) y se presenten problemas como el neumotórax (colapso del pulmón).

¿Cómo se trata?

Los casos leves no requieren tratamiento. En los casos más graves, se necesita la respiración asistida, la cual incluye:

  • Oxígeno adicional. Puede ser suministrado a través de una cánula (tubo flexible que se inserta en las fosas nasales del bebé) o a través de una cubierta plástica que se coloca sobre la cabeza del bebé.

  • CPAP (presión positiva continua en las vías respiratorias). Esta máquina brinda un flujo de aire continuo hacia los pulmones del bebé. Ayuda a mantener las vías respiratorias abiertas y libres de líquido. El aire se sopla a través de una máscara que se coloca sobre la nariz del bebé. El dispositivo de CPAP puede usarse con administración de oxígeno o no. 

  • Un ventilador. Esta máquina ayuda al bebé a respirar enviándole aire directamente a los pulmones.

  • Óxido de nitrógeno. Este gas especial hace que los vasos sanguíneos de los pulmones se agranden o se ensanchen. Eso incrementa el flujo sanguíneo hacia los pulmones para que al bebé le resulte más fácil obtener oxígeno. Se administra óxido de nitrógeno al bebé a través de un respirador.

  • Un aparato “pulmonar”. Esta máquina hace todo el trabajo de los pulmones del bebé hasta que sanen.

¿Cuáles son los efectos a largo plazo?

La recuperación de su bebé dependerá de la gravedad del síndrome. Algunos bebés se recuperan completamente, sin ningún efecto permanente. Otros puede que tarden más tiempo en recuperarse y que tengan daños duraderos en los pulmones. Además, si el bebé permanece demasiado tiempo sin oxígeno, puede tener problemas en otras partes del cuerpo. Pregúntele al médico acerca de la evolución de su bebé.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.