La lactancia materna del niño prematuro en la NICU - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La lactancia materna del niño prematuro en la NICU

Durante algún tiempo, su bebé estará al cuidado de la NICU (unidad de cuidados intensivos neonatales). Sin embargo, usted no tendrá que esperar hasta que su bebé se encuentre en casa para comenzar a amamantarlo. La leche materna es el mejor alimento para su bebé. Le brinda la mejor nutrición y contiene factores inmunológicos (sustancias que ayudan al bebé a combatir las infecciones). De hecho, la leche que usted produce después de un parto prematuro está adaptada a las necesidades de un bebé prematuro. La lactancia materna puede ayudarle a acercarse a su bebé. Le permite participar más en su cuidado. Es probable que no pueda suministrar todo el alimento que su bebé necesita; pero cualquier cantidad de leche materna es mejor que ninguna. Incluso si su bebé es demasiado pequeño para amamantarlo, se le puede dar la leche extraída de sus pechos o se puede congelar para usarla en el futuro. También se puede alimentar al bebé con leche materna con suplementos especiales añadidos. Antes de amamantar al bebé, dígale a su médico o enfermera qué medicamentos está tomando. Madre amamantando a su bebé.

¿Cómo comienzo y mantengo mi producción de leche?

Normalmente, la lactancia materna estimula los pechos a producir más leche. Si su bebé todavía no puede succionar, puede usar un tiraleche o bomba para iniciar la producción de leche y mantenerla. Puede darle al bebé la leche que recoja. El uso del tiraleche también le ayudará después, cuando comience a amamantarlo. La extracción de leche de los pechos con una bomba en cantidad suficiente para mantener la producción de leche exige trabajo y dedicación. Deberá comenzar pronto después del nacimiento del bebé. Si no lo hace, será difícil o imposible mantener la producción de leche después. Si comienza a usar el tiraleche de inmediato tendrá más opciones para alimentar a su bebé.

Guía para usar el tiraleche

  • Comience tan pronto como pueda después del parto (dentro de las primeras 12 horas).

  • Extraiga la leche de 8 a 10 veces por cada período de 24 horas.

  • Descargue los pechos cada vez que extraiga la leche.

  • Trate de no pasar más de 6 horas sin extraer la leche.

  • Lávese muy bien las manos antes de manipular el tiraleche o el equipo para recolectar la leche.

  • Asegúrese de descansar y tomar suficiente líquido. Esto la ayudará a mantener la producción de leche.

  • A menos que le indiquen lo contrario, use un tiraleche eléctrico como los que usan en los hospitales. Éstos se pueden alquilar para usarlos en la casa.

  • Para extraer la leche de ambos pechos al mismo tiempo (tiraleche doble), use un equipo de recolección de leche doble que se conecte al tiraleche. La extracción doble incrementa la prolactina, que es la hormona que estimula la producción de leche de sus pechos. También ahorra tiempo.

  • Dése masaje en los pechos antes de extraer la leche. Así ayudará a que la leche “baje”.

  • Comience con el tiraleche en una velocidad de extracción baja e increméntela a medida que se acostumbra a la sensación.

Cómo conservar la leche materna

Es mejor para su bebé darle leche materna fresca que se acabe de extraer. Sin embargo, a veces no es práctico. En ese caso, lo mejor es la leche materna congelada. Para conservar la leche materna:

  • Use recipientes estériles. Una enfermera de la UCIN puede proporcionárselos o decirle dónde obtenerlos.

  • Etiquete cada botella siguiendo las instrucciones de la enfermera. A menos que le indiquen de otro modo, debe escribir el nombre del bebé, la fecha y hora en que fue extraída la leche, si la leche es fresca o congelada. Enumere, además, los medicamentos que usted esté tomando.

  • No mezcle la leche de distintas sesiones de extracción a menos que se le indique.

  • Tenga siempre presente los lapsos de almacenamiento. La leche materna se mantiene cerca de 4 horas a temperatura ambiente. Refrigerada, dura 24 horas. Congelada, dura cerca de 3 meses. Una vez que se ha descongelado, se debe mantener refrigerada y usarse en un lapso de 24 horas.

Inicio de la lactancia materna

Antes de que su bebé esté listo para la lactancia materna, puede comenzar con una lactancia materna no nutritiva (de práctica). Esto significa colocarse al bebé en el pecho para que succione, sin pretender que coma. De este modo puede ayudar a su bebé a aprender a succionar. Ayuda a la digestión de su bebé. También puede ayudarle a crear un lazo de unión con su bebé. Además, puede ayudarle a evitar o superar la “aversión oral”—desagrado de que le introduzcan cosas en la boca. (Algunos bebés desarrollan la aversión oral porque han tenido tubos en la boca para administrarle alimento y aire.) Finalmente, su bebé deberá comenzar a tomar algo de leche en cada mamada. La cantidad de leche debe aumentar a medida que su bebé se hace más fuerte. Antes de ser dado de alta de la UCIN, las enfermeras verificarán cuánta leche toma su bebé cada vez que lo alimenta o confirmarán si ha aumentado de peso.

Consejos para sostener a su bebé mientras lo amamanta

  • Para darle un buen soporte, sostenga la cabeza del bebé con la mano y el cuerpo con la muñeca y el brazo.

  • Mantenga el cuerpo del bebé alineado con la cabeza y el cuello.

  • Siéntese en una posición cómoda, de manera de no quedar inclinada sobre el bebé. Acerque al bebé hacia el pecho, no el pecho hacia el bebé. 

  • Utilice almohadas u otros soportes para la espalda y brazos mientras sostiene a su bebé.

Posiciones para amamantar

Los bebés prematuros deben alimentarse en posiciones que brinden apoyo adicional al cuello y la espalda. Las  posiciones siguientes son las más seguras para amamantar a los bebés prematuros:

 

“Pelota de fútbol americano.” Coloque una almohada al lado del pecho que vaya a usar. Acueste al bebé sobre la almohada a la altura del pecho. Coloque la parte posterior de la cabeza del bebé en la palma de la mano. Use el antebrazo para sostener los hombros y la columna. Colóquese las piernas del bebé entre el brazo y el cuerpo. Si está amamantando gemelos, puede usar esta técnica para alimentar a ambos bebés a la vez.  

 

“Acunado cruzado.” Colóquese una almohada en el regazo y acueste a su bebé sobre el regazo a la altura del pecho. Sostenga la cabeza y cuello del bebé con la mano y el brazo contrarios al pecho que vaya a usar. Sujete la cabeza del bebé por debajo de las orejas, por la nuca. Use la otra mano para sujetarse el pecho.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.