Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Recuperación de la cirugía colorrectal

Una vez terminada la operación, lo llevarán a la sala de recuperación (denominada también “unidad de atención postanestésica” o PACU por sus iniciales en inglés); allí se le vigilará cuidadosamente la presión arterial, el pulso y la respiración. También le darán analgésicos (calmantes del dolor) para aliviar sus molestias. Cuando se haya recuperado de la anestesia, lo trasladarán a una habitación normal del hospital. Se vigilará estrechamente su estado clínico para garantizar que se está recuperando adecuadamente. Permanecerá en el hospital de 5–10  días o más.

Mujer que camina por el pasillo de un hospital con un soporte para vía intravenosa (IV) y con un proveedor de atención médica. Justo después de la operación

Si le pusieron una sonda urinaria, probablemente se la quitarán poco después de la operación. Le dejarán puesta la sonda intravenosa durante algunos días para administrarle líquidos, y usted seguirá recibiendo analgésicos. Poco después de la operación usted se levantará y caminará un poco para mejorar el flujo sanguíneo, prevenir la formación de coágulos y ayudar a restablecer el funcionamiento normal del intestino. También le darán ejercicios respiratorios para mantener despejados los pulmones.

Reanudación de la alimentación

No podrá comer ni beber nada hasta que el colon le empiece a funcionar de nuevo. Cuando esto ocurra, comenzará ingiriendo una dieta líquida; más adelante le darán alimentos sólidos, siguiendo las instrucciones de su médico.

La recuperación en su casa

Lo más probable es que tenga una visita de control con el médico 7–10 días después de haber salido del hospital. Podrá reanudar su rutina normal uno o dos meses después de la operación; quizás tarde unas 6 semanas o más recuperarse por completo. Mientras su cuerpo se recupera, tal vez se canse más fácilmente; también es probable que sienta el abdomen hinchado. Después de una operación intestinal, es común tener evacuaciones sueltas y más frecuentes; aunque esto puede mejorar con el tiempo, quizás no llegue a desaparecer del todo.

Reanudación de las actividades normales

La actividad física ayuda al cuerpo a recuperarse, pero usted debe protegerse las incisiones mientras cicatrizan. Siga estas pautas:

  • Camine tanto como desee.

  • No levante objetos pesados ni haga ejercicio enérgico hasta que su médico le dé permiso. Siga las instrucciones de su médico sobre cómo subir escaleras y bañarse.

  • Podrá manejar cuando haya dejado de tomar los analgésicos, lo cual sucede normalmente al cabo de 7–10 días.

Llame a su médico si tiene alguno

  • Fiebre de más de 101°F

  • Náuseas o vómito persistentes

  • Enrojecimiento, hinchazón o dolor extraños en la zona de la incisión

  • Estreñimiento o diarrea graves

  • Empeoramiento del dolor

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.