Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Las mujeres y la enfermedad cardíaca: Entienda los riesgos

Los factores de riesgo son hábitos y afecciones que aumentan las posibilidades de tener enfermedad cardíaca. Mientras más factores se tengan, mayor es el riesgo de ataque cardíaco y otros problemas. La mayoría de los factores de riesgo se pueden controlar para mejorar la salud del corazón. A continuación se incluyen algunos factores de riesgo.

Fumar

Fumar daña el revestimiento de los vasos sanguíneos y eleva la presión arterial. Las investigaciones han demostrado que las mujeres que fuman tienen un riesgo de infarto 6 veces mayor que las que no fuman. Este es el principal factor de riesgo entre los que se pueden modificar. Además, evite el humo de segunda mano (el humo de los productos de tabaco de otras personas).

La diabetes

La diabetes aumenta los niveles de azúcar en la sangre; el exceso de azúcar puede dañar los vasos sanguíneos si no se mantiene bajo control. Además, la diabetes aumenta la probabilidad de tener un infarto “silencioso”, es decir, un ataque cardíaco sin síntomas. Usted está en riesgo si su nivel de azúcar sanguíneo es mayor de 100 mg/dl.

Niveles dañinos de lípidos

Los lípidos son sustancias grasas presentes en la sangre. El colesterol LDL y los triglicéridos (que son lípidos dañinos) pueden acumularse en las paredes de las arterias y estrechar el conducto arterial. El colesterol HDL (un lípido beneficioso) ayuda a eliminar los lípidos dañinos. Usted está en riesgo si tiene:  el colesterol HDL en 50 mg/dL o más bajo; el colesterol LDL en 100 mg/dL o más alto, y los triglicéridos en 150 mg/dL o más alto.

La presión arterial alta

La presión arterial alta (o hipertensión) se produce cuando la sangre ejerce demasiada fuerza sobre las paredes arteriales al circular por las arterias; el exceso de presión daña el recubrimiento interno de los vasos sanguíneos. Usted está en riesgo si su presión arterial de 120/80 o mayor.

El sobrepeso

El exceso de peso aumenta el esfuerzo que tiene que hacer el corazón, lo cual eleva el riesgo de infarto. Además, el sobrepeso incrementa el riesgo de desarrollar diabetes. Tener el exceso de peso en la cintura o el abdomen es lo que más aumenta este riesgo. Usted está en riesgo si su BMI (siglas en inglés de “índice de masa corporal”) es  de 25 o mayor.

La falta de ejercicio

En ausencia de ejercicio regular, es más probable desarrollar otros factores de riesgo como el sobrepeso, la diabetes, la hipertensión y niveles dañinos de lípidos.

Las emociones negativas

Ciertas emociones negativas como el estrés y la rabia contenida se han vinculado a la enfermedad cardíaca. Con el tiempo, estas emociones pueden elevar el riesgo de enfermedad cardíaca. Ciertas emociones como la ansiedad o la depresión pueden empeorar la enfermedad cardíaca en personas que ya la tienen.

El síndrome metabólico

El síndrome metabólico eleva drásticamente el riesgo de enfermedad cardíaca, ataque cerebral y diabetes. Este síndrome surge cuando se combinan tres o más de los siguientes factores de riesgo: colesterol HDL bajo; triglicéridos elevados; hipertensión; altos niveles de azúcar en la sangre, y exceso de peso en la cintura.

Riesgos que no se pueden cambiar

Hay unos cuantos factores de riesgo que aumentan la posibilidad de tener enfermedad cardíaca pero no se pueden controlar:

  • Antecedentes familiares.  Su riesgo de tener un infarto es más elevado si su mamá o su hermana tuvieron problemas del corazón antes de llegar a los 65 años o, en el caso de su papá o su hermano, antes de cumplir los 55 años.

  • La edad.  El riesgo de tener enfermedad cardíaca aumenta con la edad.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.