Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta: Cómo lavar el catéter de nutrición parenteral total

Usted ha sido enviado a casa con un programa de nutrición parenteral total (TPN, por sus siglas en inglés). TPN es una manera de obtener nutrición a través de un tubo (llamado catéter) puesto en su vena.  La solución TPN contiene vitaminas, minerales y energía que usted obtendría normalmente comiendo sus alimentos. El médico decidirá si usted puede o no comer alimentos a la vez que está con este programa de TPN.

Usted necesitará cuidar su catéter para que no se atasque. Esto se logra lavando el catéter con la solución salina.  Dependiendo del tipo de catéter que tenga, podría también necesitar lavar el catéter con un medicamento llamado heparina después de lavarlo con la solución salina.

Usted colaborará de cerca con un(a) enfermero(a) hasta que sienta que puede cuidar de su catéter y administrarse la TPN.

Esta hoja describe el procedimiento para lavar su catéter. Contiene recordatorios e indicaciones sobre lo que usted necesitará hacer diariamente.  Pida al médico o a la enfermera más información sobre el cuidado de su catéter, el uso de técnicas de esterilización, y el enjuagado de su catéter. Existen hojas de instrucción adicional disponibles como guías.

Cuidados en la casa

  • Infórmese de si su catéter es de punta abierta o punta cerrada.

    • El catéter de punta abierta se debe lavar con solución salina antes de empezar la administración de TPN, y  limpiar con heparina y solución salina al terminar la alimentación.

    • El catéter de punta cerrada se debe lavar con solución salina antes y después de la alimentación.

  • Lávese las manos antes de tocar sus materiales:

    • Abra la llave.

    • Mójese las manos y las muñecas.

    • Use jabón líquido. Haga mucha espuma.

    • Frótese bien las manos.

    • Enjuáguese las manos con los dedos apuntando hacia abajo.

    • Séquese las manos con un trapo limpio o una toalla de papel. Use esta toalla para cerrar la llave.

    • Recuerde que después de lavarse las manos no debe tocar nada fuera de sus materiales. Se debe lavar las manos de nuevo si acaso toca algo más como los muebles o su ropa.

  • Reúna sus materiales:

    • Lavado con solución salina:

      • Aguja de calibre 25, y jeringa de 10 ml

      • Frasco de solución salina de 10 ml

      • 3 palillos de hisopo con povidona yodada

      • 3 gasas con alcohol

    • Lavado con heparina (si es necesario):

      • Heparina en la cantidad recetada

      • Aguja de calibre 25 y jeringa de 10 ml

      • 3 palillos de hisopo con povidona yodada

      • 3 gasas con alcohol

    • Bote de basura

    • Recipiente a prueba de pinchazos para tirar la jeringa y la aguja (se puede usar un frasco de vidrio con buena tapadera).

  • Limpie su área de trabajo:

    • Limpie las superficies lavables con agua y jabón y séquelas con una toalla limpia o una toalla de papel.

    • Limpie las superficies que no son lavables (como tela o madera) para que queden sin polvo. Extienda un trapo limpio o toalla de papel sobre la superficie donde va a trabajar.

    • No tosa ni estornude sobre el lugar donde va a trabajar.

    • No deje que se acerquen los niños ni las mascotas al lugar donde está trabajando.

  • Ponga sus materiales en la superficie de trabajo limpia y seca.

  • Lávese las manos otra vez siguiendo los pasos ya indicados.

  • Prepare la jeringa o jeringas:

    • Limpie la tapa de goma con una gasa con alcohol.

    • Ponga la aguja en la jeringa, cuidando de no tocar la abertura de abajo de la aguja ni la punta de la jeringa.

    • Quítele el capuchón a la aguja.

    • Llene la jeringa con 10 ml de aire para la limpieza con solución salina.

      • Si también va a usar heparina tome otra jeringa más.

      • Llene la segunda jeringa con igual cantidad de aire a la cantidad de heparina recetada para la limpieza.

    • Meta la aguja atravesando la tapa de goma del frasco de solución salina. Inyecte un poco de aire en el frasco.

    • Con la aguja todavía adentio, voltee el frasco boca abajo.

    • Jale el cilindro de la jeringa para sacar 10 ml de solución salina.

    • Asegúrese de que la aguja permanezca por debajo del nivel del líquido.

    • Revise si contiene burbujas de aire. Mantenga la jeringa recta y déle golpecitos con los nudillos de sus dedos. Las burbujas de aire subirán hacia la parte superior de la jeringa.

    • Empuje el cilindro para sacar el aire y el líquido sobrante de la jeringa. La línea negra de la pieza de hule unida al cilindro de la jeringa debe estar en la línea junto al número 10 (ml) para la solución salina.

    • Saque la aguja del frasco.

    • Si también se requiere heparina, use la segunda jeringa, siguiendo los pasos ya indicados y llénela según la dosis recetada. Asegúrese de sacarle las burbujas de aire.

    • Póngale el capuchón a la aguja.

    • Tenga cuidado de no pincharse con la aguja.

    • Ponga la jeringa en el área de trabajo.

    • Limpie la tapadera de inyecciones de su catéter con 3 palillos de povidona yodada. Déjela secar completamente. Continúe la limpieza con la gasa con alcohol. Una vez más, déjela secar completamente.

    • Afiance la jeringa a la entrada de inyecciones según le enseñó el personal médico.

      • Quite la abrazadera del tubo antes de intentar inyectar la solución.

      • Empuje el cilindro de la jeringa lentamente para que pase la solución salina por la abertura.

      • No siga inyectando solución si ve que hay resistencia.

      • Vuelva a apretar la abrazadera cuando termine.

    • Tire la aguja y la jeringa en el recipiente a prueba de pinchazos.

      • Lleve el recipiente lleno a la clínica u hospital donde dispondrán de él de la manera apropiada.

    • No vuelva a tapar la aguja después de haberla usado.

    • Deseche cualquier otro material en el bote de basura.

Visitas de control

  • Una enfermera le visitará en casa para vigilar su cuidado.

  • Programe una visita de control según le indique el personal médico.

Cuándo debe llamar al médico

Llame al médico inmediatamente si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Sed

  • Náuseas

  • Vómito

  • Debilidad o temblores

  • Sudores

  • Dolor de cabeza

  • Palpitaciones aceleradas del corazón

  • Desmayos o sensación de desmayo

  • Pérdida o aumento repentino de peso (más de 2 libras en 24 horas)

  • Escalofríos temblorosos

  • Fiebre de más de 100.5ºF

  • Enrojecimiento, hinchazón o calor en el sitio de inserción

  • Secreción o pus en el sitio de inserción

  • Dificultades para respirar

  • Dolor en el pecho

  • Un catéter que no se pueda limpiar

  • Sangrado alrededor del sitio de la inserción

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.