Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta: Cómo cuidar el yeso removible de su hijo

Su hijo se va a su casa con un yeso removible (algunas veces recibe el nombre de entablillado).  El yeso ayudará a que el cuerpo de su hijo sane manteniendo en su lugar las articulaciones o huesos lesionados.  Un yeso dañado puede impedir que la lesión sane bien. Cuide muy bien el yeso de su hijo.  Si el yeso se daña, es posible que tenga que ser reemplazado.

Su hijo se ha roto el hueso____________.  Este hueso está ubicado en el/la __________________.

Cuidados en la casa

  • Asegúrese que su hijo use el yeso removible según las instrucciones del médico.

  • Limpie el yeso removible con jabón y agua tibia y frótelo con un cepillo pequeño.

  • Frote el interior del yeso removible con una toallita impregnada en alcohol para reducir el olor y las bacterias.

  • Lave las correas de Velcro y la manga interior de tela (tejido elástico) con agua jabonosa y déjelas secar al aire.

  • Mantenga al yeso removible alejado del fuego abierto.

  • No exponga el yeso removible al calor, calentadores eléctricos o a la luz solar en forma prolongada. El calor excesivo puede causar que el yeso removible cambie de forma.

  • No corte o rompa el yeso. 

  • Anime a su hijo a hacer ejercicios con todas las articulaciones adyacentes que no estén inmovilizadas por el yeso. Si su hijo tiene un yeso largo en la pierna, ayúdelo a hacer ejercicios con la articulación de la cadera y los dedos de los pies. Si su hijo tiene un yeso o entablillado en el brazo, anímelo a hacer ejercicios con el hombro, el codo, el pulgar y los demás dedos de la mano.

  • Eleve la parte del cuerpo que está en el yeso. Esto ayuda a reducir la hinchazón.

Visitas de control

  • Programe una visita de control según le indique el personal médico.

Cuándo debe llamar a su médico

Llame a su médico de inmediato si nota que su hijo presenta cualquiera de estos síntomas:

  • Hormigueo o entumecimiento en el área afectada

  • Dolor severo que no se puede aliviar con los medicamentos

  • El yeso le queda demasiado apretado o suelto

  • Hinchazón, frío o coloración azul-grisácea en los dedos de la mano o el pie

  • El yeso está dañado, agrietado o tiene bordes ásperos que le fastidian

  • Llagas por presión o marcas rojas que no desaparecen dentro de 1 hora de retirado el entablillado

  • Ampollas

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.