Instrucciones de alta para usar la pluma inyectora - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta para usar la pluma inyectora

Su médico le ha recetado un medicamento que usted mismo se puede administrar, usando la pluma inyectora. Dos medicamentos que comúnmente se aplican con la pluma inyectora son la insulina y la heparina. Las plumas inyectoras son populares porque son fáciles de usar y muchas personas prefieren la apariencia de la pluma a la de la jeringa. Hay dos tipos de plumas: la desechable y la no desechable.

Las plumas desechables contienen cierta cantidad de medicamento. Después de inyectarse el medicamento, la pluma se desecha. Con las plumas no desechables hay que reemplazar el cartucho de medicamento cuando está vacío.

Los dos tipos de pluma requieren una aguja para pluma que se atornilla a la punta de la pluma antes de inyectarse. Existen varios tamaños de agujas para plumas.

Cuidados en la casa

  • Junte sus materiales:

    • Gasas con alcohol

    • Pluma inyectora

    • Cartucho, si su pluma no es desechable

    • Un envase a prueba de perforaciones para las agujas y plumas desechables usadas (se puede usar un frasco de vidrio con tapadera segura).

  • Lávese las manos.

  • Prepare su pluma:

    • Quítele la tapadera a la pluma.

    • Asegúrese de que el medicamento sea el que su médico le ha recetado, que no se haya vencido, y que tenga su color y consistencia normal. Si su medicina no parece normal, no la use. Use un cartucho nuevo o una nueva pluma desechable.

  • Póngale una aguja a la pluma. Siga las instrucciones en el paquete para poner la aguja a la pluma. Si usted usa una pluma no desechable no deje la aguja en la pluma cuando no esté en uso.

  • Mezcle el medicamento frotando la pluma entre sus palmas.

  • Asegúrese de que su pluma esté funcionando bien con la prueba del "tiro al aire" antes de inyectarse el medicamento:

    • Programe su pluma para que dispare 2 o 3 unidades de medicamento.

    • Sujete la pluma como si fuera un lápiz, con la aguja apuntando hacia arriba.

    • Déle varios golpecitos a la pluma para que suban las burbujas de aire a la parte superior del cartucho.

    • Oprima firmemente el botón de inyectar para disparar un poco de medicamento al aire. Si su pluma está funcionando bien notará que salen varias gotitas de medicamento de la aguja. Si no sale nada, trate otro "tiro al aire". Si aún no sale nada de la aguja, puede ser que el contenido de la medicina se haya agotado o que la aguja no esté conectada correctamente. Lea de nuevo las instrucciones que vienen con el paquete para resolver problemas.

  • Programe su dosis. Programe la pluma para que le administre la cantidad de insulina que usted necesita. Escuchará un "clic" cuando le de vuelta al indicador. Su pluma está cargada y lista para usar.

  • Inyéctese el medicamento:

    • Escoja un sitio para inyectarse. Los sitios más comunes son: el abdomen, la parte superior de los brazos, los muslos y las nalgas. No escoja un sitio cerca de un lunar o de una cicatriz, o que esté a menos de 2 pulgadas de su ombligo.

    • Asegúrese de que el sitio esté limpio. Límpielo con una gasa de alcohol. Déjelo secar.

    • Apriete entre sus dedos la piel del sitio que ha escogido. Sujétela firmemente con una mano.

    • Con la otra mano tome su pluma inyectora como un lápiz.

    • Inserte la aguja directamente en la piel que aprieta con la otra mano (como a un ángulo de 90 grados). Los adultos muy delgados o los niños se deben inyectar a un ángulo de 45 grados.

    • Asegúrese de que la aguja penetre hasta los tejidos grasos (adiposos) debajo de la piel.

    • Oprima el botón de inyectar. La inyección debe tomar algunos segundos, a menos que usted use una dosis muy pequeña.

    • Suelte la piel y saque la aguja de la piel.

  • Si usted usa una pluma no desechable, quite la aguja desenroscándola.

  • Tire las agujas usadas o plumas desechables en el recipiente seguro.

    • Lleve el recipiente lleno a la clínica u hospital donde dispondrán de él de la manera apropiada.

Visitas de control

  • Programe una visita de control según le indique el personal médico.

Cuándo debe llamar al médico

Llame al médico inmediatamente si usted presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Problemas que le impidan inyectarse

  • Sangrado en el sitio de la inyección por más de 10 minutos

  • Dolor persistente en el sitio de la inyección

  • Inyección accidental o equivocada

    • Inyección en un sitio equivocado

    • Inyección de demasiado medicamento

  • Sarpullido en el sitio de la inyección

  • Fiebre de más de 100.0ºF

  • Enrojecimiento, calor, hinchazón o secreción en el sitio de la inyección

  • Señales de reacción alérgica (dificultad para respirar, urticaria, sarpullido)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.