Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta: Enjuague su línea central

Se está yendo a casa con una línea central colocada. También se llama catéter venoso central (CVAD). Esa línea es un tubo blando y pequeño que tiene colocado en una vena que va hasta su corazón. Esta línea permanecerá colocada hasta tanto usted deje de necesitarla. Luego, la sacarán. Se usa para introducir medicamentos o nutrición en su cuerpo. También se puede usar para extraer sangre. Para mantener la línea central limpia y evitar que se formen coágulos de sangre que bloqueen el catéter, debe enjuagarlo con regularidad. Para eso, usará una jeringa e inyectará una solución por el tapón del punto de inyección del catéter. Esta hoja le explica cómo hacerlo.

Prevenga la infección con una buena higiene de sus manos

Una línea central puede hacer que entren gérmenes en su cuerpo, lo cual puede causar infecciones graves que, incluso, podrían poner en peligro su vida. Para prevenir las infecciones, es muy importante que usted, las personas que le cuidan y las demás personas que estén a su alrededor tengan siempre las manos bien limpias. Esto significa que debe lavarse muy bien las manos con agua y jabón, y limpiarlas con un gel para manos con base de alcohol, según le indiquen. No toque nunca la línea central ni la venda o apósito sin haberse limpiado o lavado las manos primero.

Para lavarse las manos con agua y jabón:

  • Humedezca sus manos con agua tibia. (Evite el agua caliente, porque eso puede irritarle la piel si se lava las manos con frecuencia).

  • Coloque jabón suficiente como para cubrir toda la superficie de sus manos, incluidos sus dedos.

  • Restriegue sus manos con fuerza durante al menos 15 segundos. Limpie bien tanto el frente como la parte posterior de cada mano hasta la muñeca, los dedos y las uñas, entre los dedos y cada pulgar.

  • Enjuague sus manos con agua tibia.

  • Séquese bien las manos con una toalla de papel nueva (sin uso). No use una toalla de tela ni ningún otro tipo de toalla reutilizable, porque podrían tener gérmenes.

  • Use la toalla de papel para cerrar el grifo y luego deséchela. Si se encuentra en un cuarto de baño, use también una toalla de papel para abrir la puerta, así evitará tocar el picaporte.

Si no tiene acceso a agua y jabón: Use un gel con base de alcohol para limpiarse las manos. Este gel tiene que tener al menos 60% de alcohol. Siga las instrucciones escritas en el envase. Su equipo de atención médica puede responder las preguntas que tenga sobre cuándo usar gel para manos, o cuándo es mejor lavarse con agua y jabón.

Cuándo debe enjuagar la línea central

  • Enjuáguela al menos una vez cada 12 horas, o según le haya indicado su equipo de atención médica.

  • Enjuague la línea central antes y después de colocar medicamentos en la línea.

  • Siga todas las instrucciones especiales que le haya dado su equipo de atención médica.

Prevenga las infecciones al enjuagar la línea central

Para enjuagar la línea central, debe tomar el extremo del catéter (lumen) e inyectar solución en él. Dado que la línea central es una vía directa hasta su sangre, las probabilidades de que tenga un infección son altas. Por lo tanto, deberá tener mucho cuidado y mantener limpios el área de trabajo y los suministros que usa. Le será de ayuda seguir los pasos que se indican en esta hoja. También es posible que su equipo de atención médica le dé instrucciones específicas.

Suministros para enjuagar la línea central

A continuación, verá una lista de suministros. Su equipo de atención médica le dará una lista de marcas y elementos específicos para que use. También es posible que le den un kit con todo lo que necesita. Sus suministros pueden incluir:

  • Enjuague salino (una solución que limpia la línea central) y/o enjuague de heparina (un medicamento que previene los coágulos sanguíneos). Suelen venir en jeringas pre-llenadas.

  • Productos desinfectantes (por ejemplo, toallitas con clorhexidina) para limpiar la parte superior del catéter.

  • Bolsas plásticas para desechar los suministros después del enjuague.

Enjuague el catéter

Paso 1: Lávese las manos

Lávese bien las manos con agua y jabón. Emplee el método descrito antes.

Paso 2: Prepare su área de trabajo

  • Elija un lugar que tenga una superficie plana y firme donde pueda colocar fácilmente los suministros. Puede ser una mesa o un escritorio. No use el baño porque allí hay demasiados gérmenes.

  • Aleje a los niños y las mascotas del área donde va a trabajar. Manténgalos alejados hasta tanto haya terminado con el enjuague.

  • Limpie las superficies lavables con agua y jabón. Séquelas con una toalla de papel limpia y nueva (sin uso). Luego, deseche la toalla de papel.

  • Distribuya toallas de papel limpias, sin uso, sobre su superficie de trabajo. Use tantas como necesite para cubrir toda la superficie.

  • Si siente deseos de toser o estornudar, aléjese primero de su área de trabajo.

Paso 3: Distribuya sus suministros

  • Lávese las manos con agua y jabón, o límpielas con gel para manos. Hágalo antes de colocar los suministros sobre el área de trabajo.

  • Después de limpiarse las manos, sólo toque los suministros. Si toca cualquier otra cosa, por ejemplo, un mueble o su ropa, vuelva a limpiarse las manos. Esto es muy importante para evitar una infección.

  • Coloque sus suministros sobre la superficie de trabajo limpia y seca. Distribúyalos según el orden en que los usará.

  • Probablemente, usará jeringas pre-preparadas que contienen solución salina o heparina. Si no emplea estas jeringas, pida a su equipo de atención médica que le dé instrucciones.

  • Por ahora, mantenga las jeringas tapadas. Eso ayuda a mantener las puntas estériles (libres de gérmenes).

Paso 4: Enjuague el catéter

  • Limpie el tapón del punto de inyección del catéter usando un desinfectante u otros suministros, tal como le haya indicado su equipo de atención médica. Restriegue la parte superior, la punta (incluidos los bordes roscados) y los lados durante 10 a 15 segundos. Luego, espere a que el tapón seque completamente (hasta unos 30 segundos). Siga todas las instrucciones específicas que le haya dado su proveedor.

  • Una vez que haya limpiado el tapón del punto de inyección, no lo toque. En cambio, sostenga firmemente el extremo final del catéter (lumen). Asegúrese de que el tapón que limpió no toque nada. Si eso sucediese, podría hacer que entraran gérmenes a su cuerpo fácilmente.

  • Destape la jeringa y quítele las burbujas de aire, tal como le indicó su equipo de atención médica. Si va a enjuagar el catéter por separado con solución salina y con heparina, use primero la solución salina.

  • Si el tubo que se encuentra encima del tapón del punto de inyección está sujeto con una abrazadera, quítela ahora.

  • Coloque la jeringa en el tapón del punto de inyección y gírela para asegurarla.

  • Saque hacia atrás el émbolo de la jeringa y espere a que entre sangre en el catéter. Éste es un signo de que el catéter está funcionando correctamente. Si no ve que entre sangre en el catéter, deténgase y llame a su equipo de atención médica de inmediato. (Importante: Por cada lumen, sólo revise si entra sangre en el enjuague inicial. Si está inyectando medicamento y, luego, vuelve a enjuagar el catéter, no necesita comprobar si entra sangre antes del segundo enjuague.)

  • Empuje el émbolo lentamente para que la solución entre en el catéter. Debería resultarle fácil empujar el émbolo. Si siente resistencia, no lo fuerce. Compruebe que la jeringa esté insertada (y girada) en el tapón del punto de inyección, y que el tubo que está encima del tapón no esté sujeto o apretado con nada. Si aun así sigue sintiendo resistencia, deténgase y llame a su proveedor de atención médica.

  • Repita el proceso para cada lumen. Emplee una jeringa nueva cada vez. Es posible que tenga hasta 3 lúmenes.

  • Después de inyectar la solución, vuelva a sujetar el tubo con la abrazadera (si antes la tenía). Su equipo de atención médica puede darle instrucciones específicas sobre esto.

  • Si también va a enjuagar el catéter con heparina, repita todo el paso 4 empleando el enjuague de heparina.

Paso 5: Deseche los suministros usados

  • Después de usar una jeringa, deséchela tal como le haya indicada su equipo de atención médica.

  • Para desechar los demás suministros usados, emplee una bolsa plástica, y colóquela en la basura.

  • Lávese bien las manos con agua y jabón.

Seguimiento

Una enfermera de cuidados domiciliarios, u otro tipo de enfermera, hará un seguimiento de su progreso. Comuníquese con esta persona si tiene alguna pregunta sobre el proceso de enjuague. Haga una cita de control, según le indique nuestro personal médico.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de inmediato si nota alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor o ardor en el hombro, pecho, espalda, brazo o pierna

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más

  • Escalofríos

  • Signos de infección en el lugar donde está el catéter (dolor, enrojecimiento, supuración, ardor o picazón)

  • Si nota goteo o supuración en el lugar donde está insertado el catéter

  • Tos, silbidos o falta de aire

  • Latidos irregulares o más rápidos que lo normal

  • Rigidez en los músculos o dificultad para moverse

  • Ruidos de gorgoteo que provienen del catéter

  • Problemas al enjuagar el catéter

  • El catéter se ha salido, se rompió, se agrietó, pierde o tiene algún otro daño

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.